Lunes, 26 Febrero 2024
Buscar
Cubierto con nevadas
2.1 °C
El tiempo HOY

reportajes

Una plaza con vistas

Image

El Ministerio de Vivienda financia la remodelación de la plaza Mayor de Almazán como espacio de convivencia

La plaza Mayor de Almazán cambiará de fisonomía esta legislatura. El Ministerio de Vivienda financia los dos millones de euros necesarios para su remodelación. Revitalizar este espacio público es el objetivo del Ayuntamiento,  que quiere recuperar para la convivencia ciudadana.

Image

Será una nueva remodelación para la plaza Mayor adnamantina, surgida hace siglos en torno a la iglesia de San Miguel y que, con el transcurrir de los años, fue ganando espacio para el disfrute público, como bien ha dejado escrito el cronista de Almazán, José Ángel Márquez, en el programa de las últimas fiestas adnamantinas.
En esta ocasión, el Ayuntamiento de Almazán quiere recuperar la plaza Mayor como espacio público de convivencia. Con su remodelación, según el alcalde Ángel Núñez, se pretende que pueda acoger diferentes usos, superando las actuales limitaciones.
La empresa madrileña Ayr Arquitectura y Recursos S.L., ganadora del concurso convocado por la corporación adnamantina, contempla la plaza como la unión de dos espacios muy diferentes que actualmente confluyen en este entorno urbano, la plaza ortodoxa y rectangular tradicional, y la otra medieval más dislocada. En su propuesta, plantea la unión de ambas mediante un pavimento continuo con diferentes matices.
Además, se pretende vincular la plaza con el paisaje, para lo que propone la construcción de un gran mirador que sustituirá a las actuales escaleras de acceso a la ronda del río Duero.
El Ayuntamiento dispone del proyecto definitivo pero está esperando que el Ministerio de Vivienda, que asumirá el total de la inversión necesaria, lo supervise e incluya posibles correcciones.
Por su parte, el Partido Popular entiende que es una obra incompleta por no incluir la construcción de un aparcamiento subterráneo. Su  portavoz José Antonio de Miguel recuerda que los dos partidos lo incluían en sus programas. Con la propuesta aprobada, se quitarán cuarenta plazas de aparcamientos “y dejarán prácticametne al comercio del casco viejo sin posibilidades de aparcar”.
De Miguel insiste en que el PSOE cometerá un error histórico y censura que así se restará vida al casco viejo en lugar de dársela.
No es de la misma opinión el primer edil adnamantino. Recuerda que se han planteado alternativas para cubrir las plazas de aparcamiento que se suprimirán en la plaza. A doscientos metros, en la plaza de la Charca, junto a la carretera, se podría construir un aparcamiento subterráneo. En el propio entorno de la plaza Mayor, apunta, hay ya plazas suficientes para aparcar.
“El Partido Popular lo único que hace es oponerse a un proyecto que saben que es bueno”, resume, recordando que tuvieron tiempo de acometer el aparcamiento subterráneo en la plaza Mayor cuando gobernaron la corporación municipal.
El Partido Popular también tiene otras criticas de menor calado. Una de ellas es que el PSOE haya incluido en los presupuestos municipales una partida cuando el proyecto lo financiará el Ministerio de Vivienda. O que se diera poco tiempo a los redactores para culminar el proyecto. “El tiempo nos ha dado la razón: no han cumplido los plazos”, señala De Miguel.
El alcalde, que reconoce que ha existido este verano un parón en la tramitación del proyecto, destaca que han realizado una buena labor para conseguir fondos del Ministerio. Esta legislatura, medio siglo después, la plaza Mayor de Almazán volverá a cambiar de imagen.

 

el proyecto de martínez de pisón

ImageLa actual plaza Mayor de Almazán es resultado del proyecto planteado por Martínez de Pisón en 1957, que ordenaba el recinto de la plaza mediante una fuente central, frente al Ayuntamiento, con estanque rectangular, y lados menores curvados.
El pavimento dibujaba una meseta en torno a la fontana, manteniendo el paseo perimetral y dibujando diseños radiales en losas de pizarra azules, que contrastas con otras de granito. Sobre los dos rincones del lado sur se establecían sendas zonas de conversación circulares, delimitadas por jardincillos y bancos resguardados con setos, en torno a pequeñas fuentes. Hubo unos urinarios subterráneos, delante de la iglesia de San Miguel, que fueron eliminados. (José A. Márquez, cronista de Almazán).

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: reportaje

Subsección: Reportaje

Id propio: 297

Id del padre: 45

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia