Viernes, 12 de Agosto de 2022
Buscar
Despejado
32 °C
El tiempo HOY

Provincia

TRIBUNA / Chuletas de Vinuesa y deshabitada Soria

Saturio Hernández de Marco incide en este artículo de opinión en la despoblación que sufre la provincia, tras muchos años de propuestas y "ocurrencias", e insiste en que la única manera de dar vida al territorio es generar actividad empresarial.

TRIBUNA / Chuletas de Vinuesa y deshabitada Soria

TRIBUNA / Chuletas de Vinuesa y deshabitada Soria

El otro día me regalaron dos enormes ejemplares, como el que aquí figura, de chuletas de Vinuesa. Y aparte del agradecimiento evidente, sí ha de reflejarse un comentario de la disminución de los efectos de las cosas, y de las poblaciones en los Pueblos.

Es decir, es el tema recurrente, hoy habitual, pero que siempre lleva o debe llevar a tratar de paliar, si es posible ese vaciamiento y esa deslocalización de todo, y lleva a la existencia de unos pueblos con preciosas casas, que cada día se visitan menos, se vive fuera, y se quieren vender, y por la venta piden -por pedir- hasta 500.000 euros, o más. No es que no las valgan, es difícil encontrar que alguien pague lo que esas casas valen.

Porque se puede hablar de energía nuclear, de minerales de tierras raras, de big data, de industria de cartonaje, de flores, de granjas mediano-pequeñas de ganadería, se puede subvencionar las ferias comerciales, pero lo que sea y todo a la vez ha de servir para asentar población.

Magníficos anuncios sobre leche, cooperativa de gran raigambre, sobre ganaderos y crianza de animales para el consumo, son tradicionales los pastos de los montes de Vinuesa, El Royo, Salduero, Molinos, Covaleda y Duruelo de la Sierra, Sotillo del Rincon, El Royo, Almarza, Valdeavellano de Tera, Arguijo y otros más que es innecesario citar, deberían llevar a no quedarse sólo en eso, anuncios de corto alcance.

Y difícil es, muy difícil, ver la extensión y expansión de esos productos, porque sólo la venta o comercialización cercana se ha de estimar, claramente, insuficiente.

Y claramente insuficiente por el vaciamiento y despoblación creciente de la zona, de toda la provincia, de toda la comunidad, y eso no está teniendo vía de solución o contención; todos los años hay menos personas.

Un ejemplo lo encontramos en la “escuelita de verano de Sotillo del Rincón”, El Mirón 30-7-2022, pues siendo una iniciativa muy positiva, se ha de entender que lo serían más si se abrieran a otros niños/as de otros municipio, y de otras provincias lo que se puede hacer por anuncio o propaganda en Internet; quizá el primer año sin  éxito, pero cuando se conozca, el efecto puede ser muy positivo, sino se queda en una actividad diminuta.

Y eso es, reiteramos, insuficiente, pues los gastos, los sueldos y salarios de todos los intervinientes, con la subida vertiginosa de todo elemento que confluyen en el producto y su puesta en mercado hace que la venta requiera extenderse a todos los sectores, y ninguno es desechable y/o desdeñable.

No parece de recibo que no haya deseo de vender más y más, porque no se llega, cuando hoy cualquier producto va de una punta a otra punta de la península con las mejores garantías de seguridad y de consumo definitivo.

Esas chuletas que tardaron tres días en que me llegaran, como vinieron con bolsa apropiada de frío, se entregaron en las mejores condiciones.

Ese hecho, y ese dato sí es desdeñable en numerosas ocasiones por lo que tienen que hacer esa venta, pues pueden considerar que es demasiado trabajo, para tan poca ganancia.

Cuál es el sistema de asentamiento de la población, pues es difícil responder a eso, ya que las iniciativas o son diminuta en sus efectos, o más bien nulas, hay sólo ocasiones de un cierto efecto beneficioso, pero que cuesta lo inenarrable mantenerlo en el tiempo y consolidarlo.

Si hemos empezado por las chuletas de Vinuesa es porque representan lo mejor de una tierra que, como no le demos vueltas y vueltas, se van diluyendo en la nada, porque ni habrá ganado, ni habrá gente a la que vender, porque todos se habrán ido de los municipios.

Está el comentario siendo especialmente muy gris, pero es lo que se ve, y a esos efectos el mantener viva la situación, exige, por parte de todos, un cierto compromiso que, si lleva rentabilidad, o se le ve en el tiempo y no signifique pérdida de todo, [-entre otras razones porque las previsiones que eran favorables, de inicio, y no se cumplen deben llevar, parece a un parón de lo que se ve, por el tiempo que no sale, ni es rentable-], será positivo.

Pero es que si desgranáramos el dineral que se ha ido en perspectivas y ocurrencias, nos quedaríamos cortos, seguros que se nos olvida algo, y en todo caso, si se considerara que eso había estado bien gastado, podría pensarse, lo que es cierto, y los hechos lo dicen es que en general no hay aumento de población, salvo en contados sitios, pero que no repercuten o no restringen la disminución constante y sin paliativo de la población provincial o de la capital.

Pero en tesis positiva, en ideas de presuposición para la generalidad, como condiciones a desarrollar, algo debe llevar exponer; no parece que se pueda o deba decir que la cocina de la trufa o de las setas deja de estar presente en Madrid, porque la falta de presencia desde hace unas semanas, no es por mala calidad, ni mucho menos, es quizá por el incremento de renta al doble de lo que se pagaba, de unos 3.500 euros a unos 7.000 euros más o menos; con seis o siete personas de qué va a salir adelante un negocio con esos gastos ya iniciales, sin contar con impuestos, suministros, pagos proveedores y demás elementos.

Pero dicho eso, y defendiendo si necesitaran defensa que no la necesitan, a los que hacen su vida fuera, recordando su antaño y su conexión, pero que, por razones sobrevenidas, se superan y tiene que volver a repensarse el quehacer cotidiano.

Y repensarse es poner los criterios de seguir funcionando con mejores mimbres que los hasta ahora existentes.

Esto que significa: para mi punto de vista, no el de esas asociaciones de todo pelaje en el ambiente, que piden casas “más bajitas”, como culmen de un “ímprobo estudio de una modificación de Plan”, pero no se les ocurre bajar o proponer que se baje o disminuya la edificabilidad, todo ello debidamente motivado, y no se les ocurre aclarar de dónde van a obtener una financiación de más de 19.000.000 euros, sin tener planeamiento de desarrollo de ningún tipo.

Por eso la situación debe llevar a expandir lo que hay por vía de Internet y anuncios, y muy buenos anuncios hay de empresas sorianas, sean de ganadería, sean de leche o de cartonaje.

Pero faltan muchas y a esos efectos, sean empresas, sean personas físicas empresas, como cocineros, con gran renombre, alguno hace por ejemplo unas migas extraordinarias, o unos huevos fritos con fondo de patatas a lo pobre y rayado de trufa, caso de restaurante de Medinaceli, y otros más supuestos que no podemos referenciar por su extensión, pero que están ahí y que sirve, o pueden, quizá, servir de extensión y de conocimiento fuera de su ámbito, porque ello, seguramente, es ampliar el negocio.

Fdo.: Saturio Hernández de Marco

 

 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: provincia

Subsección: provincia

Id propio: 63168

Id del padre: 10

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política