Viernes, 19 Julio 2024
Buscar
Despejado
32.2 °C
El tiempo HOY

reportajes

Pinares toca madera

Image

Preocupación creciente entre los trabajadores de Puertas Norma y los vecinos de la comarca soriana-burgalesa de Pinares

La comarca soriana-burgalesa de Pinares vive con preocupación creciente la situación de Puertas Norma, su motor de desarrollo económico durante medio siglo. Jeld Wen, la mayor multinacional del mundo en la fabricación de puertas y ventanas, tiene en vilo el futuro de muchas familias. Mientras tanto, agentes sociales, económicos y políticos suman fuerzas para evitar el cierre y la consiguiente sangría poblacional.

 

Image

San Leonardo de Yagüe y toda la comarca soriana-burgalesa de Pinares ha perdido el sueño, desde que hace unos meses Puertas Norma empezase a reducir su producción, por mor de una crisis económica que no distingue de fronteras. Una manifestación con representación de las instituciones, agentes sociales y económicos será el siguiente paso que se dará el viernes 16 de diciembre para paliar las consecuencias de la crisis y aunar voluntades y esfuerzos para articular un plan de reindustrialización que evite el éxodo masivo de la comarca.

Mucha preocupación
“El mejor momento de Puertas Norma está por venir”, aseguró su entonces presidente Jaime Ribas en 2005. Año y medio después, el primer fabricante de puertas del mundo levantaba en San Leonardo de Yagüe la más avanzada factoría del planeta en el sector, con lo que garantizaba el futuro de la comarca.  “Tenemos muchas, pero esta es la mejor de todas”, aseguraba el presidente de la multinacional Jeld Wen, Rod Went, en la inauguración de la fábrica en octubre de 2006, en presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.
La situación es radicalmente diferente un lustro después.  “Estamos agarrándonos a lo que podemos, al último clavo”, reconoce el alcalde sanleonardino, Jesús Elvira. ““Hay una enorme preocupación”, resalta Antonio Ayuso, trabajador de Puertas Norma durante cuatro décadas y que pone voz al sentir general de los casi seiscientos empleados de Puertas Norma, que temen por su futuro laboral y por su propia continuidad en la comarca. “Dormirse es lo peor que puede hacerse, porque el paro se acaba en poco tiempo. Hemos llegado a una situación donde lo vamos a pasar mal”, dice con rotundidad y pesimismo.
Cerca de cuatrocientos habitantes de San Leonardo de Yagüe -con un censo poblacional de 2.300- trabajan directamente en Puertas Norma.  El resto de los trabajadores residen en otros pueblos pinariegos de Soria y Burgos. “Para nosotros es como si fuese del pueblo, por eso la gente tiene ese sentimiento”, señala Elvira.

Decisiones y alternativas
Los trabajadores no terminan de entender algunas decisiones y silencios de la empresa. La fábrica está bien montada y estructurada, pero ha ido perdiendo carga de trabajo por mor de la crisis económica y de lo que los empleados consideran errores, como “cargarse” la propia red comercial. “Uno está dentro y ve cosas que se podrían arreglar”, dice el alcalde de San Leonardo y trabajador durante 37 años de la empresa. “El mercado está mal pero hay demanda en Madrid. Con un poco más de esfuerzo posiblemente no fuese tan duro lo que va a pasar, porque todos sabemos que no se puede mantener la actual plantilla”, reclama. “Se nos va de las manos y no entendemos muchas cosas que están pasando”, reconoce Ayuso, quien ya vivió en sus carnes la crisis de Norma en la década de los noventa, donde estuvo al borde del cierre. “Si no es por la Junta y Caja Duero, la empresa está cerrada. Ojalá se pudiera reconducir como entonces. La esperanza nunca se pierde pero pintan bastos”, asegura, quien pinta un futuro de caos en la comarca pinariega si finalmente cierra Norma. Para evitar el éxodo, Elvira estima que es imprescindible crear empleo, aunque los tiempos sean complicados. “Sin trabajo no se hace nada y nadie va a venir a regalarnos nada. Hay que intentarlo todo, hasta dejar la última gota de nuestro sudor”, asegura. 

 

PUERTAS DE ESPAÑA

LA CONFEDERACIÓN ESPAÑOLA DE Empresarios de la Madera (CONFEMADERA) ha creado la marca “Puertas de España” con la intención de promover el producto español en el exterior. Los fabricantes españoles se han unido para abrirse al mercado internacional bajo una misma imagen de garantía, estilo y tradición, una necesidad obligada y una estrategia imprescindible para que las empresas que quieran sobrevivir y competir en un mercado global.

EL MERCADO ESPAÑOL de puertas está inmerso en un cambio de ciclo, merced a la disminución de la demanda interna, debido a la caída del sector de la construcción y el desplome económico del país, que facilitó durante años que creciera el segmento de la rehabilitación de viviendas. Ante este escenario, la citada confederación animó a diseñar estrategias basadas en la internacionalización.

EL SECTOR ESPAÑOL de puertas de madera acogía
en 2009 a 34 empresas y a más de 6.000 empleados, con una facturación anual de mil millones de euros y una exportación en torno al 10 por ciento del total de la producción, en especial a la Unión Europea.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: reportaje

Subsección: Reportaje

Id propio: 843

Id del padre: 45

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia