Miércoles, 05 de Agosto de 2020
Buscar
Despejado
27 °C
El tiempo HOY

soria

OPINIÓN/ Sr. Presidente: hay soluciones (2)

Amalio de Marichalar prosigue en este artículo de opinión con el análisis de la situación con el diagnóstico cronológico de grave evolución, de la situación tan delicada de cara a la necesaria ayuda europea y muy especialmente de la negligencia demostrada por capítulos ya desde enero en lo que es la mayor tragedia que estamos viviendo al ser el país del mundo donde más muertos hay.

OPINIÓN/ Sr. Presidente: hay soluciones (2)

OPINIÓN/ Sr. Presidente, hay soluciones (2)

Como le decía la semana pasada, y como uno de los 47 millones de españoles, estoy seguro que tenemos muchos puntos de encuentro para trabajar por la sociedad y el bien de todos. Le ponía muchos ejemplos, donde seguro que estamos muy de acuerdo, en defensa de los profundos valores de la democracia, de nuestra Constitución y de la ley, que tanto nos ha costado conseguir, y que tanto debemos a nuestros mayores. En defensa del interés general y del bien común, o de la igualdad de todos los españoles ante la ley, o residiendo en todos por igual la soberanía de la nación, la protección a los que más lo necesitan, y el bienestar de todos los españoles, entre otras muchas cosas.

Pues bien, en medio de la trágica pandemia en la que estamos, y con un profundo luto que llevaremos la sociedad durante tiempo y tiempo, muchas acciones tendremos que hacer todos conducentes a las necesidades sanitarias, ahora en la fase de control y vigilancia permanente, y por otro lado todo lo necesario para afrontar la profunda crisis originada,  multiplicada por los acontecimientos, pero sin olvidar los avisos serios que ya avizorábamos en marzo, y que tanto esta ya afectando en los gravísimos problemas sociales, laborales, empresariales y económicos, de toda España.

Pero en la vida, por muy serio que sea lo que hay que afrontar, lo necesario es hacer previamente un diagnóstico acertado, para adoptar las necesarias soluciones. Diagnóstico objetivo, sin influencia interesada, y después, soluciones sensatas, sin ahorro de nada, por pequeño que sea, que no lleve a una eficaz salida inteligente. Todo ello es lo que hay que acometer en cualquier parcela de responsabilidad. El Gobierno es lo mismo, pero aún más necesario poder hacer bien y desde el principio.

Como hay que hacer el diagnóstico, es claro que las cosas se han hecho muy mal. En otros países, como Italia o Francia, la fiscalía actúa para defender la verdad, y no para defender al gobierno.

Es absolutamente cierto que se tenía múltiple y contundente información desde todos los organismos internacionales para saber la gravedad de la pandemia desde enero.

Esa información se traspuso en España, como es lógico, ya desde enero y desde aquí lógicamente también se hicieron los preceptivos informes y evaluaciones sin duda alguna, con la determinación de la gravedad. Lo contrario hubiera sido una esquizofrenia. Independientemente de lo anterior, un solo observador no necesariamente experto, siguiendo los acontecimientos en China y más cerca ya en Italia, y solo por pura lógica, hubiera puesto todas las medidas protectoras. Insisto, solo un aficionado. ¿Por qué - nos preguntábamos la mayoría de la población, solo viendo las noticias-, no se ponían las mínimas medidas de detección, midiendo temperatura, etc., en los aeropuertos españoles, ante la llegada de la pandemia a Italia, como hacían otros países o veíamos constantemente en países limítrofes a China, e incluso antes de la llegada de la pandemia a Italia, equipos de fútbol de China llegaron a España sin controles y tampoco los vuelos procedentes de allí, como posteriormente también equipos italianos de fútbol en Valencia y los vuelos con Italia sin controlar y menos suspender? Solo esto es de una negligencia absoluta, por supuesto conociendo con mucha antelación ampliamente las implicaciones y consecuencias de todo ello.

Pero, sinceramente, convendrá conmigo, que tener además todos los informes y avisos en la mano desde enero, y no hacer nada, es de no podérselo creer. Es un conocimiento pleno y consciente del peligro y de las necesarias medidas de protección que inmediatamente deberían de haberse puesto en marcha. Esto no tiene nombre. Es de tal gravedad, que debiera dimitir inmediatamente, por mínimo decoro y dignidad. Pocas cosas habrá en la vida que exija dar urgentísimamente explicaciones, pedir perdón y una rotunda dimisión, como en una situación que consciente de todo el peligro que representaba para la población y para la salud de todos los españoles, consciente, repito, y expresamente, no se hizo nada. No solo eso, sino que se dice una y otra vez que no se sabía, o no se le dio la importancia, lo cual multiplica la culpa, por mentir dolosamente. Esa excusa es de niño pequeño que no ha hecho los deberes. Como dicen los jóvenes, no cuela en absoluto, pues ya somos mayorcitos.

Todo esto, además, antes del famoso 8 de marzo. Con todo ese conocimiento desde enero, por supuesto, que, llegado el 8 de marzo, debieran haberse suspendido todos los actos de ese día, y haber exigido ya en Madrid y Barcelona, por mayor densidad de población, pero en otras capitales también, un plan de restricción de desplazamientos urbanos masivos, suspensión de colegios etc…. Esto no es conocer a posteriori los hechos.  Otra grave mentira. Los hechos acaecidos, pudieron evitarse con mucha información y mucho antes. Es más, los mismos desplazamientos urbanos masivos, colegios etc. pudieron haberse restringido no el 8 M, sino muchos días antes, como hubiera sido lo sensato y exigible. El 9 de marzo, el primer ministro italiano dijo que, de no haber informado a los italianos, hubiera sido un crimen. Queda todo dicho.

Es una ignominia lo que nos acabamos de enterar, a través de sus declaraciones a los medios, acerca de la destitución del Sr. José Antonio Nieto, que desde su importante responsabilidad durante tantos años, en la policía, informara de las medidas de protección ya desde enero, para la policía, sabedor del peligro de la pandemia, lo supiera el ministerio de sanidad todo ello, por tanto usted, - tal y como públicamente nos dijo también en Moncloa el Jefe de la policía diciendo que lo conocían hacía tres meses y "chavistamente" el conductor de la rueda de prensa le conminó a que serían tres semanas.... de no poder creer-, y se le dijera que "se podría generar alarma”, si los policías se protegían en las zonas de más riesgo como los aeropuertos, con mascarillas. Que no era lo adecuado y no está bien visto.... ¿Pero usted en qué está pensando ahora y qué pensó entonces sabedor de todo esto? Esto no tiene nombre, como tampoco lo tiene la deshonrosa destitución del Coronel Pérez de los Cobos de la Guardia Civil, por cumplir la ley como policía judicial, y entregar informes preceptivos pedidos por la juez, que evidentemente muestran y prueban el conocimiento de la gravedad de la pandemia y sus consecuencias, con todo tipo de pruebas imposibles de rebatir. Me sumo como español a un permanente, profundo y emocionado homenaje a estas personas pues han sabido cumplir la ley, respetar y enorgullecerse de su honorabilidad profesional y personal. Un auténtico ejemplo para todos. Otros no merecerán nunca el homenaje a nada, y ni siquiera respetan su honorabilidad, ni se respetan a ellos mismos.

Usted ha desencadenado con ello, por mantener conscientemente la manifestación del 8 M, que no entro a valorar su fin, y que, junto a otros actos de ese día, produjo un efecto multiplicador, perfectamente medible; la falta de protección a tiempo de los policías y de todos los españoles, pero ya desde enero. Ha desencadenado, la multiplicación de la infección que se hubiera evitado, antes del 8 M, durante, y después, aunque curiosamente, pocos días más tarde, el 14, encierra en un estado de alarma a toda España como no ha vivido toda Europa... qué casualidad ... el más restrictivo, cuando era conocedor de todo ello desde enero.

Usted ha desencadenado con todo esto que la pandemia se descontrolara en Madrid , Barcelona , y otros puntos concretos de España; ha desencadenado, como consecuencia de ello que las residencias de mayores también se descontrolaran, y se haya provocado tal tragedia en vidas en ellas, ante la falta de la información del peligro que usted no quiso dar a conocer, y ello ha provocado la tragedia en la saturación de las UVIs, con ello ha provocado que no se tuvieran los equipos necesarios, por falta de la información de lo que usted sabía, ha provocado que tampoco se pudieran comprar antes los equipos como recomendaba la OMS, de lo cual tampoco informó,  y cuando usted quiso comprarlos le engañaron o no llegaron a tiempo, y cuando llegaron muchos por defectuosos, provocaron más contagios. Así mismo mintieron y provocaron muchísimos más contagios y por tanto sus consecuencias, por decir que no eran necesarias las mascarillas, y a última hora las ponen obligatorias. Con todo ello ha provocado y desencadenado el mayor número de contagios de sanitarios del mundo, como le recuerdan los medios extranjeros, y lo que es ya la mayor tragedia en pérdida de vidas humanas, pues somos el primer país del mundo en número de muertos, como así está también acreditado por los medios mundiales.

A ello se suma lo que le recuerdan también desde los medios extranjeros, que es el único país del mundo, donde desaparecen 2000 muertos y no pasa nada, y todo trufado de informes exculpatorios que ha tenido la osadía de dar a conocer, inexistentes, y dejándole en evidencia esos mismos medios internacionales. Qué vergüenza. Pero qué vergüenza para usted, pero también para los españoles. Le preguntan hace quince días cuantos muertos diarios sigue habiendo, y resulta que, habiéndolos tristemente todos los días, su portavoz científico nos dice que aún no lo sabe, y sigue el número oficial sin moverse, habiendo usted mismo dicho hace unos días en el parlamento que ese día no había muerto nadie, cuando era simplemente y tristemente por no ser así, mentira. No hay palabras.

Por último, la cifra oficial que usted mantiene de 27.136 fallecidos, desgraciadamente no es verdad, y es una mentira tan grave e ignominiosa que no hay palabras para calificarla, puesto que además a las muertes que se producen diariamente, aún no ha sumado la tragedia añadida de todos los españoles que han muerto en las residencias.

Esto, Sr. Presidente, no tiene nombre. ¿No guarda usted el mínimo profundo respeto y sacrosanta honra por todos ellos, aunque solo fuera una sola persona, una sola, a la que usted no citara? Usted, espero lo comprenda, debe dimitir irrevocablemente. Espero que mañana mismo y después, en el funeral de Estado se citen a todos los muertos de España hasta ese día, pero todos los que han muerto, de lo contrario, aún no me atreveré a calificarlo esperando los acontecimientos, y aguardando no tener que hablar de ello, salvo de la memoria y luto permanente que les debemos y a sus familias.

Por otro lado, la situación de cara a cualquier rebrote, y nuevo problema sanitario agravado, no ofrece con usted ya ninguna confianza y credibilidad para los españoles y para el mundo. ¿Va a hacer usted test masivos en aeropuertos, ya dentro de dos días, y tomar temperatura, cuestionarios según la procedencia de países más o menos seguros, medidas de seguimiento de pasajeros que pudieran estar infectados, menos mal, ya con los policías y sanitarios pudiendo estar " autorizados" para llevar mascarillas y protección? En fin, lo lógico sin ser experto.... ya que los expertos suyos que no sabemos quiénes son, - ¿podrían ya decirlo, por favor? -, aún no nos han dicho lo que se prevé para aeropuertos y demás puntos sensibles a horas de su reapertura. Esto ya parece otra gran negligencia, y evidentemente ustedes tienen toda la información de lo que puede ocurrir... "ahora sí" ... ¿o tampoco?

Por cierto, póngase mascarilla y su vicepresidente también. No hacen más que incumplir la ley constantemente, y cuando no eran obligatorias las mascarillas también, al no respetar cuarentenas ni usted ni su vicepresidente, por convivir con tantas ministras y familiares contagiadas, como vio toda España por televisión, en la manifestación del 8 M, en la que nunca pudo pasar nada...ni nadie se contagió de nada...

La situación laboral, empresarial y económica es gravísima, y no está haciendo las cosas como se deben hacer, tal y como nos avisa Europa. Es de lógica elemental, decir no a socios contrarios a Europa, ponerlos fuera del gobierno y girar totalmente hacia el rigor y la seriedad que se va a exigir, por parte de quien nos va a financiar. La imagen y realidad que le he descrito previamente es de tal gravísima constatación de hechos, que en Europa están muy preocupados por lo que está pasando en España, y no tienen confianza.

Si en lo estrictamente económico, además, usted pacta la derogación de la reforma laboral con los filoterroristas, y no hace caso al rigor empresarial y de la lógica más aplastante ante las medidas necesarias y urgentes, entonces, tal y como vemos a alguna ministra acongojada, es que la cosa no puede ir peor. Si en lo institucional su vicepresidente insulta al Jefe del Estado, SM el Rey, lo cual no tiene precedentes tan extremadamente graves, y sigue haciéndolo y usted otorga, y nuevamente esta semana y usted lo mismo, lo cual es una ignominia - imagínese al vicepresidente de Angela Merkel insultar al Presidente de Alemania reiteradamente y la Canciller callar, preguntarla por qué calla y seguir callando; o el segundo del Jefe del gobierno de Portugal Antonio Costa, insultar reiteradamente al Presidente de la Republica de Portugal, y callar, preguntarle por qué lo hace y seguir callando -; imagínese lo que estarán pensando de usted en las instituciones europeas, en todos los partidos políticos europeos y en el conjunto de todos los sectores y sociedad civil europea, así como en todos los países serios del mundo.

No tiene nombre lo que usted hace y debe dimitir por mínima vergüenza, siendo cómplice pasivo y calculadamente silente de los ataques a SM el Rey, que es el Jefe del Estado, y usted es el primero que le debe todo el respeto, y exigírselo a su vicepresidente.

¿Pero en qué mundo cree que vive, y cuáles cree que son las mínimas normas de respeto y educación democrática e institucional, y por supuesto de mínimo rigor exigible del cumplimiento de la constitución en relación al Jefe del Estado? Sinceramente, esto es de locos, cosa así no ocurre en ningún país del mundo civilizado. Si a ello unimos todos los ataques que desde su gobierno se hace a la justicia, a la libertad de expresión, la manipulación estadística, el nepotismo en los nombramientos, incluso teniendo en el Gobierno dos personas que son "pareja" - ni en los países bananeros -, control de la televisión pública, cierre del portal de transparencia, compras millonarias fraudulentas y opacas, tres meses sin poder hacer preguntas directas los medios de comunicación al director  científico, incorporar al CNI, a quien es amigo de Maduro, la fiscal general a dedo, ley de educación sectaria, etc...a lo que sumamos esta semana lo de la "crisis constituyente" de su ministro de justicia - quiero entender que querrá hablar de la crisis de un "gobierno constituido" por quien no cree en la democracia ni en la constitución -, convendrá conmigo, por la más mínima formación democrática, espero que sí, que no es mínimamente presentable.

Todo ello son hechos y desde todos los pensamientos políticos constitucionales, claro, es inadmisible, sazonado, además, con el permanente plan de su gobierno para querer cambiar el sistema democrático que nos dimos con la constitución, como bien se cuidan en decir y actuar todos los días, sus socios comunista chavistas, sus socios encarcelados y condenados por sedición de partidos de derecha e izquierda independentista y xenófoba y sus socios filoterroristas. ¿No le da a usted enorme vergüenza, sonrojo, sensación de indignidad, sensación de irresponsabilidad, sensación de ignominia, sensación de falta de decoro, de principios básicos, de mínima sensatez y honestidad, y mínimo cuidado y respeto a la autoestima, máxime cuando usted prometió muchas veces públicamente, no pactar con tan indignos socios, cada cual por sus propios motivos, pues no podría dormir tranquilo y tampoco el 95 por ciento de los ciudadanos españoles? Esto es así ¿no?, entonces, ¿por qué ha mentido reiteradamente tantas veces, engañando y despreciando públicamente a tantos españoles, muy especialmente también de su partido y a sus principales representantes que hicieron estos largos años de democracia fructífera dignificando unas siglas que usted ahora tira por los suelos, tras su acceso de una forma nada transparente y con usos poco recomendables? ¿Por qué representa usted una política amiga del comunismo, sistema junto al nacional socialismo de llorado recuerdo por sus crímenes, tan arcaica, sectaria, con técnicas leninistas de provocación permanente y en contra de la modernidad y del verdadero progreso, por lo tanto, en contra de Europa y del siglo XXI, como nos recuerda el parlamento europeo que debemos condenar? ¿Pero por qué no es usted moderno y vuelve a la senda de la social democracia y se empeña en argumentos fantasmales que dividen y no están alineados con una sociedad que quiere la sensatez y el bien común? ¿ Por qué se empeña en volver a una mesa independentista que es también muy poco oportuno en medio de la pandemia y un esperpento en su contenido cuajado de " un diálogo " que es una falacia puesto que dialogar usted no lo hace con los constitucionalistas, que es con quien debe hacerlo,  ni lo quiere hacer, por lo que usted mismo miente en lo que debe ser diálogo, y no solo eso,  sino que les ataca en ruedas de prensa sin venir a cuento en sede institucional, mezclando los planes del gobierno con estrategias perniciosas de partido, como hacen en Venezuela?

Pero hecho el diagnóstico, hay soluciones, como le dije hace una semana. La tragedia que vive España no puede permitir tanta indignidad, y el honor de los miles y miles de muertos y los que siguen muriendo todos los días, exigen que usted de paso con su presidencia durante un año, si no dimite antes que es lo propio, - por la extraordinaria situación que vivimos y los urgentes planes de recuperación que hemos de acometer -, a un gobierno que reponga la confianza para los españoles y para toda Europa, con personas de reconocido prestigio y el apoyo de los partidos constitucionalistas, prescindiendo lógicamente ya de todos los apoyos de quién quiere destruir España, y que usted además prometió no gobernar con ellos, así que será fácil prescindir de los mismos, pues claman alarmantemente los hechos antidemocráticos que vemos todos los días, con lo que usted recuperaría un caudal de reconocimiento y dignidad nacional e internacional, y tras el año, convocar elecciones, o si no, aunque el momento sea tan delicado, dimitir y convocar elecciones urgentísimamente.

El ejemplo que estamos dando es nefasto, y ya a ojos de Europa parecemos alumnos de Maduro, retorciendo todos los días los usos democráticos, actuando con un rodillo caudillista propio de países caribeños sin mayoría cualificada siquiera para disfrazarlo, y dirigido por todos los enemigos de una democracia europea.

Dentro de la solución, y como cuestión esencial, habrá que poner en práctica lo mucho que se habla desde el origen de la pandemia y es lo de que ya nada será igual, ya que la tragedia traerá nuevos comportamientos...., pues bien, es de suponer que algo básico en esos comportamientos y también en honor a miles y miles de muertos y sus familias, será aplicar una ética y unos valores esenciales en política hasta ahora como ha quedado demostrado en el diagnóstico inexistentes ¿no? ¿Seguro que estaremos de acuerdo por básico y obvio tras una regeneración política de necesidad primaria y ya absolutamente imprescindible, no? Esto es lo que al menos deberemos aprender como cuestión trascendental y sine qua non, en esta nueva forma de entender las desgracias de una pandemia y sus consecuencias en todos los órdenes, porque si no ¿de qué estamos hablando?  

Por tanto, nueva normalidad, no significa nada, o significa continuar en la perversión de la democracia. Nueva política, honesta, respetando la democracia, y diciendo la verdad, sí.

Respete las normas básicas en democracia y respete su presente y su futuro. Tiene aún una oportunidad si lo hace.

Fdo: Amalio de Marichalar, conde de Ripalda

 

 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección:

Id propio: 40048

Id del padre: 1

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política