Domingo, 11 de Abril de 2021
Buscar
Despejado
7 °C
El tiempo HOY

politica

TRIBUNA/ Gravísimo ataque al centro del Estado

Amalio de Marichalar analiza en este artículo de opinión los que califica como gravísimos hechos políticos sucedidos esta semana, como los vilipendios e  insultos, y la mínima falta de respeto en el Congreso de los Diputados por parte de un miembro del Gobierno a SM el Rey.  Así mismo apela a los principios  más elementales, por ser un hecho que debiera estar prohibido, el pretendido pacto del CGPJ. 

TRIBUNA/ Gravísimo ataque al centro del Estado

TRIBUNA/ Gravísimo ataque al centro del Estado

Es muy sorprendente que en democracia un día sí y otro también los sobresaltos se multipliquen todos los días y cada día se den más tumbos sin reconocerlos y superponiéndose los problemas para hacer olvidar los gravísimos que se producen el día anterior y también no abordar las urgencias tan necesarias que requiere España .

La semana anterior, desde el Gobierno, no sólo no cortar, sino mirar a otro lado y terminales del socio de Gobierno - es decir consentido desde el propio Gobierno -, azuzar disturbios graves en España. El presidente del Gobierno tardar tres días en denunciar la situación, aunque no condenar a los autores y no proteger a la policia y a todos los agredidos, personas y comercios,  y después seguir los disturbios en Barcelona, días posteriores, sin decir ya nada más. Eso sí, hablar de la libertad de expresión para abrirla al interés arbitrario y perversamente orientado. ¿Alguien se podría imaginar que en Francia el vicepresidente del Gobierno dejara hacer para con su conocimiento incendiar las calles de París, Burdeos, y Lyon a la vez, con la excusa de querer amparar la libertad de expresión de un delincuente confeso que insulta a Francia, al presidente de la Republica, y agrede a periodistas, y reitero, estando todo ello consentido y alentado desde el gobierno, y el Primer Ministro de Francia no decir nada, hasta pasados tres días?

Pues bien, esta semana con motivo del acto de recuerdo del 23 F, en el Parlamento, el vicepresidente del Gobierno, es decir el Gobierno, en el propio Parlamento, y justo antes de comenzar el acto de bienvenida al Rey, de la Presidenta del Congreso, y del propio discurso  del Rey, para recordar la acción del Rey Juan Carlos para salvar la democracia en España, el vicepresidente, se permite hacer unas declaraciones para denostar, acusar, difamar, vilipendiar e insultar a la monarquia parlamentaria, con regodeo, y por tanto se permite horadar la constitución y el estado de derecho, en la mismísima sede del poder legislativo, atentando contra su cabeza que es el Rey y que es el Jefe del Estado, y tras ello, ostensiblemente, no aplaudir, tras su finalización, el discurso del Rey.

El presidente del Gobierno, testigo directo de todo ello, no decir absolutamente nada, y por tanto amparar la gravísima actuación de su vicepresidente, y por tanto, también, la del mismísimo gobierno por el presidido. No tiene excusa ninguna. Es el Gobierno el que ha cometido un hecho de gravísimas consecuencias en el Parlamento, el mismo día que se conmemora otro gravísimo hecho en ese mismo parlamento, y que pudo ser conjurado en bien de la democracia.

¿Sería posible en cualquier nación europea y en cualquier democracia occidental ? Imaginemos que el vice primer ministro portugués, el vice primer ministro francés,  el vice primer ministro de Gran Bretaña, o el segundo de la Canciller alemana asisten a una celebración solemne a la Asamblea de la Republica de Portugal, a la Asamblea de la Republica en Francia, el Parlamento británico en Gran Bretaña, o al Bundestag en Alemania, y ya dentro de  esos parlamentos el vice primer ministro  de esos países, hace unas declaraciones incendiarias, con insultos, acusaciones y difamaciones, contra el Jefe del Estado de esos países, y minutos antes del discurso de bienvenida de los presidentes de esos parlamentos, y de los discursos centrales de los Jefes de Estado. Imaginemos, que tras escuchar esos discursos de los Jefes de Estado los vice primer ministros de esos países, ostensiblemente deciden no dar un aplauso siquiera protocolario, a sus Jefes de Estado. E imaginemos también que los Primeros Ministros de Portugal, Francia, Gran Bretaña, y la Canciller de Alemania, tras asistir a toda la escena descrita, se callan, no hacen un solo gesto de reprobación a sus vice primer ministros, o de mínima llamada de atención durante el propio acto solemne, y tampoco fulminante destitución tras finalizar el acto, ni esa misma tarde, ni al día siguiente, ni al siguiente....

Inimaginable ¿ verdad ? Una auténtica perversion de la democracia, un ataque directo a las instituciones, un ataque al estado de derecho, un ataque a la constitución, un ataque al mínimo respeto a la más alta magistratura del estado, en la sede de la soberanía  popular, con el agravante superlativo de estar perpetrado tal ataque al estado desde el mismísimo gobierno. ¿Como hay que calificarlo ? ¿tal ataque al centro de la democracia, al centro del estado, debe ser algo a lo que tenemos que acostumbrarnos, y además aceptarlo, pues a eso ha de llamarse y así debe ser el estado de derecho  y la democracia, y si es así ser cómplices de todo ello ?

¿Es un ataque premeditado y perverso en sede parlamentaria al centro del estado en la figura de su más alta autoridad, perpetrado desde el mismísimo Gobierno, pero con la eximente de "estar de broma" en esos momentos y así levantar acta la Presidenta del Congreso, al menos para que las televisiones de toda España y las que lo hayan visto en el mundo, comprueben que es una emisión de ficción, o un rodaje de prueba ?

¿Es un sarao de amiguetes que por un momento se han colado en el Congreso para asistir a un acto solemne y las gravísimas declaraciones del vicepresidente del gobierno en contra del Jefe del Estado, una bromilla  de tasca?

¿Es un momento de enajenación mental del Gobierno de la nación en un acto de máxima representación institucional y con la mala suerte de producirse en la sede de la soberanía nacional, pero que si la enajenación hubiera sido un par de horas después, hubiera quedado en un pequeño mal entendido ?

¿Pero que es esto ?.... ¿que...es...esto?. Simplemente es ya absolutamente inadmisible e intolerable, por ser la traicion y la quiebra plena de la democracia, y un atentado nuclear a su esencia y fundamentos básicos.

En paralelo a esta gravísima situación de ataque directo a la Jefatura del Estado, y desde el Gobierno, es decir, al estado de derecho, a la constitución y a la democracia, en estos días el vicepresidente ataca también a los medios de comunicación, y dice que las grandes decisiones las va a tomar el gobierno y " el bloque de la investidura" ... ese que presume de querer destruir España.

Pero se producen más escándalos. Pactos para " ofrecer" libertades a cambio de ataques a La Corona y al PP. Personas que están en puestos gubernamentales, con sueldo público, hacer campañas electorales, de parte, en Cataluña. Además, nos enteramos que han desaparecido más de treinta mil vacunas, suficiente para dimisiones fulminantes... en Europa imposible de mantener así un gobierno.

Único país en Europa donde no se pueden hacer investigaciones acerca de las negligencias con la pandemia, y sin embargo los disturbios de Barcelona de estos días no cortarlos y no impedir que los contagios se propaguen para anteponer intereses para incendiar la calle, que refería al principio. Nos enteramos ayer que se quieren autorizar manifestantes el 8 M de  un número máximo de quinientas personas, aunque la ministra lógicamente el día anterior dice que no puede ser, pero además cuando las reuniones están restringidas a seis personas o los estadios de fútbol no pueden tener ningún aficionado para un partido, y los bares cerrados o con aforos reducidisimos y a distancia. ¿Estamos locos ?

Sin embargo, un estudio de la universidad confirmar estos días que podían haber muerto veinte mil personas menos, caso de haberse confinado España una semana antes.... pero claro, entonces no haberse podido hacer la manifestación - que era prioritario y ya comprobado, más importante que la salud de los españoles -, y tampoco otros actos públicos del ocho de marzo pasado.

Para remate, el presidente del Gobierno llama a la unidad esta semana en el Congreso, pero ataca nuevamente a Madrid sin justificación alguna, pues no admite el ejemplo que Madrid está dando a nivel nacional e internacional; y por otro lado promete once mil millones sin decir como, habiendo desprotegido a centenares de miles de autónomos y pequeñas empresas, en un nefasto ejemplo, que a diferencia de los paises de nuestro entorno, ha asumido negligente y conscientemente.

Por último, en estas horas se está negociando el reparto del CGPJ. Una demócracia y nuestra constitución exigen independencia plena de los jueces, y de la división  de poderes, y por tanto elección entre ellos, que son mayores y muy conocedores... mucho más. ¿Por qué tener que inocularles ideología partidista que no es su cometido ? Llamamos desde la sociedad civil a que los principales partidos presentes en el Congreso acuerden cumplir con lo que en distintos momentos han dicho, es decir, amparar la plena independencia judicial, y por tanto no hay pacto posible entre partidos. Solo cumplir con la Constitución y favorecer exclusivamente la independencia judicial.

Además, si algo faltaba, un pacto entre los dos principales partidos, aparte de ser un engaño para todos, el momento presente no ofrece ninguna garantía para un pacto tan trascendental para proteger la democracia. No se da ninguna condición para ello, dado el pacto del gobierno, ese si,  con quien quiere destruir España. ¿ Puede alguien pactar algo con quien pretende todos los días con intensidades variables, cíclicas  y constantes, favorecer el ataque al estado, a la constitución y a la democracia? Simplemente está prohibido hacerlo. Entiéndase bien, prohibido. ¿Hace falta algún elemento más para entenderlo ante la secuencia de hechos gravísimos y constantes que provoca este gobierno y sus aliados, atacándose  ayer mismo, y desde el mismísimo gobierno, al eje central del Estado, eje de la constitución, y eje del estado de derecho, y a su más alta magistratura en la sede del Congreso de los Diputados?

Supongo que está meridianamente claro. En Europa no podrían entender, ante las dos veces que han avisado ya a España para proteger la independencia judicial y la plena división de poderes, que ahora se hiciera un pacto entre los partidos mayoritarios para engañar a todos los españoles, así como al resto de Europa, y pervertir los más elementales principios éticos y los más elementales valores morales.

A tiempo aún de no traicionar la conciencia de todos.

Fdo: Amalio de Marichalar. Conde de Ripalda

 

 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: espana

Subsección: politica

Id propio: 47758

Id del padre: 148

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política