Viernes, 23 Febrero 2024
Buscar
Parcialmente nuboso
4.9 °C
El tiempo HOY

reportajes

Toda una aventura

La Cueva Galiana, en el parque natural del cañón del Río Lobos, es una alternativa  para disfrutar del espeleoturismo

Soria posee un buen abánico de cuevas y simas, un rico patrimonio geológico que merece una visita. La Cueva Galiana puede ser la primera.

La riqueza medioambiental y paisajística de la provincia es cada día más conocida por muchos sorianos y visitantes.  Pero quizás pocos sepan que el subsuelo de Soria, en forma de cuevas, simas y cavidades, también ofrece alternativas interesantes para convertir el tiempo libre en una aventura. La Cueva Galiana es el ejemplo más accesible para introducirse en este otro mundo: el que está bajo tierra.

La Cueva Galiana se ha formado por la acción del agua en las tierras calizas del Cañón del Río Lobos. Su interés, destaca el delegado territorial de la Junta en Soria, Manuel López, es de tipo hidrogeológico y didáctico y turístico. “Es un elemento singular que ofrece el patrimonio medioambiental de nuestra provincia para conocer mejor nuestra historia natural y realizar turismo activo”, subraya. Para visitar la cueva, hay que hacerlo a través de la empresa Soriaventura, con el que la Junta tiene un contrato desde 2010. La reserva previa es obligatoria. Del resto, desde el material a las explicaciones y el seguro de responsabilidad, se encargan los guías de la empresa soriana.

Geología y civismo
El guía explica durante la visita los diferentes componentes geológicos que ofrece la cueva y también incide en el necesario comportamiento cívico que hay que tener. “Durante muchos años, la cueva estuvo abierta y hubo gente que la respetaba pero otros no, porque se dedicaban a romper formaciones y tirar basura”, lamenta el guía Rubén Gallego.
 
Abierta todo el año
La cueva, cuya entrada está al pie de la cuesta de la Galiana, se puede visitar todo el año. Las precipitaciones y la posterior filtración del agua no impide que pueda recibir visitantes durante el otoño o la primavera, las épocas con más pluvimetría. “En estas fechas, incluso cuando nieva, la cueva es una actividad perfecta, porque dentro la temperatura siempre es de 13 grados”, resalta.

Aventura para repetir
Quien más se han acercado hasta la fecha a vivir esta aventura son madrileños y vascos. Y en segundo término, en verano, también se animan visitantes valencianos y catalanes. Los que han probado la experiencia, salen encantados. “Cuando alguien repite es porque le ha gustado la actividad”, señala. Las visitas se realizan siempre con reserva previa, porque es imprescindible preparar el material. En el subsuelo hay toda una aventura por vivir...   disfrutar. Figuras caprichosas, estalactitas milenarias, pasadizos naturales y corredores ocultos a la luz del sol están al alcance para los que quieran conocer lo que se esconde bajo tierra en Soria.

alt=

viaje a un mundo fantástico

TODAS LAS PROVINCIAS DE CASTILLA Y LEÓN, a excepción de Valladolid,  cuentan con extensas formaciones montañosas que permiten practicar el espeleoturismo, a mitad de camino entre el deporte y el ocio.  La Cueva Galiana es el ejemplo más accesible para introducirse en este otro mundo bajo tierra que existe en Soria.

EN SORIA HAY VARIAS EMPRESAS que se dedican a este tipo de actividad.  Una de ellas es Soriaventura que desde el año 2010 tiene suscrito con la Junta de Castilla y León el contrato de aprovechamiento y conservación de este espacio natural, en el que organiza visitas guiadas.  Antes de acceder a la cueva, equipa a los visitantes con todo el material necesario para disfrutar de una aventura fantástica.

LA CUEVA DE LA GALIANA, cuya entrada se encuentra al pie de la cuesta del mismo nombre, a unos metros de nacedero del río Ucero, es una formación rectilínea y horizontal por la que en tiempos geológicos no muy lejanos discurrió el río. Toda la cavidad es prácticamente una única y amplia galería que discurre por un kilómetro de recorrido sin prácticamente pasos complicados.

EL VISITANTE PUEDE CONTEMPLAR desde formaciones de estalactitas y  estalagmitas, hasta columnas y cortinas o “gours”, especialmente presentes en la bautizada como “Sala del Bosque”, considerada la joya de  la cueva. La Galiana se divide en varias zonas, de la que la sala del dormitorio es la primera estancia que se encuentra el visitante. Es una amplía zona repleta de preciosos bloques de piedra.

A CONTINUACIÓN SE ACCEDE a la sala del lago, donde ya se pueden admirar  preciosas formas de piedras y estalactitas y estalagmitas. La siguiente sala es la de los “gours”, formaciones muy frágiles que aparecen en las orillas de pequeñas pozas gracias a la ausencia de luz y ala temperatura y a la humedad. Desde aquí se accede a la parte más impresionante de la Galiana, la corona, una formación rocosa extraordinaria.

LA ÚLTIMA SALA que el visitante conoce, de la mano del guía, es un lugar donde la luz  natural no llega. La aventura puede llevar hasta la “sala del bosque” y la gran vía, las zonas más impresionantes de la cueva Galiana pero para lo que el visitante necesita tener más técnica de espeleología, ya que es necesario rapelar.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: reportaje

Subsección: Reportaje

Id propio: 1126

Id del padre: 45

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia