Martes, 27 Febrero 2024
Buscar
Parcialmente nuboso
1 °C
El tiempo HOY

reportajes

Un oficio que vuelve

La instalación de una destilería en Almazán alimenta las expectativas de generar empleo en el sector resinero de la provincia

El anuncio de la instalación de una destilería de resina en Almazán alimenta las expectativas de que el sector vuelva a generar empleo en los montes de la provincia. Los ayuntamientos de la comarca de Pinares Llanos acogen con optimismo la inversión de dos millones de Resinas Naturales. El oficio de resinero regresa a Soria.

La empresa Resinas Naturales abrirá en el verano de 2015 una destilería en el polígono industrial de Almazán,  una iniciativa que supondrá incentivar el empleo en los montes de Soria y recuperar un oficio, el de resinero, que había caído en el olvido en los últimos años. Hasta doscientos empleos indirectos podría generar la fábrica, según avanzó el director de la empresa, Francisco Revilla, en la presentación de esta iniciativa que ha disparado las expectativas no sólo en la comarca y en Soria, donde hay casi siete mil desempleados, sino en el resto de España. El Ayuntamiento de Tardelcuende tiene una larga lista de demandantes para trabajar en la resina, según resalta su alcalde Ricardo Corredor (PSOE), el primero que confió en la recuperación de este viejo oficio en la comarca de los Pinares Llanos. La instalación de una destilería en Almazán, “que se juega su dinero y que apuesta por la continuidad”, da garantías para que la resina vuelva a insuflar de vida a esta zona. “En Soria casi siempre, desgraciadamente, alguien de fuera nos tiene que enseñar a valorar lo que tenemos” , se lamenta.

UN SECTOR QUE DA EMPLEO
El sector resinero tuvo mucha importancia en los Pinares Llanos. Era el que más mano de obra daba a los núcleos rurales, junto a la agricultura, recuerda el alcalde de Almazán, José Antonio de Miguel (PPso). “En estos pueblos, el 25 ó 30 por ciento de los vecinos se dedicaban a resinar y tenían unos ingresos dignos, aunque con mucho trabajo”, resalta. En Tardelcuende, en la década de los 50, había casi un centenar de resineros. De Miguel espera que el fenómeno se vuelva a repetir. “Tenemos muchos parados y ahí están depositadas muchas de nuestras esperanzas”, subraya.

UNA DESTILERÍA COMO MOTOR
La destilería tiene previsto crear quince puestos de trabajo directos. Y si la producción aumenta, podría duplicar este número. Si todo va bien, según De Miguel, la empresa podría invertir más de los dos millones comprometidos para implantar nuevos procesos. “Esperamos, según los planes que tiene la empresa, que las obras puedan comenzar después del próximo verano”, avanza. La destilería funcionará en la campaña de 2015. Corredor, que resinó en su juventud, está satisfecho de cómo se ha ido incrementado el número de resineros en Tardelcuende. En esta campaña, sus montes de utilidad pública emplearán a treinta resineros, con una “cosecha” estimada de 350.000 euros, algo impensable hace apenas cuatro años.

alt=

el mundo de la miera

La resina fue para muchos pueblos  de Soria una fuente importante de empleo en el medio rural. En la década de los sesenta, Soria fue una de las provincias con mayor producción resinera, con un 10 por ciento de toda la producción nacional.
La obtención media durante las décadas de los años 60 y 70 se situó por encima de las 5.000 toneladas en la provincia de Soria, con un máximo de casi 6.500 toneladas en 1961. En 1977, la provincia sintió de forma brusca la crisis del sector.

Soria llegó a tener  nueve instalaciones de destilación, algunas de las cuales tenían su propia escuela para los hijos de los obreros, como la destilería de La Concepción. Hoy sólo existe una pequeña destilería situada en San Leonardo de Yagüe.

En la extracción de la miera el coste de la mano de obra supone casi un 80 por ciento del total. En los últimos tres años se ha producido un incremento notable de los precios de productos resinosos.

De 32.961 pinos en 2011 se ha pasado a resinar 233.507 pinos en 2013 en la provincia, dando trabajo a 53 resineros en 19 montes de utilidad pública pertenecientes a 14 ayuntamientos.

Por cada 160 hectáreas, se genera un empleo, por lo que una producción de 15.000 toneladas podría generar mil empleos directos, según datos de la Junta de Castilla y León.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: reportaje

Subsección: Reportaje

Id propio: 1078

Id del padre: 45

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia