Viernes, 23 Febrero 2024
Buscar
Parcialmente nuboso
5.2 °C
El tiempo HOY

reportajes

Vigilancia continua

Image

Las cámaras termográficas refuerzan el operativo de la Junta para evitar los incendios forestales

El riesgo de incendios en la provincia es elevado este verano. Para prevenirlos y atacarlos cuando prenden las primeras llamas, la Junta de Castilla y León dispone de medios humanos y moderna tecnología.

 

Image

Image

Más de quinientos efectivos moviliza este verano la Junta en Soria para evitar los incendios forestales y reducir al máximo sus daños.  Todos ellos tienen en la tecnología a un perfecto aliado.
Desde la Central  Provincial de Mando (CPM), en Soria-capital, se controla al minuto cualquier posible incidencia. La cartografía digital complementa el trabajo de los vigilantes de las torretas. “Nos da información de la situación de riesgo y de las infraestructuras que tenemos cerca para atacar un incendio”, explica José Antonio Lucas, jefe del servicio territorial de Medio Ambiente.
Si el fuego empieza a tener cierta importancia, se desplaza el centro avanzado de mando.

tiempo de respuesta
El tiempo de respuesta es fundamental para evitar que un conato pase a mayores.  El tiempo medio depende de la zona. La primera persona suele llegar en siete minutos, dice Raimundo Barrios, jefe de la sección de Protección. A las zonas más inaccesibles, se llega en veinte minutos.
Muchas alertas llegan por simples llamadas telefónicas. O por avisos de los vigilantes de las torretas. La localización del foco es el primer paso.

 

cámaras térmicas
A la prevención de los incendios en el CPM se ha sumado un sistema innovador en la provincia. Son las cámaras termográficas, que combinan imagen y calor. Cuando la cámara térmica localiza un foco de calor, sale un punto blanco en la imagen. Hay instaladas once torretas con estas cámaras en la provincia, en los picos de mayor visibilidad. Cubren durante las veinticuatro horas alrededor de 80.000 hectáreas cada una de ellas. Las cámaras han sido financiadas como medidas compensatorias por la instalación de parques eólicos.  La empresa Gesmacon, que está implantado este sistema, prevé instalar 39 torretas en los próximos tres años.

 

 

SIEMPRE EN ALERTA

POR TODA LA PROVINCIA hay repartidas treinta y tres torretas de vigilancia, incluido el Centro Provincial de Mando (CPM). Ocho puestos trabajan día y noche, en una vigilancia continúa. Y el resto, son de día exclusivamente.
LOS VIGILANTES DE las torretas, por lo general jóvenes, tienen como aliados las emisoras y los prismáticos.  “Mirar no es duro, pero se hace pesado”, reconoce Barrios.
CADA HORA, los vigilantes tienen que facilitar un parte de incidencias al CPM. Cuando hay una alerta, el CPM moviliza al personal. Si es una falsa alarma, regresan a sus  puestos. Y si es una emergencia, comienza el operativo.
CUANDO UNA TORRETA alerta de un conato, facilita datos para su posible localización por el CPM. Inmediatamente se van sumando torretas y se concreta el lugar del incendio.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: reportaje

Subsección: Reportaje

Id propio: 448

Id del padre: 45

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia