Lunes, 26 Febrero 2024
Buscar
Cubierto con nevadas
2.4 °C
El tiempo HOY

reportajes

Nos duele a tod@as

La violencia de género o doméstica es hoy una lacra social que requiere el compromiso de toda la sociedad

Image

La violencia de género se ha convertido en una lacra social que es necesario erradicar  entre tod@s. La relación entre hombres y mujeres debe basarse en la igualdad. Cuando este valor se olvida, conviene tomar medidas.

Image

En 1975, Naciones Unidas fue el primer organismo que señaló la gravedad de la violencia ejercida contra las mujeres. Hoy, muchos años después, sigue siendo un problema derivado de un sistema social, económico e ideológico que ofrece oportunidades desiguales a mujeres y hombres. “Debemos desterrar cualquier forma de violencia que impide el cambio de las mujeres hacia una identidad personal autónoma con un proyecto de convivencia en igualdad”, resalta el subdelegado del Gobierno en la provincia, Vicente Ripa, quien entiende que la lucha para erradicar esta lacra social no compete exclusivamente a las mujeres y los poderes públicos.
De la misma opinión es Ana Romero, secretaria general de CC.OO., que reclama una actuación colectiva de la sociedad frente a la violencia de género.
Entre 2003 y 2008, 415 mujeres han perdido la vida a manos de sus agresores en España. Una de ellas en Soria. En 2009, 49 mujeres han engrosado las estadísticas. En Soria, las denuncias también están al alza, aunque, como señala la presidenta de la asociación Antigona, Pilar de la Viña, se hace por cuestiones menos graves.

Relación de igualdad
De la Viña entiende que la mujer y el hombre deben evitar una relación donde exista dejación, coacciones, chantajes, recriminaciones continúas y reproches... “Cuando hay una parte que no quiere resolver esta situación, a lo mejor hay que tomar medidas drásticas”,  apunta.
En su opinión, a la mujer le pesa mucho, desde un punto psicológico, sentir que la quieren o que ha sido rechaza emocionalmente, o que ha fracasado su pareja. Saber interpretar estas conductas agresivas como desamor es, a su juicio, muy difícil para la mujer. 
La solución de una mujer maltratada es la denuncia, “siempre que se sienta capaz y segura”.

Plan de seguridad
Antigona ha acompañado a presentar la correspondiente denuncia a varias mujeres sorianas. De la Viña recomienda que, antes de dar este paso, a la mujer maltratada tenga “un paracaídas” . Tiene claro que el no denunciar produce más inseguridad y precariedad a la víctima, aunque también reconoce que no es fácil dar el paso, porque la mujer pasa, en una sociedad rural como la soriana, de denunciante a ser juzgada con demasiada facilidad.
 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: reportaje

Subsección: Reportaje

Id propio: 498

Id del padre: 45

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia