Lunes, 24 Junio 2024
Buscar
Despejado
18.9 °C
El tiempo HOY

politica

TRIBUNA / Filfa

Mario González se congratula de que USO haya llegado a la conclusión que PP, PSOE y Vox son lo mismo en el Ayuntamiento, lo que refleja un capítulo del bipartidismo nacional. Invita a reflexionar sobre sus resultados y la necesidad de mejorar el sistema político de esta democracia.

 

TRIBUNA / Filfa

Antes de que España se agoste y tras la decepción con el resultado de las pasadas elecciones quiero celebrar el descubrimiento de la PPSOE por parte de la USO (Unión Sindical Obrera) o eso creo que se desprende de la noticia publicada en El Mirón de Soria (18.07.2023) en la que el sindicato denunciaba: "PSOE, Vox y PP: la misma filfa es". Denuncia que cursaban tras comprobar que Eder García, nuevo concejal de recursos humanos del Ayuntamiento de Soria, se viene haciendo el sueco ante el sinfín de asuntos laborales pendientes que afectan a la organización, a las condiciones de trabajo y a las retribuciones del personal de este ayuntamiento frente a la urgencia con la que han podido pactar asuntos tales como (i) el incremento, hasta diez, del número de concejales liberados, (ii) el incremento de un 27 por ciento en las retribuciones de todos los concejales por asistencia a plenos y comisiones o (iii) el incremento -más que probable, apuntan- en la contratación de puestos de libre disposición para los grupos municipales.

A USO, en definitiva, le indigna que el dinero público vaya para cubrir gastos de los partidos políticos mientras los trabajadores siguen a la espera de ver cumplido su “acuerdo/convenio colectivo” y que las tres formaciones políticas de la actual corporación, PSOE, PP y VOX, aparentemente tan divergentes, hayan aprobado tales medidas sin ninguna diferencia de criterio.

La USO, tercer sindicato a nivel estatal con más de 11.000 representantes y 400 sedes, nunca podría haber descubierto a la PPSOE sino apostara –como lo hace- por su autofinanciación a partir de las cuotas de sus afiliados y por un proyecto sindical autónomo e independiente basado en los derechos de los trabajadores y no en su ideología, en abierta contradicción con otros -fundamentalmente los ‘comegambas’ de UGT y CCOO- cuyo modelo sindical escora a la subvención y al servilismo a algún partido político.

Por eso quiero celebrar su independencia y su descubrimiento en contraste con la mayor parte de la ciudadanía española que no entiende aún lo que es y significa la PPSOE.

Así, en estas pasadas elecciones generales, la PPSOE cosechó 15.852.810 votos (8,09 millones para el PP y 7,76 millones para el PSOE) superando con creces los cosechados en 2019: 11.772.852 votos (5,01M para el PP y 6,75M para el PSOE) después de cuatro años desastrosos para España. A pesar de todo se llevan el 45 por ciento de los votos emitidos válidos (35.146.062, porque el resto fueron abstenciones, votos nulos o en blanco). Y todo esto demuestra, a mi entender, dos cosas: (i) que la ciudadanía no quiere pensar en nada y vuelve una y otra vez a depositar su confianza en una PPSOE que les miente y les roba por partida doble, y (ii) que el sistemita montado por ambos partidos mayoritarios -basado en el control de los grandes medios de comunicación, en la polarización y en  el miedo al contario, y en una rampante falta de educación que impide el discernimiento- sigue funcionando a las mil maravillas, 40 años después, a pesar de las muchas tropelías que comenten casi a diario.

Sobre todo, PPSOE significa que la democracia en España se reduce a votar y a contar esos votos, esto es, a facilitar el reparto de poder entre sus dos facciones. A nada más. Por eso hablo siempre de pseudodemocracia. Estoy convencido de que muchos de los que lean esta tribuna rápidamente generarán argumentos en contra de esta conclusión y esa es la prueba palpable del adoctrinamiento al que nos han sometido durante los últimos 40 años.

Lo más cierto –si quieren reflexionarlo- es que la PPSOE tiene secuestrada la voluntad popular con su negativa a las listas abiertas y a la representación personal, a la democracia directa, a un contrato electoral que ligue el voto a la ejecución de un programa, a la remoción en caso contrario y a la separación de poderes.

Nos han impuesto un unipartidismo -con forma de bipartidismo para despistar- en el que, una vez depositado el voto, la PPSOE hace lo que le da la gana sin control de ningún tipo. La Real Academia de Lengua Española define ‘filfa’ como ‘cosa falsa, engaño o noticia sin fundamento’ por lo que está claro que la USO está ya sobre la pista de lo que realmente significa la PPSOE.

Ahora deben descubrirlo también ustedes porque dicho sistemita solo podrá desmontarse negándole siempre nuestro voto a ambos partidos: al PP y al PSOE.

Necesitan la legitimidad de nuestros votos y por eso mismo, si se los negamos, el sistema necesariamente cambiará, bien porque corrijan rumbo para no perder el poder definitivamente, bien porque lo pierdan al insistir en su dictablanda, desengañando a la mayoría de los españoles. Ahora tienen tiempo para pensarlo.

Fdo: Mario González Casado. Abogado. Mautiko Abogados.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: espana

Subsección: politica

Id propio: 72941

Id del padre: 149

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia