Lunes, 26 Febrero 2024
Buscar
Cubierto con nevadas
2.1 °C
El tiempo HOY

Soria

Piezas ocultas pero nunca desconocidas

Image

Restauración, almacenamiento e investigación, tres labores imprescindibles en la tarea del Museo Numantino

Esta semana se conmemora el Día Internacional del Museo. Y el soriano por excelencia, el Numantino, organiza actividades para atraer la atención de los visitantes.  Su visita es siempre recomendable, en cualquier época del año. Es posible gracias al trabajo oculto y continuo que realiza el Museo para restaurar, almacenar e investigar sobre el patrimonio.

Image

La pieza que abre la portada, un Lepidotes encontrado en las calizas lacustres de la formación Valdeprado, del Cretácico Interior, en la localidad de La Cuesta, en Tierras Altas -esto es, con más de cien millones de años- es sólo un ejemplo del ingente patrimonio que conserva, almacena e investiga el Museo Numantino. Cuando se culmina el Día Internacional del Museo, el más emblemático de los sorianos abre sus puertas para enseñarnos que su riqueza no está sólo en la salas de exposiciones.

Conservación
Un trabajo callado pero continuo
Los museos no sirven sólo para exponer piezas. Ésta es sólo una función, la última, que da brillo a otras anteriores, menos conocidas, pero indispensables para la divulgación. El director del Museo Numantino, Elías Terés, resalta que es un trabajo ingente y siempre muy lento y delicado.
Blanca Martínez, restauradora del Museo Numantino, trabaja actualmente en unas vertebras del yacimiento paleontológico de Ambrona y una viga policromada de la ermita de San Baudelio de Casillas de Berlanga. Trabaja, con sus manos, con mucha paciencia, y con la ayuda de disolventes, adhesivos, consolidantes y capas de protección.

Almacenamiento
Más piezas custodiadas que expuestas
Pocos sorianos sabrán que lo que el Museo Numantino expone en sus salas representa apenas el 2 por ciento de todas las piezas que custodia, debidamente almacenada. Por el sistema de peine, con muebles extraíbles, se aprovecha al máximo el espacio disponible. La humedad y temperatura se controlan para evitar, apunta Martínez, que existan “grandes picos”, grandes diferencias, que dañen las piezas. Estén donde estén las piezas siempre tienen que ser localizables, y para ello se utiliza un número de inventario. Terés asegura que hay investigadores que consultan continuamente los fondos. Sus estudios se plasman en publicaciones científicas o divulgativas.
Este legado oculto se va sacando a la luz a través de exposiciones temporales.
El Museo Numantino tiene tres secciones: arqueológica, bellas artes y etnográfica. Ahora, apunta Terés, sólo tiene espacio para la primera. De la segunda, se custodia una pequeña colección. Y para la etnográfica, el Museo Numantino se plantea en un futuro buscar otro local o ampliar la actual sede. (el edificio actual de Correos sería ideal).

Investigación
Organizar las piezas y realizar una base de datos
En la sala de investigación, trabajan actualmente dos especialistas buscando datos nuevos sobre el yacimiento de Las Cuevas de Soria y la industria lítica de Ambrona excavada en la década de los ochenta. Terés destaca que la investigación de las piezas es fundamental porque de lo contrario no se pueden exponer. Y hay que restaurarlas, “porque sino seríamos un mero almacén”, señala. Martínez resalta que se está ordenando todo el material, cada pieza con su etiqueta y su sigla. Además se está elaborando una base de datos, con todas las piezas fotografiadas, con su número de inventario y la coordenada exacta del cajón y armario donde encontrarla.

 

 

Espacio aprovechado al máximo

Image

EL MUSEO NUMANTINO  que hoy conocemos abrió sus remodeladas instalaciones a finales de la década de los ochenta. Hasta su sede llegan piezas patrimoniales encontradas por investigadores y equipos de arqueólogos en las obras que se realizan en la provincia.
EL MUSEO NUMANTINO es el mejor lugar para conservar este legado que es patrimonio de todos, resalta Terés. El espacio se aprovecha al máximo. Y todo bajo llave.
LAS PIEZAS Y materiales se  custodian en salas diferentes en las mejores condiciones. Por el sistema de peine o con muebles extraíbles, el Museo Numantino garantiza a las piezas las condiciones adecuadas de humedad y temperatura. Martínez señala que ver los cajones ordenados y en condiciones para la pieza es toda una satisfacción.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección: Soria

Id propio: 401

Id del padre: 9

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia