Viernes, 21 Junio 2024
Buscar
Nubes dispersas
19.2 °C
El tiempo HOY

opinión

TRIBUNA / Carta abierta al presidente del Gobierno (II)

Amalio de Marichalar dirige una nueva carta abierta al presidente del Gobierno en el que le reclama que, por mínima ética, moral y dignidad, dimita tras enumerar sus malas praxis como jefe de Gobierno.

TRIBUNA / Carta abierta al presidente del Gobierno (II)

Señor presidente del Gobierno, en esta segunda carta abierta quiero pedirle desde la sociedad civil de base su dimisión.

Un presidente de Gobierno no puede de ningúna manera comportarse como usted lo hace.

Un presidente de Gobierno ha de dar ejemplo todos los días y usted no lo hace.

Un president de Gobierno ha de cumplir lo que se compromete y usted dice después  que no lo hace pues ha cambiado de opinión .

Un presidente de Gobierno no miente, y si lo hace dimite.

Un presidente de Gobierno no engaña a su electorado y a todos los españoles.

Un presidente de Gobierno no oculta a los españoles dolosamente durante tres meses la gravedad de una pandemia sin tomar antes medidas para evitar una sola muerte.

Un presidente de Gobierno no pacta con los neocomunistas con los que no podía dormir tranquilo ni tampoco el noventa y cinco por ciento de los españoles, en palabras suyas.

Un presidente de Gobierno no pacta con quienes han dado un golpe de estado y prometen volverlo a hacer permanentemente.

Un presidente de Gobierno no pacta con quienes tienen sangre en sus listas electorales y su jefe es un condenado por terrorismo.

Un presidente de Gobierno no pacta su sillón con un forajido  y prófugo de la justicia y con un mediador internacional y en el extranjero.

>Un presidente de Gobierno no pone a España en una deplorable imagen mundial.

Un presidente de Gobierno no dice un día antes de las elecciones que la ley de amnistía es inconstitucional y el día después de las mismas la pacta  a la carta con un malhechor huido de España, y sabiendo después los españoles que ya lo tenia usted pactado  mucho antes de esas elecciones.

Señor presidente del Gobierno ¿usted se imagina al presidente de la República de Francia poder serlo gracias a pactar con terroristas y asesinos en sus listas, y pactar con quien habiendo dado un golpe de estado en Francia, y promete seguir haciéndolo, se encuentra en el extranjero, huido de la justicia francesa, impone un mediador internacional, y dicta al presidente de la República una ley de amnistía que rompe con la Constitución de Francia, la igualdad de todos los franceses y propugna la destrucción de su poder judicial, así como de la nación?

Señor presidente del Gobierno ¿usted imagina al primer ministro de Portugal, o de Alemania o de Gran Bretaña insultar a un presidente de otra nación llamándole fascista y drogadicto, y a otra nación llamarla genocida a través de sus ministros, mientras reciben por segunda vez el aplauso de terroristas?

Señor presidente del Gobierno ¿usted imagina al presidente de la República de Francia, a la primer ministro de Italia, al primer ministro de Holanda o al de Bélgica, Dinamarca o Suecia estar rodeados desde hace dos meses y medio de corrupción en sus gabinetes así como en miembros de sus familias más cercanas, con gravísimas aseveraciones de ello en la prensa jamás desmentidas por ellos y sin dar explicación alguna y no dimitir desde el primer día tras ello? ¿ Y que harían si todo ello hubiera estado reflejado en los principales medios de comunicación del mundo?

Señor presidente del Gobierno usted decidió durante los primeros  pasos de su andadura, y estaba bien, cesar a ministros por casos de mala praxis pretendiendo liderar una supuesta regeneración democrática aunque al poco su propia tesis doctoral nada ejemplarmente elaborada hubiera hecho necesaria también su renuncia. Pero ahora acumula decenas de casos de mala coordinación y contradicciones entre ministerios que hubieran sido un elenco único de dimisiones en una democracia normal y solo por problemas de desgobierno en diversas materias del día a día.

Sin embargo, siendo ello esencial en una democracia, ha superado lo inimaginable por asuntos aún muchísimo más graves que sin dudar un segundo harían caer a cualquier primer  ministro y a prácticamente todo el gabinete por sus propias y continuas arbitrariedades, mentiras e inmoralidades.

Señor presidente del Gobierno usted ha decidido no asumir lo que en democracia es condición necesaria, usted no está alineado con la ética imprescindible para gobernar ni con  los necesarios requisitos de “compliance“ que exige Europa para ejercer su cargo.

Señor presidente del Gobierno España es una gran nación e impulsora durante siglos de la mayoría de los avances más importantes del mundo en todos los órdenes: científico, artístico, arquitectónico, literario, sanitario, económico, en infraestructuras, educación, y por supuesto impulsora de los derechos humanos desde la Fe y vertebracion cristiana, para devenir en la mismísima  democracia. Convendrá conmigo que la responsabilidad y rigor exige saber todo ello, ser muy consciente y actuar en consecuencia. Nada que ver con el desprecio parvulario que usted practica contra los fundamentos de España y como consecuencia de ello de su irresponsable acción diaria.

Señor presidente del Gobierno, usted además ataca los fundamentos y principios de nuestra democracia y compra votos ensangrentados y escribe una amnistía al dictado de un prófugo. Eso no puede en absoluto ser. Usted desprecia además a la comunidad internacional y se deja halagar por una organización terrorista, siguiendo los postulados del neocomunismo que al igual que el nacional socialismo -nazismo - causaron la mayor masacre y tragedia de la historia de la humanidad. No destituye a su vicepresidenta por el ataque inadmisible, hace unas horas, a la democracia israelí. No hace absolutamente nada racional y sensato. No ha destituido a ningún ministro en sus ataques a la judicatura que usted encabeza, ataques a la Corona que usted asume y alienta, ataques abyectos y satanicos a las  víctimas del terrorismo que usted patrocina y promueve. Un presidente de Gobierno que rompe una relación histórica con Argentina por capricho personal atacando porque si,  gravisimamente a su presidente, cuando no es capaz de dimitir ante las informaciones ignominiosas y corruptas  que sonrojarían al mas desvergonzado. Usted, Señor presidente, es un peligro enorme para España, para Europa y para el mundo.

Los españoles de a pie de cualquier pensamiento nos oponemos frontalmente y hoy son ya 204 días consecutivos en los que nos manifestamos en Ferraz en Madrid, y también en Burgos, Sevilla y otras muchas ciudades que se estan uniendo, contra una ley de amnistía que atenta contra el corazón de la democracia y por tanto contra el corazón de la democracia de Europa, y en defensa de la independencia judicial, la división de poderes, la igualdad de todos, la libertad de medios y expresión, el estado de derecho, la unidad de España, la libertad y la democracia…, todo ello atacado inmisericordemente por usted.

Una permanente presencia en la calle, desde hace 204 días, como esencia y profundo significado de lo que es el “we the people “, - ¿ sabe usted lo que es eso ?- , pues defendiendo los fundamentos, principios y valores trascendentales de la democracia, desde la base del pueblo español, y sin que existan precedentes de ello en toda Europa. El clamor unánime  del pueblo español, de cualquier pensamiento, luchando por la democracia, por la libertad, por  el honor, y la dignidad de España, y con ello, por la dignidad y honor de Europa, que usted, conjuntamente, ha pervertido y mancillado.

Dimita, por mínima ética, dignidad y decencia.

Fdo: Amalio de Marichalar. Conde de Ripalda

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: fotos

Subsección:

Id propio: 80700

Id del padre: 1

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia