Miércoles, 24 Julio 2024
Buscar
Despejado
28.4 °C
El tiempo HOY

Castilla y León

Aparicio (CEOE Castilla y León): "Los empresarios no somos los enemigos de este país"

El presidente de CEOE Castilla y León, Santiago Aparicio, ha presidido esta tarde en Segovia la entrega de los Premios CEOE Castilla y León. Y en su discurso ha reiterado que los empresarios no son los enemigos de este país.

DISCURSO DEL PRESIDENTE DE CEOE CASTILLA Y LEÓN

Autoridades, empresarias, empresarios y por supuesto, a todos los galardonados.

Es un honor volver a estar aquí en este día tan especial. Estábamos deseando vivir junto a vosotros este trigésimo primer homenaje a vuestros logros. El reconocimiento público a unas trayectorias empresariales que hoy, acabamos de verlo, vuelven a brillar como merecen.
Sois bandera y faro. Sois referentes de los que sentirnos tremendamente orgullosos. Guías personales y empresariales que con vuestro buen hacer marcáis tendencia, abrís camino y nos inspiráis. Y en muchos casos rendís también tributo a quienes os precedieron.
Como Javier Jiménez, responsable del Grupo Cervera, sí, pero ante todo, digno heredero de su padre Gregorio, hoy aquí. Javier es continuador de una visión empresarial que le ha ayudado a crecer y a celebrar por todo lo alto estos 30 años desde que en 1994 recibiera el testigo de la empresa.

Somos universales desde lo local. Dan igual nuestros orígenes porque miramos al mundo, a los ojos y a veces, incluso, hasta lo conquistamos. Varios de nuestros premiados hoy son el ejemplo. Luis Leal es uno de ellos. Liderando la empresa que fundó junto a su mujer Carmen, en los 70, no solo la han adaptado a las necesidades del siglo XXI sino que es hoy uno de los grandes referentes europeos de su sector.

Luis Miguel Seco también lo es. Y es además un visionario que apostó por salir de su zona de confort, como muchos de los que estamos aquí, porque entendió que si su método funcionaba en la restauración, iba a ser capaz de llevarlo a otros sectores aparentemente tan alejados como el inmobiliario. Y lo logró. Hoy sigue enriqueciendo la vida de los entornos donde opera el Grupo La Hacienda. Esto es algo también común a todos. Allá por donde pasáis, todo brilla.

Ella también lo hace desde su juventud. Entre tanto talento senior, el talento joven de Manuela Merino sobresale. Sin haber cumplido los 30 años, esta palentina es una de nuestras grandes empresarias y está llevando el nombre de esta tierra mucho más allá de estas fronteras. Haciendo también honor al legado recibido, en este caso el de su padre Conrado, un hombre lleno de orgullo, como el que sentimos hoy nosotros reconociéndote a ti, Manuela.

Pedro Campal, que lamentablemente no ha podido acompañarnos, representa a un sector tan nuestro como el agroalimentario, donde la competencia es grande -y es muy buena-, poniendo el listón altísimo y Campal siempre logra superarlo. Pedro sabe escuchar. Al mercado, al sector, a su gente, al consumidor… Porque en la empresa vales por las consignas que escuchas y cómo las trasladas en el día a día.
Luis Ruano es el ‘sastre’ de Prehorquisa, innova constantemente, como muchos de nosotros. No queda otra. Él lo hace para fabricar trajes a medida sobre fachadas mientras sigue demostrando que su alma de aventurero, de trotamundos y de emprendedor están a la altura de un instinto y un olfato que empezó a desarrollar desde muy joven y que ha ido puliendo con los años. Es otro de nuestros grandes referentes.

Y continúo hablando de juventud porque hay un récord muy difícil de batir. 21 años tenía Pepe Isla cuando se puso al frente de la empresa que hoy capitanea. Es una de esas joyas sorianas de las que puede presumir toda Castilla y León, y un ejemplo de cómo gestionar un legado con eficacia y con eficiencia.

Ángel Rodríguez representa hoy aquí el triunfo empresarial de Valladolid, y a la vez, la fuerza de los méritos, del talento reconocido y del tesón por crecer que tanto nos caracteriza. Aquel chico que hace poco más de 25 años era el técnico de Prevención de Riesgos Laborales del Grupo Iveco, hoy es el presidente del Grupo en España y el responsable mundial de producción. Sencillamente espectacular.
Me dejo para el final a Rubén, a Alejandro y a Rafael, la personificación de todo el valor, que es mucho, que nos aporta una buena alianza cuando damos con el partner adecuado. Se entienden, se complementan y crecen diversificando. Enhorabuena.

Todos los premiados hoy sois ejemplo y vuestro éxito es reflejo del inagotable potencial que tenemos en Castilla y León.

Creedme, vamos a presumir mucho de personas como vosotros.

Días como este son poco habituales. El camino del emprendedor no siempre es fácil. De hecho, muy pocas veces lo es. Los desafíos son constantes. Desde la incertidumbre política y regulatoria hasta la necesidad de adaptarnos a un mundo cada vez más digitalizado. Pero os recuerdo algo que me consta, ya sabéis. No estáis solos.

En 2024 confiamos en crecer en términos de facturación, de inversión y de empleo. La encuesta Perspectivas España 2024 nos dice que un 71% de los empresarios y empresarias prevé que sus ventas vayan a más en estos 12 meses, y un 53% aumentará sus inversiones. Estos datos son el reflejo de nuestra prodigiosa capacidad para ir adaptándonos a las circunstancias y superándolas.

Sin embargo, para seguir avanzando, necesitamos a las administraciones públicas de nuestra parte y que nos comprendan. Los empresarios no somos los enemigos de este país. Los empresarios somos, de hecho, fundamentales para el desarrollo y la prosperidad de España. Como hemos visto al principio de este acto, ocho de cada diez puestos de trabajo son creados por empresas y por autónomos, porque este dato, tan significativo últimamente, parece haberse olvidado. Sólo necesitamos un marco regulatorio claro y consistente para tomar decisiones informadas sobre inversiones, contrataciones y estrategias comerciales. Cuando las políticas cambian constantemente o se vuelven impredecibles, los empresarios nos sentimos atrapados por los vaivenes e infravalorados cuando percibimos un trato desigual.

En los últimos años, los empresarios somos como malabaristas profesionales en el circo de la economía: siempre estamos tratando de mantener en el aire un montón de cosas al mismo tiempo, desde los presupuestos hasta las estrategias de marketing, mientras caminamos sobre una cuerda floja llamada INESTABILIDAD.

No puede ser que tengamos leyes a la carta, regulaciones a la carta, impuestos a la carta y cambios de leyes a la carta. Y así un día sí y otro también, generando incertidumbre y desconfianza entre los inversores y todo el mundo empresarial.

Es fundamental que se reduzcan las cargas fiscales que distorsionan la actividad económica. La previsión de ingresos tributarios va a crecer en un porcentaje algo superior al PIB, por lo que la presión fiscal en España se situará alrededor del 39% y el esfuerzo fiscal ya es un 17,8% superior al de la UE.

Necesitamos un modelo de fiscalidad que favorezca la inversión y el desarrollo económico. Todos tenemos que remar a favor porque toda la sociedad será beneficiaria. Es crucial abordar también otros problemas. Es de importancia capital contener el agravamiento de la falta de mano de obra en algunos sectores para el buen desempeño de las empresas.

Es preciso rediseñar los programas formativos en todos los niveles, enseñanza básica, superior y formación profesional, para incorporar las nuevas competencias profesionales y adecuarlas a las demandas de las empresas.

En este sentido, es esencial estrechar la colaboración entre el sistema educativo y los interlocutores sociales. Queridos amigos, Castilla y León tiene mucho talento, lideramos en España la capacidad del alumnado en muchas materias, dentro del último Informe PISA. No lo dejemos escapar. Abordemos esta situación de manera prioritaria, ya que condiciona el desarrollo y crecimiento de nuestro tejido empresarial. Y hay que dejar de mirar para otro lado respecto al absentismo laboral, por el impacto directo que tiene sobre la productividad y los costes empresariales, tanto económicos como organizativos. Los datos abruman. Las bajas laborales por enfermedad o accidente no relacionadas con el trabajo ascendieron en 2023 a 1.198 millones de euros (178 millones de euros más que en 2022 y 507 más que en
5
2018), lo que supone un aumento del 73%, se dice pronto, mientras que el coste nacional es de 25.326 millones de euros, una auténtica barbaridad. Si a eso sumamos que el número de procesos de baja laboral derivados de una Incapacidad Temporal por Enfermedad o Accidente no Laboral se ha incrementado un 41% en los últimos cinco años, situándose en 274.641 en 2023, es sencillo entender cómo el absentismo merma la competitividad de las empresas y supone un pesado lastre para la creación de empleo y para el crecimiento económico a corto, medio y largo plazo.

Señoras y señores, esto no es una partida de ajedrez, ni nosotros somos Gari Kaspárov o Bobby Fischer, que tenemos que anticiparnos a los movimientos de los oponentes, tomar decisiones estratégicas y pensar varios pasos adelante para alcanzar nuestros objetivos y que nadie nos haga jaque mate.

Somos los verdaderos generadores de riqueza y empleo en esta Comunidad, y lo digo alto y claro. Pronuncio estas palabras como punta de lanza de las decenas de miles de empresarios de Castilla y León a los que representamos y damos voz. Así lo determina la Constitución en su artículo 7 y nuestro Estatuto de Autonomía, que nadie lo olvide.

CEOE Castilla y León seguirá apoyando a los empresarios y fomentando, lo sabéis, el desarrollo económico de la Comunidad. Lo hacemos impulsando la transformación digital de las empresas. Más allá de la implantación de nuevas tecnologías, abordamos un cambio cultural y de procesos que involucra a todos los niveles de la organización.
Lo hacemos comprometiéndonos con la transformación medioambiental y la descarbonización. También con la Economía Circular, puesto que todos tenemos claro que la economía lineal está ya superada.
Lo hacemos apoyando a esos sectores estratégicos para los que muchos de los presentes sois pieza esencial. Trabajamos para que
el valor añadido de los productos de Castilla y León se quede en la comunidad. Es una de las muchas cosas que compartimos.

 

Y dejo para el final los agradecimientos. Gracias a la Federación Empresarial Segoviana por su colaboración para celebrar este acto, y a su presidente, Andrés Ortega, que hoy lamentablemente no ha podido acompañarnos por encontrarse, por motivos profesionales, fuera de España, al igual que el presidente de CEOE CEPYME Salamanca, Diego García, pero como bien saben los empresarios siempre tenemos que estar al pie del cañón, al lado de nuestras empresas. Gracias Rocío y a la familia Ruiz Aragoneses por acogernos hoy aquí y mi agradecimiento muy especial a tu padre, José María, por todo lo que hacéis por Segovia, por esta Comunidad, por vuestro compromiso inquebrantable con la calidad, la autenticidad y la hospitalidad, y como no por vuestro trabajo e implicación con las organizaciones empresariales.
Gracias al apoyo de las Cajas Rurales de Castilla y León (Caja Rural de Salamanca, Cajaviva Caja Rural, Caja Rural de Soria y Caja Rural de Zamora). Gracias también a Aenor, Iberdrola, Adecco e Iberaval. Su colaboración es fundamental para el éxito de nuestros proyectos. Porque creen en ellos con la misma convicción que nosotros.

Y gracias, como no, a todos los empresarios de Castilla y León. Vosotros hacéis grande a esta Comunidad. Muchas gracias por ese esfuerzo diario, minuto a minuto, y por vuestra entrega, que también es la nuestra. Los unos por los otros, vamos a seguir construyendo juntos un futuro próspero y sostenible para esta tierra que hoy os admira todavía más.

Recuerden el vídeo del principio: “la sociedad tal y como hoy la conocemos, se desvanecería si de ella desaparecieran los empresarios”.
Muchas gracias.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: cyl

Subsección: Castilla y León

Id propio: 81771

Id del padre: 113

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia