Sábado, 20 Abril 2024
Buscar
Despejado
7.3 °C
El tiempo HOY

Soria

TRIBUNA / Soria servanda est

Regino Páramo insiste en este artículo de opinión en que, una vez que todo está dicho, lo único importante es la salvación del Cerro de los Moros de la especulación inmobiliaria, con el Ayuntamiento al frente de las y los sorianos. La corporación capitalina lo tiene en su mano.

TRIBUNA / Soria servanda est

Sí, Soria debe ser salvada, tal como reclama con este latinajo Leonor del Río siguiendo la estela del senador romano Córculo (primo y yerno de Escipión el Africano, ahí es na). Hace ya más de 2.100 añitos que el sabio Córculo se oponía en el Senado a Catón el Viejo (Cartago delenda est) contestándole con su famosa proclama Cartago servanda est, argumentando que para mantener la moral de los romanos había que contar permanentemente con un enemigo común, para lo que Cartago era ideal. En efecto, no hay nada nuevo bajo el sol. ¿Les suena lo de las millonarias indemnizaciones como argumento para no actuar en el Cerro de los Moros?

 Soria debe ser salvada. Eso es lo que queremos, creo yo, la gran mayoría de las y los sorianos; que la ambición desmedida, la codicia desbocada de promotores inmobiliarios y políticos afines retiren sus sucias manos del Cerro de los Moros y nos dejen tal cual ese bendito paisaje que rodea el Duero y la ermita del santo. Que se vayan con sus ladrillos… lo más lejos posible (ganas tenía de ser más locuaz).

 Incógnito me llama amablemente Fernando García en su artículo publicado el 29 de febrero pasado en El Mirón, y por él quiero dejar de serlo. He leído y releído los últimos artículos sobre el Cerro de los Moros publicados en El País, El Mirón y El Heraldo de Soria (estupenda puesta al día el de Ricardo Mínguez del 15 y 16 de marzo). Parece que ya está dicho todo, que están repartidas todas las cartas. Los tribunales están sentenciando -por ahora- denegando las obscenas reclamaciones contra el Ayuntamiento de la rama de los Ridruejo atrincherados en la sociedad Cerro de los Moros S.L., cuando, según parece, ya no tienen ninguna propiedad en el Cerro. Bien. ¿Se atreverá ahora el Ayuntamiento a denegar la aprobación del proyecto de Méndez Pozo?

 Por cierto, que, para información de Fernando García y Saturio Hernández, la demanda contra el Ayuntamiento no tenía ni tiene ninguna relación con posibles permutas o cambalaches municipales con el promotor del proyecto de las 1.300 viviendas en el Cerro (basta leer la sentencia del Juzgado burgalés), por lo que las admoniciones a quienes escriben sobre el particular, incluso con las imprescindibles alegaciones al proyecto, están absolutamente injustificadas. Es más, ahora que he podido leer estas últimas, estoy convencido de que al Ayuntamiento sólo le cabe hacerlas suyas, con los posibles aderezos jurídicos necesarios, para rechazar el proyecto, y que con sus argumentaciones cualquier juez anularía sin duda su posible aprobación. No entiendo que el Ayuntamiento no convoque a las asociaciones y técnicos opuestos al proyecto para compartir criterios y medios.

 La partida, amigo Fernando, no se jugaba en Burgos; se jugaba y se juega en Soria, en el Ayuntamiento, que es, si atendemos a lo ya publicado, el que tiene las mejores cartas imaginables para lanzar un órdago sin el menor riesgo. ¿Se atreverá o le temblará el pulso? A no ser que haya, como en Pajaritos, alguna indecente negociación secreta que le obligue a esconder sus cartas. Confiemos en que así no sea.

 Ahora la promotora ha envidado con un recurso contra la suspensión de plazos que aprobó el Ayuntamiento. En esta causa sí que me parece oportuno personarse para evitar posibles acuerdos contrarios al interés general. Pero, sea cual sea la sentencia del Juzgado de lo Contencioso, incluido el recurso del Ayuntamiento si le fuera contraria, éste tiene en sus manos unas inmejorables cartas (incluidas las alegaciones) para ganar la partida.

 Por eso no voy a repetir el reconfortante reportaje de Juan Navarro en El País (26 de febrero) ni las claras razones de quienes se oponen públicamente a tan insultante proyecto (aunque su última intención no pase por construir, sino que se trate de un sencillo ejercicio de infame especulación), ni voy a mencionar las estultas declaraciones del concejal de Urbanismo. Sólo quiero repetir lo sustancial: que el promotor retire sus manos (y su proyecto) de tan sagrado paraje, y que  el Ayuntamiento Pleno le ayude mediante la denegación de la aprobación de su propuesta, poniéndose así al frente de la sociedad soriana, que ya va siendo hora.

Con Leonor del Río: SORIA SERVANDA EST.

Fdo: Regino Páramo

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección: Soria

Id propio: 79060

Id del padre: 9

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia