Jueves, 30 Mayo 2024
Buscar
Despejado
11 °C
El tiempo HOY

sociedad

Casi 7 millones de niños en riesgo en Ucrania

Los continuos ataques a las principales infraestructuras energéticas en Ucrania han dejado a casi toda la infancia en Ucrania (casi siete millones de niños) sin acceso sostenido a electricidad, calefacción y agua, lo que los pone en mayor riesgo a medida que las temperaturas siguen bajando y el invierno avanza, según ha advertido UNICEF.

alt=

Sin electricidad, los niños no solo se enfrentan a un frío extremo (las temperaturas invernales pueden descender por debajo de los -20 °C), sino que tampoco pueden continuar con la educación a distancia, que es el único acceso al aprendizaje para muchos niños y niñas, con tantas escuelas dañadas o destruidas.

Además, es posible que las instalaciones sanitarias no puedan ofrecer servicios críticos, y el mal funcionamiento de los sistemas de agua aumenta los riesgos ya extremadamente altos de neumonía, gripe, enfermedades transmitidas por el agua y COVID-19.

“Millones de niños se enfrentan a un invierno sombrío acurrucados en el frío y la oscuridad, con poca idea sobre cómo o cuándo puede llegar un respiro”, ha señalado la directora ejecutiva de UNICEF, Catherine Russell.

“Más allá de las amenazas inmediatas que acarrea el frío, los niños y niñas también se ven privados de la capacidad de aprender o mantenerse en contacto con amigos y familiares, lo que pone en grave riesgo tanto su salud física como mental”, ha añadido.

La intensificación de los ataques en octubre destruyó el 40 por ciento de la producción de energía de Ucrania, exponiendo aún más a las familias a las duras condiciones invernales, afectando a los medios de subsistencia e incrementando la probabilidad de que se produzcan más movimientos de población.

A pesar de las reparaciones en curso, a 28 de noviembre el sistema energético ucraniano solo podía cubrir el 70 por ciento de la demanda máxima para generar energía, según OCHA.

El duro invierno, combinado con la pérdida de ingresos y la crisis energética y socioeconómica provocada por la guerra, son devastadores para el bienestar de los niños y las familias.

Los ingresos de las familias y el acceso a los servicios se han visto diezmados por la destrucción de la infraestructura en los casi 10 meses de conflicto abierto.

La situación es especialmente grave para los 6,5 millones de personas, incluidos 1,2 millones de niños y niñas, que actualmente se encuentran desplazados dentro de Ucrania.

A medida que las áreas anteriormente afectadas por intensos combates se vuelven accesibles, UNICEF ha empezado a distribuir kits de ropa de invierno, calentadores de agua y generadores en las zonas en primera línea y recientemente accesibles de las provincias de Járkov, Jersón y Donetsk.

Hasta la fecha, se han adquirido suministros para el invierno por valor de más de 20 millones de dólares (18,75 millones de euros).

Es probable además que un invierno sombrío empeore la situación psicosocial de los niños, que ya se enfrentan una crisis de salud mental inminente, con 1,5 millones en riesgo de depresión, ansiedad, trastornos de estrés postraumático y otros problemas mentales.

El impacto en el acceso de los niños y niñas a la educación es solo la última interrupción después del final anticipado del año escolar anterior y los parones relacionados con la pandemia de COVID-19. UNICEF ha equipado para el invierno a más de 55 de sus Centros Spilno: espacios seguros y cálidos que ofrecen servicios integrados para niños y niñas, jóvenes y cuidadores.

 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: espana

Subsección: sociedad

Id propio: 67013

Id del padre: 140

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia