Domingo, 28 Mayo 2023
Buscar
Muy nuboso con lluvias
11 °C
El tiempo HOY

politica

TRIBUNA/ Mi presidente del Gobierno

Amalio de Marichalar denuncia en este artículo de opinión la blasfemia contra Dios producida en el Congreso y la petición pública de perdón por ello al presidente del Gobierno. Además denuncia el comportamiento y lo dicho en Marruecos que traiciona la soberanía y la dignidad de España, así como lo ocurrido a Isabel Diaz Ayuso, que es un ataque incalificable y delictivo.

TRIBUNA/ Mi presidente del Gobierno 

Mi presidente del Gobierno no puede admitir la semana pasada en sede del Congreso de los diputados que su jefe de filas parlamentario ofenda en blasfemia a Dios. No puede obviar llamar severamente la atención al ofensor, y no puede dejar de pedir públicamente perdón a todos los españoles, sean católicos o no. Esto no es admisible en democracia, si se tiene el mínimo respeto, la mínima cultura, la mínima educación y la mínima dignidad.

Mi presidente del Gobierno no puede dejar mal a España en la visita oficial de Francia. No puede en suelo español, en este caso en Barcelona, ignorar que un representante del estado en Cataluña menosprecie los himnos nacionales de Francia y España, tampoco puede permitir que no se respete al Ejército al no reconocerlo y tampoco puede declarar que quiere la independencia y un nuevo estado en Europa, dicho todo ello delante de el, pero aún menos dicho delante del presidente de la Republica de Francia en visita oficial a España.

Mi presidente del Gobierno no puede dejar mal a España en su visita ayer a Marruecos. No se puede, es muy irresponsable. O la visita se prepara bien o no se va. No puede decir delante del primer Ministro de Marruecos que "en un marco de nueva relación se han comprometido a evitar aquello que pueda ofender a las esferas de soberanía del otro y recurrir siempre al diálogo y no a los hechos consumados, evitando todo aquello que sabemos que ofende a la otra parte especialmente en lo que afecta a nuestras esferas de soberanía. - ¿que puede ofender a nadie si se tiene claro cuáles son las fronteras españolas y lógicamente ni se duda y con integridad de sentimiento y comportamiento? -, y recurrir antes al " dialogo" " y no a los hechos consumados..."

Esto me recuerda al "dialogo " con Cataluña que consiste en ceder y adaptarse a las exigencias de los que declaran ser enemigos de España, y además, incomprensiblemente ser los que permiten su Gobierno y aceptarlo así,  desde el chantaje. Muy, muy, peligrosa esta forma de dialogo entendida como cesión y regalo  de todo lo que demanda cualquiera en exclusivo interés propio y en exclusivo perjuicio de los intereses de todos los españoles.

Mi presidente del Gobierno no puede descalificar la manifestación del 21 E  en la Cibeles de Madrid y la concentración del 22E en la Plaza de Sant Jaume de Barcelona. Una expresión  así,  de reivindicación de la libertad , de la Constitución y de la democracia, por parte de todos los españoles de cualquier idea, sector y sensibilidad venidos de todos los rincones de la nación, reclamando la unidad de España, la democracia y la Constitución, y primera vez que se hace tras cuarenta años de democracia; significa un hecho excepcional, innovador y trascendental. Es el clamor unánime y ensordecedor de todos los españoles sin distinción, ante la deriva antidemocratica e inadmisible de este gobierno, constatada por todos sin excepción. Sin más.

Mi presidente del Gobierno manda pactar presupuestos de su partido con Cataluña el miércoles, para que además ERC no le retire apoyo con el que le habían amenazado para el final del mandato con leyes como la de la vivienda o la de la ley mordaza, pero a cambio ni tocar las "embajadas", ni tocar el cumplimiento sentencias para poder hablar español en España, y muchísimas inversiones que otras partes de España no reciben. El jueves, al día siguiente, por enésima vez, el presidente  de la Generalidad, que ha firmado el día anterior con Illa, dice que todo ello no impide seguir trabajando con los planes de independencia. Eso es inaceptable una vez más, y gravísimo, que el Jefe de Gobierno no desautorice con contundencia declaraciones delictivas y de rebelión.

Mi presidente del Gobierno ha callado ante el ataque a la presidenta de la Comunidad de Madrid en la universidad y admitido declaraciones de su Gobierno justificándolos. Justificando esos ataques que han conllevado gravísimos insultos e injurias y el presidente del Gobierno no ordenar inmediatamente que no se prepararan esos grupos de ataque a la presidenta sabedor de ello, no  cesar fulminantemente a su Ministro que avala el ataque, y no condenar públicamente tales ataques llenos de odio, discordia, xenofobia, machismo y propaganda destructiva nazi-estaliniana. No es concebible un presidente de Gobierno democrático, sea de la ideología que sea, que no trabaje por la concordia, encuentro, aceptación y respeto al contrario, "diálogo del de verdad" , rigor, seriedad, destierro de propaganda dañina, y denuncia inmediata, y mínima solidaridad y apoyo ante actos tan graves como el ocurrido.

Mi presidente del Gobierno admite los ataques a la justicia que el mismo encabeza diciendo que "la derecha política y judicial han querido atropellar la democracia ". Ataques constantes a la justicia de su socio de Gobierno defendiendo que no se cambie la ley de solo si es si pues la culpa es de los jueces en su mala interpretación, y el jefe  aulico, amenazando con consecuencias si se cambia.... pero ya cerca de 400 agresores sexuales rebajados en sus sentencias y casi cuatro decenas en la calle, con negligencia manifiesta... cuando todo esto sucede, y la soberbia impera sin reconocer el gravísimo error y , lo peor, conocedores plenamente de lo que ocurriría como acaba de declarar la ex vicepresidenta Calvo y por tanto, maximo responsable de todo, y conocedor pleno de lo que ocurriría,el Presidente del Gobierno.

Cuando él mismo declara en noviembre que es "una ley de vanguardia y una gran conquista" y decir convencido que "esta ley inspirara otras leyes en el mundo" ... entonces deduces que alguien debiera dimitir por pudor mínimo, pero de nuevo topas con una realidad de imposición de una inmoralidad total como ejemplo de compromiso gubernamental.

Mi presidente del Gobierno tendría que saber que el yihadista que ha asesinado al sacristán a finales de la semana pasada, en Algeciras, y herido al sacerdote y tres personas más era una persona que Marruecos nos desvela que España no pidió el preceptivo trámite para su expulsión. Esto es de una gravísima  negligencia, y conocedor el Gobierno de un peligro enorme, no aplicar normas estrictas que hubieran impedido el trágico asesinato.

Mi presidente del Gobierno asiste inmutable al procesamiento de 45 policías nacionales por su actuación durante el golpe de estado.

El juez instructor se basa en imágenes grabadas por los independentistas siguiendo las instrucciones de los dirigentes politicos de la Generalidad. Un desamparo total a la policia es facilitado por el Gobierno en connivencia con los que han dado un golpe de estado y sus amigos... y de nuevo ,¡insólito! , deberles con una indignidad que no tiene calificativo, seguir en el Gobierno

Mi presidente del Gobierno admite que una ministra ataque la semana pasada, pero más veces en esta, a un empresario de la alimentación muy conocido acusándole de "despiadado". No le cesa ni desautoriza públicamente. La ministra portavoz trata de eximir a la ministra acusadora diciendo que lo declaraba en un acto de partido, - por cierto su jefe aulico dice que hay que crear un supermercado público- ,pero al día siguiente repite su ataque desde el ministerio.

Mi presidente del Gobierno admite en estos últimos siete días las declaraciones del ex vicepresidente de la Generalidad y líder de ERC, Junqueras diciendo que "volveremos a ejercer un referéndum, ha de verse como normal una consulta de autodeterminación" y recalca su disconformidad con la sentencia por sedición pues "nada de lo que hizo la Generalidad era delito"." No tenemos miedo, no lo hemos tenido  nunca y menos ahora", recalcando que nada era delito,  reafirmando el referéndum e independencia. Pero mi presidente de Gobierno también admite, la semana  pasada, las declaraciones de su ministro de Universidades defendiendo que "es un proceso que sigue en marcha y que la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalidad de Cataluña debe terminar con una consulta" ... y que "el diálogo y la consulta forman parte del bagaje común del Gobierno y de una lógica implícita que ha quedado superdemostrada durante todo este tiempo" .

Mi presidente del Gobierno no merece ser presidente del Gobierno de ninguna manera . Es la antítesis de un gobernante. El mismo ha vaciado el caudal de mínimo respeto a sí mismo y por tanto se ha ganado voluntariamente la falta de la más mínima credibilidad de todos hacia el.

Las  demás naciones  europeas, muy, muy,  preocupados con su deriva y la de España. Los españoles no merecemos tal desprestigio y tal ataque diario a España de quien la gobierna. Merecemos recuperar urgentemente los valores de la democracia, el cumplimiento de la Constitución y la dignidad de nuestra nación.

Fdo: Amalio de Marichalar. Conde de Ripalda

 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: espana

Subsección: politica

Id propio: 68225

Id del padre: 149

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia