Miércoles, 19 Junio 2024
Buscar
Muy nuboso con lluvias
13.1 °C
El tiempo HOY

Soria

Aparicio denuncia "polarización enfermiza" que también sufren empresarios

El presidente de FOES, Santiago Aparicio, ha denunciado esta tarde el clima de confrontación continua, donde se niega hasta la libertad de opinión a los que no piensan igual y donde los empresarios sufren hasta amenazas por los políticos que se consideran tienen un autoridad moral superior. A continuación, el discurso íntegro.

Tres empresarios y dos empresas de la provincia han sido esta tarde los protagonistas de la Gala del XXX aniversario de los Premios FOES. José Isla Orte recibirá el Premio FOES Empresario Soriano 2023 y Premio CEOE Castilla y León 2023 en un acto que ha reunido al empresariado soriano en lo que viene siendo tradicionalmente un homenaje a los generadores de empleo y riqueza de la provincia. 

Los galardones, concedidos por unanimidad por el Comité Ejecutivo de FOES, reconocen, también, a Bioeléctrica de Garray-ENSO con el Premio FOES Empresa Soriana 2023, a Rodolfo Gil Jiménez con el Premio FOES Empresario Soriano en el Exterior 2023 y a Rubén Torre González con el Premio FOES Joven Empresario Soriano 2023.

La Mención Especial FOES 2023 la recibirá Panadería Miranda, por su centenaria trayectoria. 

DISCURSO PRESIDENTE FOES EN GALA DE ENTREGA PREMIOS EMPRESARIALES FOES 2023

Queridos empresarios, autoridades, representantes sindicales, amigos… ¡Queridos todos!

Qué buen día nos ha salido hoy, ¿verdad? 26 grados, estupenda temperatura para este 30 de mayo. Ya era hora después de la primavera tan extraña que hemos tenido, aunque parece que podríamos tener tormentas, y que van a bajar las máximas…

Bueno, ya lo sabemos todos, que, en Soria, hasta el 40 de mayo, no te quites el sayo

Coincidirán conmigo que hablar del tiempo, es una fórmula muy normalizada por todos, para no entrar en cuestiones incómodas, para no mojarse, para no pelear, en definitiva, para no confrontar… y no sé Ustedes, pero yo, observo que últimamente, y en todos los foros, la meteorología interesa mucho. ¡Más que nunca!

Vivimos un momento de confrontación continua, de auténtica hostilidad que hace que en el momento en que alguien traslada su opinión acerca de cualquier tema, importante o banal, siempre hay otro que salta enfurecido confrontando, y echando tierra sobre la opinión vertida. Nos estamos acostumbrando a que o estoy contigo o estoy contra ti, a que no se respetan las opiniones divergentes, y no estoy hablando de ideología política, no estoy hablando de derechas o de izquierdas, de socialismo o de liberalismo, de intervencionismo o de capitalismo… ¡NO! Estoy hablando de cualquier ámbito de la vida.

Yo viví mi adolescencia, como algunos de los aquí presentes, en un momento, en el que España y los españoles, teníamos miedo a hablar libremente, y después, en mi juventud, con la democracia, superamos estos tabúes. Y lo superamos gracias a la Constitución, con ese artículo 20 que reconoce el derecho a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra o el escrito. Y lo hicimos, ¡ya lo creo que lo hicimos!, y fuimos libres de pensar, de opinar y de hablar en cualquier foro, y en cualquier situación, sin que, por ello, nadie nos tildase nunca de nada. ¿Qué tiempos aquellos!

Pero ¿que nos está pasando ahora? Que de repente, poco a poco y sin darnos cuenta, hemos retrocedido 49 años y aunque de iure, tenemos derecho a la libertad de opinión, no es así de facto.

Y lo ven ustedes, seguro, en su trato con clientes, con proveedores, en conversaciones con amigos, con familiares, … y lo vemos nosotros, como organizaciones empresariales, como representantes legales de los empresarios, en muchas de las reuniones que mantenemos, y cada día más. Reuniones, en las que expresamos nuestra opinión, que en definitiva, es la opinión que nos trasladan las empresas, y cuando esta opinión no coincide con la del interlocutor, se nos reprocha, se nos riñe, se nos ataca, se nos tilda de insolidarios, de interesados, e incluso se nos ha llegado a poner color político … añadiendo, que no tenemos voluntad de cooperar, y renglón seguido, se rompe la baraja, esperando seguramente que soltemos un improperio, lo suficientemente grueso como para ocupar 280 caracteres en twiter, incendiar las redes y acto seguido, considerarlo una declaración formal de guerra, con llamamiento incluido al levantamiento en armas por parte de los miles de seguidores indignados, por el craso delito de haber opinado de manera diferente a ellos… Y después, lo que todos conocemos: armas nucleares en las redes sociales, bombas de racimo en la prensa, y gases venenosos en las pantallas de televisión que acaban afectando a toda la sociedad, y creando sutiles, pero contundentes cortinas de humo, que hacen que no hablemos de otra cosa, más que del tiempo.

¿Pero dónde vamos a llegar?

Guerra a la vista por una opinión libre, a la que constitucionalmente tenemos derecho (¡SÓLO FALTARÍA!) en una reunión convocada para mostrar y conocer opiniones de colectivos diferentes y en la teoría, tratar de consensuar... Y por desgracia, esto que les estoy contando, aplica al ámbito nacional, al regional y también al más cercano, al de nuestra querida Soria.

Porque de verdad les digo, que como representante de FOES, única organización empresarial representativa de las empresas de Soria, esta situación la vivimos en primera persona en nuestro día a día ... y muchos días.

Son demasiadas ya, las reuniones a las que asistimos para hablar en nombre de las empresas, en las que debiera imperar la neutralidad por parte de los interlocutores públicos, y esto, no es así desde hace algún tiempo, pues nos encontramos con representantes públicos posicionados, que sintiéndose imbuidos de supremacía moral, nos presionan para cambiar los principios y puntos de vista que defendemos, llegando en ocasiones, incluso, a las amenazas.

Y toda esta situación, empieza a ser preocupante, pues pareciera estar perfectamente orquestada para lograr esa continua y encadenada crispación de una sociedad, en la que los ciudadanos observamos atónitos la lenta y creciente deriva que el devenir político y social, está llevando a nuestro país y a la que, por desgracia, nos vamos acostumbrando poco a poco.

Porque parece que hay quien (o quienes) han decidido que tengamos que jugar continuamente a ese juego de opuestos; que, si yo digo blanco, el de enfrente dirá negro, sólo porque tiene la consigna de mantener la confrontación. No porque no crea que el gris oscuro, o incluso el blanco, no puedan ser opciones viables, sino que los términos en sí, se vuelven automáticamente antagónicos, por el hecho de provenir de alguien, que no piensa como tú. Que, si uno dice empresa, el otro dirá trabajador, ignorando y haciendo ignorar que unos y otros somos parte de lo mismo, y que ninguno puede existir sin el otro.

Lo más grave es que nos hacen creer que somos enemigos irreconciliables, de modo que lo que beneficia a uno, inevitablemente tiene que perjudicar al otro.

Un frentismo, que día a día se está alimentando hasta convertirse en una superioridad moral que asusta y que justifica cualesquiera acciones en base a valores morales que algunos creen, son más altos que los de los demás. Una auténtica amenaza, ya que auto convierte a quienes así se ven, en jueces justicieros que desprecian y descalifican a quienes no piensan como ellos. Y recientemente hemos asistido a lo que se llama pasar de las palabras a los hechos; pasar de una situación de extrema polarización a la violencia: alguien no estaba de acuerdo con lo que pensaba otra persona y le asestó varios disparos en medio de la multitud. El autor del disparo era un lobo solitario, pero muchos se alegraron de lo que hizo…El hombre herido por un desacuerdo de ideas, era el presidente de Eslovaquia, país inmerso en una fortísima polarización política y social, dejando patente una vez más, que, del fanatismo a la barbarie, solo hay un paso.

Estamos protagonizando en primera persona, el sempiterno guion que funciona en todas las historias legendarias: ángeles contra demonios, David contra Goliath, Darth Vader contra Obi Wan…En definitiva, alguien que se autoproclama representante del bien contra los otros, contra aquellos que por pensar diferente y por no rendir la pleitesía debida, ya por eso, son los enemigos, los representantes del mal y los emisarios de falsa doctrina.

Y no les descubro nada nuevo, si les digo que, en ese lado oscuro, hay quienes han empezado a colocar a las empresas, a los empresarios y, por ende, también a las organizaciones empresariales, por el simple hecho de no pensar de la misma manera.

Por ser independientes, por no bailar al sol que más calienta, por opinar libremente y por manifestar públicamente, que entendemos que hay otras formas de hacer las cosas. Pues bien, desde aquí queridos amigos les digo que desde FOES, tenemos plena consciencia de nuestra responsabilidad

Que hoy más que nunca, sabemos que tenemos que hablar claro y alto, sin tapujos, decir lo que pensamos sin ambages, transmitir las preocupaciones y opiniones de las empresas. Porque a pesar de los ataques que sufrimos como clase empresarial, a pesar de que nos riñan, de que pretendan distorsionar la realidad o intoxicar con medias verdades, nosotros, como empresarios y como representantes empresariales, seguimos firmes, defendiendo aquello en lo que creemos.

Y ocurre que, mientras nos tienen distraídos en esta continua confrontación, en este buscado entretenimiento de masas, nos olvidamos de reflexionar y de considerar las cosas que realmente importan.

Nos olvidamos, o deliberadamente hacen que nos olvidemos, de cuestiones vitales como el gran problema que supone la carencia de mano de obra; nos olvidamos de la inestabilidad regulatoria y de sus consecuencias. Nos olvidamos de la presión fiscal, del aumento de las cotizaciones sociales, del encarecimiento de las materias primas, de la morosidad. De las infinitas trabas administrativas, del exceso de burocracia. De la cada vez más baja productividad de nuestro tejido empresarial, del absentismo desbocado… Nos olvidamos de la voraz competencia manufacturera de otros mercados y de sus implicaciones a medio y largo plazo.

Estamos entretenidos en observar fuegos de artificio y sus cortinas de humo, que no nos dejan hablar de las cosas del comer: de todos esos proyectos estratégicos que nunca llegan a su fin. De nuestra eterna autovía del Duero, de la que ya nadie se acuerda; de la finalización de la A15 que nos debiera conectar por autovía con Navarra y Francia. De la exclusión de Soria de los corredores ferroviarios de transporte de mercancías, de un hospital que más bien parece la obra del Pilar, de la falta de conectividad en las zonas rurales, de la falta de medidas para frenar la despoblación, de la carencia de vivienda en el medio rural -imprescindible para alojar a nuevos trabajadores- de unas ayudas de funcionamiento, que no están cumpliendo con el objetivo que marcó la Comisión Europea…

Y para no molestar, podríamos disfrazar las palabras, y hacer que suenen a música, pero no somos ni poetas, ni músicos. Somos lo que somos: empresarios, y tenemos la costumbre de decir lo que pensamos, y no sólo eso, sino que hemos sido elegidos por otros empresarios para ser su voz, obligándonos desde el respeto, a hablar abiertamente, con claridad y firmeza, con argumentos y con rigor, y siempre, desde el profundo conocimiento de la situación y de las necesidades empresariales.

Es un hecho, que estamos inmersos de lleno en esta polarización enfermiza, y no seremos nosotros quienes vayamos a acrecentarla, pero dicho esto, no podemos quedarnos de brazos cruzados ante ataques frontales contra las empresas, ni ante agresiones directas contra principios recogidos en nuestra Constitución y que nos afectan de lleno. Seguiremos defendiendo la economía de mercado, la libertad de empresa, el dialogo social, la unidad de mercado, el consenso y la buena fe. Porque FOES en particular, y las organizaciones empresariales en general, somos el ariete, la punta de lanza que defiende a los empresarios, teniendo claro que nuestra verdadera fuerza, radica en el respaldo de la clase empresarial que, nos alienta con apoyo constante y decidido.

Porque ante opiniones viciadas contra las empresas y contra la clase empresarial, no podemos eludir la responsabilidad, no podemos optar por la comodidad que nos da el hablar del tiempo. Y no me estoy refiriendo sólo al ámbito colectivo, sino

también al ámbito individual. Vivimos momentos difíciles, y todos debiéramos hablar claro, sin confrontar, pero con contundencia. No podemos permitirnos la complacencia y el silencio ante actuaciones y palabras que nos desacreditan, que atacan lo que somos y que buscan generar desconfianza hacia las empresas, por parte de la sociedad.

Vivimos un momento en el que lo que necesitamos por parte de todos, es valentía.

Porque como dijo Marthin Luther King, “los verdaderos problemas en nuestras vidas comienzan el día en que nos volvemos silenciosos sobre las cosas que nos importan”.

Y siempre, ¡siempre! desde la educación y el respeto a aquellos que nos utilizan para confrontar, les decimos que estamos abiertos al diálogo y al debate constructivo, pero que con el conflicto y el ataque sin fundamentos, no nos intimidarán. Porque como he dicho, ante agresiones a lo que somos y a lo que representamos los empresarios, el silencio nunca, ¡nunca!, será  nuestra respuesta.

Queridos amigos, con absoluta determinación y convicción, desde FOES, desde CEOE Castilla y León, desde CEOE y desde CEPYME, seguiremos custodiando nuestros principios y defendiendo a quienes generáis empleo, innovación, riqueza, y bienestar en nuestra sociedad, poniendo de manifiesto lo fundamental de las empresas y de los empresarios, en el desarrollo y en la prosperidad de toda la sociedad.

Seguiremos manifestando a la opinión pública que nos sentimos orgullosos de ser empresarios, y a eso es justamente, a lo que hemos venido hoy aquí: a homenajear a quienes crean empleo, riqueza y son pilares imprescindibles de nuestro bienestar económico y social.

¡Felicidades a todos! Y muchas gracias por ser lo que sois, porque hoy con vosotros como referentes, toda la clase empresarial soriana, reafirmamos nuestra profunda satisfacción de ser empresarios.

Orgullosos de todos nuestros empresarios y empresarias, y hoy muy especialmente orgullosos de nuestros galardonados:

Orgullosos de contar con empresas centenarias como la PANADERÍA MIRANDA DE ARCOS DE JALÓN, con Teresa Miranda, ‘Mayte’, y Antonio Gamboa a las riendas. Hoy recibís la Mención Especial de FOES, doblemente especial. No sólo porque regentáis un establecimiento centenario, sino porque abastecéis, aparte de esta despoblada provincia, en un “puerta a puerta” importantísimo, que supone para algunos vecinos, la única ocasión de socializar en sus pueblos, prácticamente cerrados durante el invierno. Vosotros personificáis hoy el duro trabajo de los autónomos en Soria y la Mención de hoy no sólo premia vuestra incansable entrega, sino que ratifica el compromiso de FOES de seguir peleando por un marco legal más propicio para todos vosotros. Enhorabuena.

RUBÉN TORRE dice, que es mejor que la suerte le pille trabajando. Una frase que resume la tenacidad de nuestro Premio FOES Joven Empresario Soriano 2023,  que, pese a su juventud, explota con éxito tres empresas (una junto a su familia). A este empresario no hay quién le pare, y así te lo reconocen los jóvenes empresarios sorianos al proponerte para el galardón. Eres un ejemplo de las generaciones más jóvenes en el mundo de la empresa y tu visión de negocio, y tu capacidad de adaptar tus ideas al territorio, te auguran muchos años de éxito en el complicado, pero gratificante, mundo empresarial. Felicidades y larga vida, Rubén. Puedo asegurar que tus éxitos futuros serán exponenciales. Estaremos al tanto de ellos, y seguro, los compartiremos. Eres un orgullo para nosotros, Rubén.

Como orgullosos estamos de RODOLFO GIL JIMÉNEZ, Premio FOES

Empresario Soriano en el Exterior 2023. Rodolfo lleva en las venas no sólo sangre soriana, sino también la actividad empresarial, heredada de su abuelo, el soriano Lucas Gil, que llegó a regentar numerosos negocios exitosos en Costa, llegando a ser presidente de la Cámara Española de Comercio en Costa Rica. Innovación constante, respeto al medio natural y responsabilidad social, son los tres ejes del trabajo de nuestro galardonado, que vuelve a sus orígenes, a su terruño de San Andrés de Soria, cada vez que viaja a España y lleva con orgullo sus raíces, consciente del sacrificio realizado por muchos sorianos emigrantes, que aportaron su buen hacer al desarrollo socio económico de otras tierras. Enhorabuena, Rodolfo, estamos encantados, orgullosos y felices de tenerte con nosotros, como orgulloso estaría el abuelo Lucas, si pudiera verlo.

BIOELÉCTRICA DE GARRAY-ENSO, nuestro Premio Empresa Soriana 2023,

nos hace soñar a todos los que imaginamos un futuro descarbonizado y sostenible. Operada por Enso Energy, líder en combustibles no convencionales y biomasa, ha colocado a la provincia de Soria, como un referente a nivel nacional, tras ser la primera central admitida por Red Eléctrica Española en la Banda de Regulación y en obtener la certificación SURE. Gracias a Bioeléctrica por demostrarnos que las inversiones verdes son económicamente rentables y socialmente beneficiosas. Gracias por elegir Soria, Estamos orgullosos de que seáis parte activa de nuestro tejido empresarial.

JOSÉ ISLA ORTE, empresario con mayúsculas, hombre discreto y nuestro Premio FOES Empresario Soriano 2023 y Premio CEOE Castilla y León 2023. José Isla, va a la cabeza de los profundos cambios sociales que han traído los avances tecnológicos de las últimas décadas. Nuestro galardonado es un empresario enérgico y un hombre dialogante que apuesta por ese crecimiento sostenido y sostenible que hace grande a las empresas, y que contribuye a una sociedad más próspera, y así te lo quiere reconocer hoy FOES, y toda la sociedad empresarial soriana. ¡Enhorabuena Pepe, pues te mereces éste y otros cien galardones más por tu visión siempre acertada, y por tu profesionalidad, tu calidad como empresario y como persona! Deseamos que sigas contribuyendo al orden y al sentido común que defiendes y que tanta falta nos hacen en estos momentos. Es un orgullo contar con empresarios como tú en nuestra tierra.

¡Felicidades a todos! Y muchas gracias por ser lo que sois, porque hoy con vosotros como referentes, toda la clase empresarial soriana, reafirmamos nuestra profunda satisfacción de ser empresarios.

 

Y me van a permitir acabar este acto, con una breve y alegórica fábula:

Dos ranas se lanzaron a una olla de agua hirviendo. De inmediato, saltaron para escapar de ella. Su instinto para salvarse, hizo que no aguantasen ni un segundo en la peligrosa olla caliente.

Otro día, esa misma olla estaba llena de agua fría. Las ranas saltaron dentro y nadaron tranquilas. Estaban felices en ese estanque improvisado.

Pero lo que las ranas no sabían, es que el agua se iba calentando poco a poco, por lo que ellas, apenas notaban la subida térmica. En unos minutos, el agua fría se transformó en agua templada. Pero las ranas se fueron acostumbrando al lento cambio de temperatura, y allí seguían nadando plácidamente.

El agua templada se convirtió en agua caliente, y de forma gradual se iban acostumbrando a esa lenta, pero segura subida de temperatura, hasta llegar al punto de cocción.

Obviamente las ranas murieron, pero antes de morir, una le dijo a la otra:

“Qué buen día nos ha salido hoy, ¿verdad? Estupenda temperatura para este mes de mayo” …….

¡Muchas gracias presidente de Diputación por cedernos este espacio, gracias a nuestros patrocinadores por su colaboración, gracias a todos por acompañarnos, felicidades a los premiados, y qué  disfruten de la velada!

Santiago Aparicio Jiménez

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección: Soria

Id propio: 80860

Id del padre: 9

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia