Lunes, 26 Febrero 2024
Buscar
Cubierto con nevadas
2.4 °C
El tiempo HOY

reportajes

Real joya

Almazán recupera para el publico las Tablas del pintor flamenco Hans Memling, uno de los preferidos de la reina Isabel de Castilla

Almazán exhibirá en su centro de visitantes las tablas de Hans Memling, el maestro flamenco considerado como uno de los artistas predilectos de la reina Isabel de Castilla.  Las tablas, expuestas en “Las Edades del Hombre”,  regresan a casa.

El centro de visitantes, que el Ayuntamiento de Almazán abrirá al público coincidiendo con las fiestas de San Pascual Bailón, tendrá un protagonista indiscutible en estas tablas, ocultadas para el gran público durante años y que la exposición “Paisaje Interior”, de Las Edades del Hombre, sirvió para revalorizar, tras un trabajo de investigación y documentación realizado por la profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona, Anna Muntada.
Las pinturas son los batientes o puertas (87 x 36,4 centímetros) de un tríptico de madera policromada, que representan a Santa Isabel de Hungría, San Pedro Apóstol, San Bernardino de Siena y San Francisco de Asis, santos relacionados con la espiritualidad religiosa franciscana de la época.

La obra ha sido habilitada en el centro de visitantes en una vitrina climatizada y con seguridad para facilitar su observación al visitante y garantizar su conservación. El Ayuntamiento adnamantino, según asegura su alcalde José Antonio de Miguel, desea que este tesoro recuperado sirva para incentivar el turismo en la villa, donde su oficina de turismo atendió a más de 20.000 personas durante 2012, frente a las 16.790 del año precedente.
Las tablas se encontraban en la caja fuerte del Ayuntamiento adnamantino. No se tiene constancia de cómo llegaron hasta este lugar, según el cronista de Almazán, José Ángel Márquez, que ha escuchado dos versiones. La primera que procedían de la iglesia del Campanario. La segunda, que fue el alcalde Jesús Beltrán quien las recuperó de un desván y las puso a buen recaudo.

Casualidad
El descubrimiento de las tablas fue fruto de la casualidad. Los grupos de acción local reprodujeron en un calendario, dedicado a motivos de pintura antigua, un detalle de la obra de Memling. “Por casualidad la vio una profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona, y se sorprendió del hallazgo y de la calidad de las pinturas”, recuerda Márquez, en alusión a Anna Muntada. Cuando se preparó “Paisaje Interior”, de “Las Edades del Hombre” (2009), Muntada convenció a los comisarios de la muestra del interés de la pieza. Y en ese momento inició un trabajo de investigación para identificar y corroborar al autor de esta joya, que resultó ser Hans Memling, un pintor flamenco de primera fila, con taller abierto en Brujas.
Tras Las Edades del Hombre, el Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Castilla y León, con sede en Simancas (Valladolid), realizó una restauración óptima, en la que se implicó un equipo multidisciplinar, que corroboró la opinión de Muntada sobre la autoría de la obra.

Preferido de la reina Isabel
Muntada también ha constatado que las tablas llegaron a Almazán a través de los Reyes Católicos, quienes tenían embajador en los Países Bajos. “El mismo embajador ya estaba prendado de Memling y le encargó obras; era uno de los pintores preferidos de la reina Isabel.
Como los Reyes Católicos estuvieron en Almazán en diecisiete ocasiones, entre 1475 y 1515, en algunas de ellas ofrendaron las tablas a alguna institución de la villa”, explica Márquez. Ahora, cinco siglos después de ser pintadas por el maestro flamenco, las tablas se convertirán en otro motivo más para conocer el rico patrimonio histórico-artístico de Almazán, corte que fue de los Reyes Católicos.

alt=

Corte de los Reyes católicos

AL COMIENZO DE LA EDAD MODERNA se prodigaron en Almazán las visitas reales. En diecisiete ocasiones estuvieron los Reyes Católicos, entre los años 1474 y 1515. Durante tres meses del año 1496 convirtieron la villa en Corte.

EN EL PALACIO DE DON ANTONIO Hurtado de Mendoza encontraron el marco adecuado para la familia real, formada por don Fernando y doña Isabel, el príncipe don Juan y las infantas María y Catalina, a la que se unía la infanta de Navarra y sus respectivos séquitos.

DE TODOS LOS RINCONES DEL REINO  y allende las fronteras llegaban emisarios para abordar asuntos de Estado, con lo que Almazán cobraba una intensa actividad diplomática. Entre tantos visitantes estuvo el capitán Alonso Fernández de Lugo, quien en 1496, recién conquistada la isla de Tenerife, trajo consigo de buen grado a siete reyezuelos guanches.

EN EL GRAN PALACIO DE LOS HURTADO de Mendoza, los jefes isleños prestaron humildemente acatamiento a los Reyes Católicos y, poco después, recibieron bautismo en la iglesia de San Miguel. Entre las distracciones de las reales personas en Almazán se citan sus paseos hasta la villa de Morón.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: reportaje

Subsección: Reportaje

Id propio: 997

Id del padre: 45

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia