Miércoles, 16 de Octubre de 2019
Buscar
Cubierto
6 °C
El tiempo HOY

reportajes

Pisadas de fuego

Image

Las fiestas de San Juan en San Pedro Manrique, motor de desarrollo turístico en tierras altas

Para cruzar el manto de fuego ya no es necesario esperar hasta la noche de San Juan. San Pedro Manrique ha abierto un centro de interpretación que explica  los pasos de una fiesta ancestral singular como pocas.

Image

La dotación museística, situada en un edificio de la plaza del Ayuntamiento sampedrano, cumple un viejo anhelo de los vecinos de este pueblo de Tierras Altas que, todos los años, en la noche de San Juan, acaparan las miradas y la admiración de buena parte del mundo, cuando cruzan con sus pies descalzos un manto de brasas.
La corporación sampedrana y la Fundación Raimundo del Rincón-Nicolasa Subirán ha sido posible gracias a una inversión de 146.000 euros, aportada a partes iguales por la Mancomunidad de Tierras Altas, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y la Junta de Castilla y León, además del grupo de acción local Proynerso. La Diputación provincial ha contribuido además con la contratación de personal para atender la oficina de turismo de la comarca, situada en la parte baja del centro de interpretación.

Impulso turístico
Todas las administraciones coinciden que el centro de interpretación debe servir “para dar un impulso turístico” a la comarca de Tierras Altas, una de las más deprimidas de la provincia, según recuerda Conchi Martínez, gerente del Plan de Dinamización Turística.
El centro, que ocupa casi cien metros cuadrados, ofrece al visitante la posibilidad de conocer durante todo el año con mayor profundidad los secretos y la historia de una tradición ancestral. Documentales, videos y paneles enseñan cómo se desarrolla la fiesta de San Juan en San Pedro Manrique y del que el paso del Fuego es sólo un eslabón en un ciclo festivo que se inicia a primeros de mayo, con el sorteo de Las Móndidas y concluye con la descubierta y caballada.
En su recorrido por el centro de interpretación, los visitantes pueden cruzar, aunque sea virtualmente, también el paso del fuego. Para ello se ha recreado -a través de juegos de luces, que trasmiten calor- el escenario y el ambiente que se vive todos los años en el anfiteatro de la ermita de la Virgen de la Peña.

Fiesta internacional
El paso del Fuego, fiesta admirada hoy en los cinco continentes y reconocida como fiesta de interés nacional, aspira a dar un paso más y ser fiesta de interés internacional, según señala su alcalde Jesús María Celorrio. En este camino, la Junta de Castilla y León, ha comprometido su apoyo.  Actualmente en España, hay 43 festejos con este reconocimiento, que concede la Secretaría General de Turismo del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y que desde mayo de 2006 está regulada por una nueva orden que pretende dotar de mayor objetividad a los criterios ya existentes. Antigüedad, continuidad en el tiempo, arraigo popular y participación ciudadana, originalidad, diversidad, repercusión en medios de comunicación internacionales, alojamientos a menos de 50 kilómetros... El Paso del Fuego lo tiene al alcance.

 

Image

UN RITUAL CARGADO DE EMOTIVIDAD

UN RECONOCIDO elenco de etnógrafos e investigadores han buscado interpretaciones al Paso del Fuego. El ritual también ha sido investigado en 2010 por investigadores de Dinamarca, Nueva Zelanda y Estados Unidos y las conclusiones han sido publicadas en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias (EE.UU).
EL ETNÓGRAFO Joaquín Diaz  presenció el Paso del Fuego y resaltó su autenticidad.  “No hay truco”, resalta, para apuntar que sólo hay un secreto: una forma tradicional y exacta de preparar la hoguera y una manera de pisar sobre las brasas sin sufrir ningún daño. “Todo es auténtico y, por ello, hay que echarle valor al envite”, resume.
EL RESULTADO de la investigación ha sido sorprendente, ya que los datos recabados -tras la colocación de aparatos en pasadores, familiares y espectadores para medir el ritmo cardíaco- confirman una sincronización entre los que cruzan el fuego y espectadores allegados, mientras que ese efecto no se observa con quienes no son allegados.
EN LA DÉCADA DE los cincuenta del pasado siglo, el etnógrafo Caro Baroja siguió en San Pedro Manrique este ritual mágico y relacionó esta tradición con los Hirpi Sorani de la Italia Clásica y las festividades en honor a la diosa Palas, en los que se saltaban hogueras y se hacía pasar el ganado entre el humo que ellas desprendían.
 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: reportaje

Subsección: reportaje

Id propio: 784

Id del padre: 44

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política