Domingo, 27 de Noviembre de 2022
Buscar
Muy nuboso
0 °C
El tiempo HOY

Soria

TRIBUNA / Esperando a Soria ¡Ya!.

Fernando García Aparicio defiende en este artículo de opinión que Soria ¡Ya! presente candidaturas a las próximas elecciones municipales, una oportunidad para crecer como proyecto colectivo de toda la sociedad soriana. 

TRIBUNA / Esperando a Soria ¡Ya!.

TRIBUNA / Esperando a Soria ¡Ya!.

Las declaraciones del secretario provincial del PSOE animando a Soria ¡Ya! a presentarse a las municipales, esconden o pueden esconder que el jefe Martínez tenga en parte amarrado con su larga mano el que no lo hagan. Aunque de momento Soria ¡Ya! ha respondido bastante bien. Esperemos como dice el refrán, aunque en este caso mi opinión es la opuesta, que vale que la espera sea larga si la dicha es buena.

Pero de no ser así, sí todo ha sido una estratagema de dilación o dilatación de la pupila para anunciar que no se presentan, sería extremadamente grave, para los dirigentes de Soria ¡Ya! en particular, y para todos en general. Soria ¡Ya! no es propiedad de esos dirigentes, a los que no conocemos y que ya tardan y en breve deben iniciar un proceso democratizador más claro y amplio. Los dieciocho mil votos así deben interpretarse.

Siguen las presiones directa o indirectamente, incluso de familia,  a quienes lo van a decidir, precisamente cuando se presume de ser ya partido político.

¿ Y para qué somos partido político si no nos presentamos a las municipales?.

Es lo que se pregunta, nos preguntamos los ciudadanos.

Desde su inicio, Soria ¡Ya! tuvo sus luces y sus sombras y uno de sus efectos fue beneficiar al PSOE y más en concreto a nuestro alcalde Carlos Martínez. Es por eso que nunca en sus más de dos décadas de existencia realizó una manifestación frente al Ayuntamiento, con sobrados motivos para hacerlo. Ahora es la oportunidad de borrar esa mácula.

La madurez e independencia llegó con el éxito de las autonómicas, dejando en ridículo a los que les abandonaron (Foes, UGT, cámara de Comercio), que creían que podrían tutelarlos indefinidamente y cuya compañía, se ha visto, era perjudicial para los intereses de Soria ¡Ya! y de los sorianos.

Pero si la condición necesaria para ser más visibles políticamente fue conseguir representación autonómica de procuradores, la suficiente es estar presente en el máximo de instituciones locales, léase Ayuntamientos. Lo contrario sería dar crédito a que estamos en un proyecto restringido, de unos pocos, egoísta, con tendencia a lo personal.

Sería una pena desperdiciar esta oportunidad para que todos esos jóvenes, que se lo merecen, más otros que se deberán incorporar, no la aprovecharan para foguearse, en alcaldías, concejalías y Diputación.

Y precisamente este éxito es el que ha trastocado a los dos partidos principales, o mejor dicho a sus candidatos, de los que no merece la pena hablar, ya que solo una vez conozcamos las listas completas, veremos si el cabeza de lista se quedará o no en función de los resultados, como vergonzosamente se hizo en el pasado.

Y todos a las espera de Soria ¡Ya!.

Miles de luces anunciando que allí hay un potencial candidato llenan la provincia y la  iluminan con esas banderitas de Soria ¡Ya!., que llegan al pueblo más deshabitado y pequeño. Allí están los candidatos que han rechazado formar parte de las listas de unos y otros a la espera de Soria ¡Ya!.

El éxito está asegurado. Y si no fuera así.

No hay que tener miedo al fracaso que es inherente a la condición humana. Pero hay que acumular las energías y fortalezas necesaria para levantarse cuantas veces se caiga y sea necesario,  y eso solo se consigue aumentando la presencia de de Soria ¡YA! en todas las instituciones. En ese pueblo más pequeño y deshabitado como símbolo de fuerza y no de debilidad.

El fracaso sería no intentarlo, o no intentarlo por vetar que no se supere o que se diluya la importancia de los que no son procuradores.

Soria ¡Ya! es, o debe ser, mucho más o no será.

Y de eso serían responsables los 20 o 30 que van a decidirlo, que no conocemos, que podrían quedar en entredicho, incluso marcados, como marcado quedaría cualquier electo en las listas de Soria ¡YA! si osara traicionar sus principios y códigos. Pero todos podemos y debemos animar y ofrecer para lo que sea necesario. También los dirigentes con humildad deben pedir nuestra ayuda. Saben que no están solos.

Porque si no lo hacemos el fracaso sería de todos, pero con distinta responsabilidad. Pero de no hacerlo nunca lo sabremos. Así que este proyecto colectivo debe seguir adelante.

Nunca como ahora hemos tenido la oportunidad de influir tanto en nuestro destino, de participar en nuestro futuro, así que vamos a intentarlo.

No le gustan a Soria ¡YA! los presupuestos de la comunidad y bien los ha denunciado. Ya veremos qué nos queda en los generales del Estado cuando sabemos que las mejores tajadas están desde hace meses en los frigos de nacionalistas e independentistas.

Supongo que tampoco le gustan los presupuesto del Ayuntamiento de Soria ni Diputación, esta última, los medios lo han difundido días atrás, ha  externalizado o tenido que hacerlo, ya veremos, que nos lo diga su presidente, una de sus residencias de mayores. Habría que ver el por qué – y es para otro debate- pero donde los partidos y sociedad algo deben decir en un tema tan sensible.

Es lamentable que la gestión de nuestros servicios próximos y pagados con el dinero de los sorianos y especialmente  el de las residencias se subasten y labor de todos es que mantengan la calidad que tanto se demandaba en la pandemia.

El partido se juega en casa. Lo vemos todos.

Para ello es necesario que cuanto antes Soria ¡Ya! de la rueda de prensa correspondiente, poniendo en claro y sin lugar a dudas, que el hecho de ser partido político, es el instrumento, la herramienta y no el fin para en las mismas condiciones y sin desgate burocrático, modificar las conductas de los políticos y la forma y fondo de trabajar para los ciudadanos de Soria. Y esto debe de ser antes de navidades, para que los reyes nos traigan el anuncio de presentación a las elecciones municipales.

Y para que todos,  al menos algo,  podamos participar y decidir democráticamente, sugiero que la organización de Soria ¡YA!, y con publicidad, desde hoy, disponga miles de banderas, de todos los tamaños, para que junto a las que aún permanecen, podamos adquirir y colgar de nuevo en ventanas, balcones y sitios visibles, como estimulo participativo y democrático  de que Soria ¡YA!, debe presentarse a las elecciones municipales.

Y aunque nos acercamos a estas fechas tan entrañables ello no es incompatible con el espíritu navideño y su tradición pues son fechas de esperanza. O sea de convertir en realidad lo que se desea.

Fdo: Fernando García Aparicio

 

 

 

 

 

 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección: soria

Id propio: 66302

Id del padre: 8

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia