Sábado, 20 Abril 2024
Buscar
Despejado
6.1 °C
El tiempo HOY

Soria

TRIBUNA / Cosas del cortijo

Marío González denuncia en este artículo de opinión la deficiente gestión pública en el Ayuntamiento de Soria, donde aparecen facturas en un cajón que desbarata toda la información económica de la que presumió el equipo socialista de Gobierno unos días antes.

TRIBUNA / Cosas del cortijo

Sin descanso. El gobierno municipal no da tregua. Al escandalazo de la gestión del personal en el Ayuntamiento de Soria, le siguieron las declaraciones del alcalde en las que aseguraba que “se cumple estrictamente con la legalidad”, en relación con el ‘Embudo del Espolón’, en abierta contradicción con la Sentencia Nº 35/2024 del Juzgado de lo Contencioso Administrativo Nº 1 de Soria que declaraba que la actuación administrativa no se ajustada a Derecho, condenando al Ayuntamiento a responder, expresamente y en tres meses, a la petición de APACE, y ahora -agárrense si pueden- el consistorio aprueba, gracias a la mayoría absoluta del PSOE, un reconocimiento extrajudicial de créditos y una modificación extraordinaria del presupuesto para poder pagar 231 facturas que, mira tú por donde, han aparecido de repente, sin informes ni justificación de ningún tipo. Solo las facturas. Velay.

Tres corrupciones de libro y tiro porque me toca. La prueba de la última la encontramos en que hace apenas 10 días el concejal de hacienda, Javier Muñoz, se jactaba en rueda de prensa de que las cuentas municipales presentaban, al cierre de 2023, con unos ingresos de 47M€ frente a unos gastos de 36M€, un ahorro de unos 10M€ que, tras ajustar contablemente y reconocer 4M€ en derechos de difícil cobro, dejaban un remanente -a su decir entonces- de 5,85M€. Ahora, 10 días después, aparecen esas 231 facturas, guardadas en un cajón desde 2020, y aquí no pasa nada. No sufren apuro ni vergüenza porque, sencillamente, no la tienen.

La oposición un poco más activa esta vez –no quieren forzar ni lesionarse- se preguntaba ¿cómo pudieron publicitar un pago medio a proveedores de 24 días, cuando estas facturas van a pagarlas a más de mil?, ¿cómo pudieron hablar de un remanente de 5,85M€?... Lo más cierto es que el Ayuntamiento tenía por pagar, a 31.12.23, al menos la friolera 2,296M€, porque ese reconocimiento extrajudicial de créditos engloba dos partidas diferentes: una de ‘obligaciones debidamente comprometidas’, por importe de 0,508M€, y otra de obligaciones indebidamente comprometidas’, por importe de 1,787M€, que obedece a la suma de esas 231 facturas ‘aparecidas’ en un cajón muy profundo y muy oscuro de ese “cortijo consistorial de la ciudad de Soria (USO dixit). Así, el remanente de Javier Muñoz se queda solo en 3,55M€. Si manejan así los números, ¡qué no harán con las letras! Cosas del Cortijo.

Más que los toros, les gustan las faenas. Y llevan ya demasiadas sin que el respetable haga nada. Siguen encima de la mesa y sin esclarecer dos elefantes: el ‘Caso Pajaritos II’ y el ‘Caso Cerro de los Moros’ (ver “Anatomía de una sospechosa gestión municipal”, EMS 16.03.24). Y no deja de ser curioso que la transparencia, en todo lo público, brille siempre por su ausencia. En cola se vislumbra un sexto: unas prácticas poco ortodoxas en el ‘Espacio Joven de Soria’, que nos cuesta a todos más de 100.000€ al año y que ahora está en fase de adjudicación tras tres años de prórroga en la vía de hecho. Un barullo en el que la responsabilidad última es del Ayuntamiento al tratarse de un servicio público, en un espacio público, con dinero público, aunque venga desarrollado por una empresa privada.  

Un Ayuntamiento cada vez más oscuro, como ese cajón donde malvivían abandonadas a su suerte –pobrecitas- esas 231 facturas desde 2020, y cada vez más lleno de amiguetes, familiares y umpa lumpas demasiado largos, como ese ‘Embudo del Espolón’ por el que nos obligan a transitar a sabiendas de que no cumple con la legalidad urbanística. Un consistorio donde cualquier cosa pública, tras unos juegos de manos, se convierte en algo privado de los partidos, particularmente del PSOE en este caso. Creo, sinceramente, que ningún ciudadano decente debería permitir que esto siga pasando en Soria. Basta de inútiles colocados a dedo; basta de no sujetarse a las normas que previamente crean; basta, en definitiva, de toda esta estafa piramidal tanto política como económica.

Faltan gestores comprometidos con los ciudadanos que, en el fondo, pagan la fiesta, y sobran reponedores comprometidos exclusivamente con amiguetes, con familiares y con el partido. Mientras Rubalcaba, en el 11M que ahora conmemoran los partidos porque fue un atentado político, daba una lección al decir que los españoles se merecen un gobierno que no les mienta, que les diga siempre la verdad, su correligionario en Soria, Carlos Martínez, hace caso omiso y hace muchísimo tiempo que no nos dice una verdad ni media. Demasiado ya.

Fdo: Mario González Casado. Abogado. Mautiko Abogados.  

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección: Soria

Id propio: 78895

Id del padre: 9

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia