Jueves, 18 Abril 2024
Buscar
Despejado
3.8 °C
El tiempo HOY

Soria

TRIBUNA / Z. B. E.

El candidato de Ciudadanos a la Alcaldía de Soria, José Luis Alonso, critica en este artículo de opinión la sinrazón de la declaración de Zona de Bajas Emisiones en la capital, que, sin ser necesaria, traerá más adoquines al centro urbano. 

TRIBUNA / Z. B. E.

Z.B.E. ¿Y esto que significa? Traducción: 1.- Para el ayuntamiento de Soria, Zona de Bajas Emisiones a la atmósfera. 2.- Para Ciudadanos y el común de los mortales que habitan o circulan por las calles y plazas de Soria capital, Zona de Burlas y Escarnios.

La ciudad de Soria no tiene 50.000 habitantes que es el censo mínimo que la ley y la normativa europea han establecido para que los núcleos de población tengan zonas de bajas emisiones, así que Soria no tiene legalmente ninguna obligación de establecer ninguna zona de estas, pero como siempre hay más papistas que el Papa e imitadores de extravagancias, alguien en el Syuntamiento ha decidido, por puro postureo, que el centro de Soria sea una de esas Z.B.E.
Y esto ¿qué significa?

Pues aún más adoquines, la supresión de más estacionamientos, promiscuidad generalizada en el tráfico de peatones y vehículos de todo tipo, nuevas restricciones en el uso de los contenedores de basura, incremento del ruido ambiental, aumento de las averías mecánicas de los vehículos, del peligro de atropellos, caídas y accidentes para las personas y sufrir el baile de San Vito si se viaja en el bus urbano.

Son experiencias ya conocidas porque hace tiempo que vienen transformando la ciudad, con o sin declaración formal de Z.B.E, para hacerla incomodísima e irreconocible.

Primero la partieron, haciendo casi imposible comunicar el norte con el sur sin dar grandes rodeos si los trayectos se hacen con vehículos a motor. Como ahora se tarda mucho más que antes la contaminación es mucho mayor. Menudo progreso de estos progresistas de pacotilla.

Luego iniciaron las tareas incesantes, que aún persisten, de empedrar las calles a base de adoquines, la mayoría salvajes, como si pretendieran regresar o que inauguremos una nueva Edad de Piedra.

Ahora amenazan con humillarnos más (por si fuera poca la arrogancia que destilan) empleando para ello el subterfugio (totalmente prescindible) del mecanismo digital de cierre de los nuevos contenedores marrones de basura orgánica que quieren implantar. Si no te identificas ante el contenedor no se abre y ya me dirás que vas a hacer con esa basura (la más pestilente). Solo les faltaría colocar delante un reclinatorio. Es una majadería que no puede funcionar. La recogida de las basuras es una obligación municipal sanitaria no una fuente de compostaje para lucro de terceros, luego debe de ser un sistema fácil, accesible y no discriminatorio. Aparte del peligro que representa para los usuarios el riesgo de tráfico de sus datos personales. Una ocurrencia cara, estúpida y disfuncional.

Si hay ahora en Soria alguna zona con posibles emisiones a la atmósfera, sobre las que un Ayuntamiento responsable debiera actuar y desde luego vigilar, esa está en las traseras de la Ermita y Paseo del Mirón, pero como se trata de una instalación muy favorecida por nuestro caudillo local, nadie hará nada respecto a los humos y olores que emanan de ella.
La otra zona con emisiones permanentes a la atmósfera que hay en Soria está en ese monumento al despilfarro situado en la calle de Caballeros, junto a los edificios de Hacienda y de la Diputación. Un pebetero con soplete de gas ardiendo constantemente en medio de una supuesta Z.B.E. es de una inconsistencia absoluta. Otra más, como la de llamar a todas estas actuaciones agresivas contra el ciudadano, incómodas, molestas y peligrosas, operaciones de “humanización”, “pacificación” o simplemente “políticas progresistas”. Un sarcasmo. Un insulto a la inteligencia y una verdadera provocación.

Delimitar una Z.B.E. rodeando un parque como el de la Dehesa que es un sumidero de CO2 es otra ocurrencia genial, completamente inútil pero que sí cumple el objetivo político de humillar al ciudadano para demostrar quien manda y sobre todo con que talante, el de la arrogancia y la arbitrariedad. Digánme si no, para que hablar de una Z.B.E. que nadie quiere, que no se necesita, que no es legal, que nadie la ha aprobado aún formalmente y que no sirve para nada más que para irritar e incomodar a los ciudadanos. El empeño en implantar esta absurda Z.B.E. en esta capital solo se debe a emulación, a capricho y a postureo, a jactancia de un estilo de gobierno que haríamos bien en enviar por fin al trastero de la historia como una mala pesadilla que ya está durando demasiado.

Esto es exactamente lo que nos provoca a los sorianos el hablar de esta Zona de Burlas y Escarnios en el centro de esta capital.

Fdo: José Luis Alonso, candidato por Cs al Ayuntamiento de Soria

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección: Soria

Id propio: 71306

Id del padre: 9

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia