Jueves, 22 de Octubre de 2020
Buscar
Parcialmente nuboso
9 °C
El tiempo HOY

Soria

UGT-FICA: Cambio en las políticas para reducir los accidentes laborales

El secretario general de UGT FIGA en Soria repasa en este artículo los diversos accidentes registrados este año en la provincia y reclama un cambio en las políticas públicas para reducir la siniestralidad laboral.

UGT-FICA: Cambio en las políticas  para reducir los accidentes laborales

Opinión/ Invertir en prevención, calidad de futuro

UGT-FICA considera que es preciso ahondar en la prevención de riesgos laborales y poner en marcha ya el tercer plan de acción de la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020.
En la provincia de Soria, los siete primeros meses del año se registraron un total de 2011 accidentes, un 7.75 por ciento menos que el mismo periodo del 2018. De ellos, 711 causaron baja, lo que supone un descenso del 0.84 por ciento en relación al año anterior.

La mayor parte de estos accidentes ocurrieron durante la jornada laboral y 50 fueron accidente in itinere, disminuyendo casi un 33,33 por ciento. Aunque los accidentes sin baja siguen siendo más numerosos que los que causan baja, éstos descendieron un 9.67 por ciento respecto al mismo periodo de 2018.

Entre los asalariados y según gravedad, se registraron ocho accidentes graves, tres menos que en el mismo periodo del año anterior (-27,27 por cieneto).
En cuanto a los accidentes mortales, ningún trabajador ni trabajadora ha fallecido durante los primeros siete meses del año, cinco menos que hasta julio de 2018, lo que supone una reducción del 100 por ciento
Por sectores de actividad y entre asalariados, hasta el mes de julio, hubo un aumento del número de accidentes de trabajo en el sector agrario (12 personas más que en 2018, lo que supone un incremento del 16.67%) y construcción (22 trabajadores más que en el mismo periodo de 2018, lo que supone un aumento del 31.43 por ciento), descendiendo los accidentes de trabajo en el sector industria y servicios. La mayor bajada en valores relativos la registra el sector servicios (33 personas menos que en 2018, lo que supone un – 9.79 por ciento).
Respecto a las enfermedades profesionales en los 7 primeros meses del año se registraron un total de 100 enfermedades profesionales, un 11.11 por ciento más que el mismo periodo del 2018. De ellas, 34 causaron baja, lo que supone un aumento del 21.43 por ciento en
relación al año anterior.

Aunque las enfermedades profesionales sin baja siguen siendo más numerosas que los que causan baja, éstas se incrementaron en un 6.45 por ciento respecto al mismo periodo de 2018.
En cuanto a las Enfermedades Profesionales por sectores de actividad y entre asalariados, hasta el mes de julio, hubo un aumento del número de ellas en el sector agrario (1 persona más, es decir un 100 por ciento más con respecto al año anterior) e industria
(13 trabajadores más que en el mismo periodo de 2018, lo que supone un incremento de 144.44 por ciento), descendiendo las enfermedades de trabajo en el sector construcción y servicios. La mayor bajada en valores relativos la registra el sector construcción (4 personas menos que en 2018, lo que supone una disminución del 80 por ciento).
Cuando se analizan los últimos datos estadísticos oficiales de la accidentabilidad laboral en nuestro país, y concretamente, en nuestra provincia el panorama nos trasmite una situación preocupante que debería incitar a la reflexión y a cuestionarse qué deficiencias hay en materia de seguridad y salud que nos llevan a esta situación después de más de 20 años de la entrada en vigor de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.
Por consiguiente, a la vista del análisis de la accidentabilidad laboral hasta julio del 2019 en relación al mismo periodo del 2018 podemos afirmar que se continúa sin otorgar a la prevención de riesgos laborales la prioridad que requiere, se prima la productividad y ligada a ésta, la precariedad laboral y el ahorro de costes, el incumplimiento empresarial de la prevención de los riesgos laborales, en especial los riesgos higiénicos y ergonómicos, cuya infracción es la causa del deterioro, en detrimento de la seguridad y salud de los trabajadores y las trabajadoras.
Desde UGT-FICA creemos necesario un cambio en las políticas públicas para reducir la siniestralidad laboral en estos casos y en general, con programas que incluyan mecanismos de evaluación y control a través de la prevención de riesgos laborales, efectivos y adecuados a la realidad.

La visibilización de la siniestralidad laboral a la sociedad también es necesaria con la finalidad de concienciar y sensibilizar a la población y fomentar una cultura preventiva. Por ello, queremos visibilizar las graves consecuencias que tiene la siniestralidad laboral para los trabajadores y trabajadoras y sus familias.

Por lo que exigimos extremar la prevención de riesgos laborales en las empresas, y que haya más efectivos de la Inspección de Trabajo, que vigilen el cumplimiento de la normativa en esta materia además de realizar un seguimiento de cada una de las enfermedades profesionales, requiriendo a las empresas, la revisión y mejora del Plan de Prevención.

Es esencial poner en marcha el tercer plan de acción de la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020 para acabar con la lacra de la siniestralidad laboral. Un drama invisible que le cuesta la vida cada día a 2 personas en nuestro país.


Pablo Soria Mínguez, Secretario General de UGT FICA

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección: soria

Id propio: 33336

Id del padre: 8

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política