Lunes, 24 Junio 2024
Buscar
Nubes dispersas
27 °C
El tiempo HOY

Soria

TRIBUNA / Elecciones sanjuaneras

Mario González valora en este artículo de opinión los debates electorales televisivos en Soria y los males que arrastra el gobierno municipal de Carlos Martínez que hace lo contrario de lo que defiende en sus sloganes. 

TRIBUNA / Elecciones sanjuaneras

En otra parte de esta España Abandonada, en Teruel, ‘Teruel Existe’ se presenta donde puede –en Huesca y Zaragoza lo hace bajo la marca ‘Aragón Existe’- para sumar votos y voluntades con los que alcanzar la trinidad política de estar, a la vez, en el Estado, la Comunidad y los Ayuntamientos –luego ya veremos para qué- y poder así jugarle de tú a tú a la PPSOE que controla esos tres centros de poder.

Sin embargo, en Soria, la ilógica o incentivada deserción de ‘Soria ¡CasiYa!’ de las Municipales del próximo 28-M y, por ende, de los próximos cuatro años de política local, ha dejado expedito el terreno político para que esa PPSOE nos garantice, a todos los sorianos, otros cuatro años de inanidad, de adoquines, de impuestos altos, de gastos superfluos, de abusos urbanísticos… y de las cacicadas de toda la vida. 

El resto están en campaña que, como siempre, resulta divertidísima, con obras por doquier, promesas electorales de toda laya, ocurrencias para todos los gustos y reclamaciones carpetovetónicas.

Si nos lo tomáramos en serio, algunas de estas cosas dolerían, pero como no lo hacemos, disfrutamos de esta especie de ‘política sanjuanera’ que ha traído la PPSOE a Soria y que se parece a ese bombero torero que nos acaban de prohibir, seguramente para evitar este tipo de comparaciones.

El debate central en La 8 fue provinciano y ramplón, empezando por el formato, copiado del de Campo Vidal en Antena3 –recuérdenme que comentemos lo del ‘antenicidio’-, y terminando porque dejaron fuera de juego a los partidos que están fuera de la órbita de esa plomiza PPSOE que gobierna Soria desde que llegara esta falsa democracia que tenemos.

El resultado ya lo conocen: una Soria cada vez más raquítica y llamada a desaparecer, a pesar de que nos vendan todo lo contrario. Insidiosamente dejaron sin imagen y sin voz a Vox, a Juntos por España y a Izquierda Unida (IU), para ayudar a la PPSOE a perpetuarse en el poder municipal una vez neutralizada la opción realmente peligrosa: la de ‘Soria ¡CasiYa!’.

Más que a nadie, les interesaba dejar en el banquillo al ‘ciudadano García’ –Enrique García, de IU- que, de un tiempo a esta parte, es el único que se atreve a cantarle las verdades del barquero a Carlos Martínez allí donde se tercie, así que se cuidan de no invitarle a casi ningún sitio. 

En el fondo, todo estaba -y está- preparado para el lucimiento del actual alcalde –trampa que curiosamente aceptan el resto de candidatos oficiales- logrando el efecto deseado: victoria por goleada de un Carlos Martínez que, a pesar de que su currículo cabe en un post-it, se merendó con oficio a quienes le pusieron delante, bastándole el uso de los principios políticos de no responder jamás a una pregunta y de reponer, una y otra vez, el discurso preparado, para pasar por encima de sus contrincantes y de sus tibias críticas, confirmando eso de que el PP en Soria, desde hace años, no hace oposición y reduciendo estos comicios a si caerá, o no, una cuarta mayoría absoluta que, sin duda, sería nefasta para Soria.

Y es cierto, Carlos Martínez podría perfectamente presentarse por el PP y nadie notaría la diferencia. La política de la PPSOE en Soria tiene como denominador común que lo que realmente cuenta para tomar las decisiones que se toman sucede en los márgenes, fuera de los focos, y, por eso mismo, esa mayoría absoluta resultaría muy dañina para el interés general. No se engañen, el único que vive mejor en Soria –aunque no viva-, desde el 2007, es Carlos Martínez. El resto que sí vivimos en Soria, vivimos peor.
 
Por todo esto, las Municipales 2023, en Soria, se plantean como una especie de ‘elecciones sanjuaneras’ donde el sí a Carlos Martínez se da por supuesto sin reparar en que el efecto de sus crecientes cacicadas no durarán cinco días, sino mil cuatrocientos sesenta días en los que la ciudad y la provincia seguirán perdiendo calidad de vida mientras tratan de imitar a otras ciudades más grandes con las que entonces nunca podremos competir y, por eso, a Soria no llega nada al margen de las de las migajas públicas que se presentan justo antes de las elecciones para provocar una repetición en el voto que a mí, personalmente, no me cabe en la cabeza.

Claman por la fiscalidad diferenciada, pero Carlos Martínez no para de subir los impuestos y las tasas. Claman por la movilidad, pero Carlos Martínez mantiene la ciudad dividida en dos y no para de adoquinarla. Claman por los espacios naturales, pero Carlos Martínez está empeñado en edificar en el Cerro de los Moros… Así que, ¡si quieres destruir Soria, no lo dudes: vota por la PPSOE! Empero si tienes cualquier otro interés, vota por cualquiera del resto. No es la solución definitiva, pero funcionará. ¡Salud para cumplir! 

Fdo. Mario González Casado. Abogado. Mautiko Abogados.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección: Soria

Id propio: 71382

Id del padre: 9

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia