Lunes, 26 Febrero 2024
Buscar
Cubierto con nevadas
2.4 °C
El tiempo HOY

reportajes

Pulso a la salud

Image

Las enfermedades que hoy padecen los sorianos no tienen nada que ver con las que padecieron sus mayores

En el último siglo Soria ha cambiado, y mucho, cuando se habla de salud. Nada tienen que ver las enfermedades predominantes que padecieron los sorianos a principios del siglo XX con las que tienen que convivir hoy.

Image

Tres años de trabajo, de recopilación de datos y estadísticas, ha empleado Juan Manuel Ruiz Liso para diseccionar las enfermedades que han acompañado a los sorianos desde 1900 hasta la fecha. El resultado es el libro “Historia epidemiológica de Soria”,   un retrato fiel que refleja las enfermedades más comunes que han afectado a la vida de los sorianos, y con ella a la provincia. En este tiempo, Ruiz Liso destaca que los descubrimientos y avances de la medicina han cambiado la incidencia de las enfermedades, con dos hitos fundamentales: El descubrimiento de la aspirina, para combatir el dolor, y en la década de los cincuenta, de los antibióticos, “la mayor revolución”, para combatir las infecciones.
Medio ambiente, alimentación, hábitos que inciden sobre la salud de cualquier mortal. Y en el caso de los sorianos, en este tiempo han experimentado cambios notables. Antes padecían las bautizadas como enfermedades del hambre y la carencia y ahora muchas de ellas tienen que ver con la sobrealimentación de la sociedad de consumo en la que vivimos.  “Uno de los éxitos para llegar a centenario es comer lo que el cuerpo humano necesita exclusivamente”, subraya. Antaño, el soriano metabolizaba todo lo que ingería. Ahora se producen demasiados excesos. Ruiz Liso apunta que se consume un 25-30 por ciento más de lo que el cuerpo necesita para funcionar. Antaño, los sorianos acudían a pie a todos los sitios. Para ir a trabajar al campo, por ejemplo, andaban varios kilómetros. Ahora, por el contrario, algunos sorianos siguen empeñados en aparcar el coche a la puerta de la oficina.
Un siglo, ciertamente, da para mucho. Y cuando se habla de salud, Soria ha cambiado mucho. Si a principios del siglo XX, la mayor mortalidad se concentraba en las infecciones respiratorias -con la tuberculosis y meningitis a la cabeza-, ahora es el cáncer , el que registra los mayores porcentajes (25 por ciento).  Otro dato revelador incluido en el libro: Casi el 25 por ciento de los sorianos fallecían a principios de siglo antes de cumplir el año. Entonces la esperanza de vid a media no llegaba a los cuarenta años. Hoy, un siglo después, se ha doblado esta media. Las mujeres alcanzan de media los 87 años.
En este tiempo, Soria ha sufrido enfermedades endémicas que hoy han desaparecido, como el quiste hidatídico.  Un siglo donde se repasan las enfermedades, que también reflejan la historia social de Soria.

 

CUANTO HEMOS CAMBIADO

200
personas fallecían cada año por tuberculosis en la primera década del siglo XX. De ellas, el 70 por ciento eran por afectación pulmonar.

4
De cada cuatro biopsias endoscópicas gástricas realizadas en 1980, una era un cáncer gástrico. Hoy ya no existen estos parámetros.

1960
Es a partir de este año cuando empieza a tener significación los infartos de miocardio. Apenas tuvo importancia en el primer tercio del siglo.

400
Son los casos por 100.000 habitantes de la incidencia de las enfermedades neurodegenerativas en Soria, al alza en las últimas tres décadas.

40
El 40 por ciento de las enfermedades endocrinas (diabetes) se produce en Soria en mayores de 80 años, en la década 2000-2009.
 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: reportaje

Subsección: Reportaje

Id propio: 715

Id del padre: 45

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia