Sábado, 15 Junio 2024
Buscar
Cubierto
15 °C
El tiempo HOY

Provincia

TRIBUNA / Eso de la cultura y los cerdos con granjas

Saturio Hernández de Marco incide en este artículo de opinión en la polémica abierta con el modelo de desarrollo y el enfrentamiento entre explotaciones porcinas y proyectos culturales. La clave está en compatilizar usos y rentabilizarlo con el asentamiento de población.

TRIBUNA / Eso de la cultura y los cerdos con granjas

Cada día es más relevante que expongamos, en lo que nos parezca, y opinemos, que se salte cuando alguien nos quiera dar lecciones de trabajo, (me he gastado dinero mío -el del comentarista- y han roto lo que nos habíamos culturalmente previsto o ha sido muy trabajoso el cúmulo de alegaciones sobre El Cerro), o de ser los únicos que “no son caciques”, “déspotas” o “panfleto”, o epítetos similares para otros, no su opinión, siempre que no sea después del desayuno.

Diría Sergio García y elaboro en propio recorrido que se nos ha vuelto “enfadadito” aquella persona que es referenciada por Félix Villalba en su comentario brillante por demás, y, en poco tiempo, se ha acreditado muy certero de 4.3.2023, publicado en Heraldo de Soria, con título innecesario de señalar, con el elogio, que reitero, de la mercantil LA HOGUERA, que en San Pedro Manrique con otras actuaciones ha pasado de 449 habitantes a 950.

Félix Villalba el 4.3.2023 señalaba con toda precisión y evidente claridad expositiva sobre el Municipio en donde se ubica la mercantil,

…”tiene cerdos, claro, con lo que se puede decir que este tipo de ganado ha contribuido a revertir el proceso de despoblación de dicho pueblo, aunque sin la industria transformadora el efecto habría sido muchísimo menor. Destacar este hecho ayudará a entender la declaración institucional, que requiere unanimidad, aprobada el jueves  en la Diputación de Soria, que define al sector porcino como «estratégico», «clave» para el desarrollo rural y el asentamiento de población en los pueblos, aspecto ante el que las granjas de cerdos son un «incentivo». Si la Diputación ha salido en defensa del sector es por los ataques que están sufriendo los proyectos de creación de nuevas explotaciones ganaderas.

En los pueblos se vive, sobre todo, de la agricultura y la ganadería pero también han aumentado las segundas residencias o incluso primeras, de gentes procedentes de la ciudad y muchos protestan por cosas que siempre han estado en el campo, desde la campana de una iglesia a un gallo cantarín pasando por una granja de cerdos. Sus protestas son legítimas, pero lo que debe prevalecer es la ley, el cumplimiento de la normativa existente, que también debe evolucionar para mejorar. Porque si no se puede producir una lucha desigual entre los ganaderos y agricultores de los pueblos y quienes llegan de la ciudad, más capaces de iniciar campañas, de aprovechar la estela ecologista y reclutar adhesiones…”.

Es evidente que el ataque edulcorado con cultura de tres al cuarto, de ecologismo de parvulario es manifiesto, pero se debe superar desde el mismo momento en que la búsqueda es el logro del asentamiento, como ha señalado Mario González en Tribuna de 29.1.2023 sobre “Soria Fábrica de Alimentos”.

Sin asentamiento de población en los Pueblos, eso de la cultura es para aquéllos, como el que ha escrito que se ha gastado dinero, “qué trabajos nos manda el Señor”, que están un “ratito”, o un “paseíto” y entre ellos mismos se dicen que “potencian” una cultura en el vacío de la nada y de lo despoblado y que por tanto no queda en el tiempo.

Porque la necesaria reacción contra, ni siquiera excesivamente crítica, comentarios como el del autor publicado en el Heraldo de Soria de 18,3,2023 que hace mención a “caciquismo” y referencia a quien no le da la razón de esa fundación o lo que sea de que es un “panfleto”, no es más que un positivo quehacer sobre quien dice que “hace unas semanas, (dice), me desayunaba …” es de esperar que el desayuno sea con naranjas y mermelada de naranja en el “palacete o módica casita -je-”, pero dejando la farándula de la nada, pues se refleja en el mencionado artículo que ni siquiera es una contestación, un rebrote de falta de aquiescencia de la crítica y a ver si semejantes asimilados a la cultura por conveniencia admitan que pueden no llevar razón; igual que los demás.

Pero no son quienes, no tienen justificación, para calificar, “caciquismo-panfleto etc…”, pues el comentario de Villalba y otros como el de Mario González son una reflexión prudente en la evolución de las cosas y con la necesaria tendencia al asentamiento de la población en Soria y sus Pueblos.

Esperamos que no se refiera al Heraldo de Soria que ha permitido escribir el comentario de Félix Villalba, el 4.3.2023 y el del “enfadadito” que dice que se ha gastado dinero él y …, (es el mismo trabajo que nos manda el Señor a lo que he hecho mención con cierta reiteración sobre las alegaciones en el Cerro de los Moros), y a nosotros qué nos importa y qué más nos da. Lo consideramos como su obligación, ha sido su prepotencia de querer seguir con su opinión “por qué sí”.

Porque el dinero si se lo ha gastado, es porque lo iba a rentabilizar, no de modo gratuito y “amoroso” gesto, en realidad inexistente, y eso es como hace no mucho tiempo un/a profesor/a de Universidad señalaba que el vaciamiento de Soria se paliaba con la siembra de setas y hongos, un genio de la especulación vacía de contenido.

Y la rentabilización no es una precisa obtención de …, puede ser el prurito de que en sus reuniones y cuando cuente que se “gasta” un algo en un pueblo por ahí abandonado, o semi, y le comenten sus asimilados “lo bien que lo haces … y lo mucho que te tienen que estar agradecidos.”.

Pero ello que puede ser así tiene  sus variantes y elementos aledaños, siempre difíciles de elucubrar sin el caso concreto.

Y el caso es que sólo logrando elementos que asienten la población en pueblos de Soria es un atractivo de rentabilidad personal, y familiar, pues la vulgaridad de la atracción de castillos, ermitas, santuarios, itinerarios y similares, son únicamente aptos sí generan presencia y establecimiento en la zona; no los paseos o “paseítos” de unos pocos que se van después de unas horas a sus casas en la ciudad; eso es lo que debe fustigarse sin consideración, por ello la importancia del artículo de Villalba y el de Mario González, no de otros que se tienen que auto-alabar (nos hemos gastado dinero, (qué trabajo nos manda el Señor), en una labor), porque eso es una muy pueril argumentación inservible e incierta y no efectiva.

Se ha de señalar que no son incompatibles las cosas, pues el ver castillos y monumentos, siempre preciosos, se completa la visión y se complementa con el hecho de comer en la zona, y eso de la restauración es un elemento atractivo de la población y de los Pueblos, claro eso molesta a los enfadaditos: qué bien.

Se ve, Soria cada vez más vacío.

Fdo.: Saturio Hernandez de Marco

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: provincia

Subsección: Provincia

Id propio: 69506

Id del padre: 112

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia