Viernes, 22 de Marzo de 2019
Buscar
Despejado
14 °C
El tiempo HOY

reportajes

Mal de piedra

La fachada románica de Santo Domingo acusa el paso del tiempo

La fachada de la iglesia de Santo Domingo, de especial interés en el arte medieval hispano,  acusa el paso del tiempo. la Junta de Castilla y León realizará este otoño una actuación puntual, como anticipo de posibles más intervenciones para mejorar su conservación.

E l rosetón, desde el último desprendimiento, no ha sufrido aparentemente más desperfectos, pero, como el resto de la facha románica de Santo Domingo tiene muchos años -fue construida en el siglo XII- y acusa el paso del tiempo.
Los servicios técnicos del servicio territorial de Cultura de la Junta en Soria han analizado desde estos “avisos” la situación y han decidido encargar un proyecto a un arquitecto, quien ha apuntado ya la conveniencia de estudiar todos los tratamientos realizados en la portada hasta el momento para comprobar que productos se han utilizado, según explica el jefe del citado servicio, Carlos de la Casa.  Además el estudio debe servir para conocer el comportamiento de la piedra a lo largo de todo el año y las diferentes climatologías que soporta.  El arquitecto tendrá que clarificar si los desprendimientos son fruto de alguna de estas causas o si es producto de alguna fisura o entrada de agua en algún punto determinado. “Este arquitecto ha apuntado la posibilidad de realizar alguna actuación puntual en el rosetón por si hay alguna pieza más en peligro de desprendimiento y a partir de ahí realizar una serie de propuestas para una intervención a corto, medio y largo plazo”, avanza.

INTERVENCIÓN PUNTUAL
La fecha de la terminación del estudio dependerá de la supervisión que se realice del rosetón. “Estamos en una época muy buena, en otoño, y ya empiezan los cambios climatológicos y lo puede observar”, señala. De la Casa confía en que este mismo año se realice ya alguna intervención, aunque sea muy puntual.
Según los especialistas en geología, la arenisca -piedra con la que está construida la fachada de Santo Domingo- suele tener una vida media de 700 a 750 años. La piedra se comporta en función de muchos parámetros, desde su colocación hasta el corte de la beta de la cantera. La fachada tiene que resistir el duro clima soriano y, en las últimas décadas, el creciente tráfico rodado en su entorno. El monóxido de carbono que sueltan los tubos de escape afecta a la piedra.
Desde que la Junta realizase obras de adecuación y consolidación general de la fachada, entre 1991 y 994, la Consejería de Cultura y Turismo ha realizado diversas actuaciones en las fachadas norte y oeste, desde eliminar pintadas hasta limpieza y adecuación de juntas.

Mal de piedra

Muchas intervenciones

EL DETERIORO de la iglesia de Santo Domingo viene de antiguo. En 1884 se comunicó a la Comisión de Monumentos del estado de ruina inminente de la fechada. Un año después se aprobaron las obras de reconstrucción de una vidriera del rosetón.

EN 1917 se trabajó en el exterior e interior de la iglesia. Fue la primera vez que se realizó una retoque integral. En el exterior se repusieron algunos sillares, fustes y basas del primer piso de arquerías, se sustituyó piedra por piedra el zócalo antiguo y se rebajó el nivel del suelo del frontispicio.

Años  más tarde, en 1967, se bajó la cruz florenzada del remate del frontón, que amenazaba con caer por su deterioro, y fue sustituida por una nueva alzada casi una década más tarde.

ENTRE 1971 Y 1980 se intervino de manera puntual para consolidar algunas piezas del frontispicio. De este modo, se actuó sobre la cuarta arquivolta, las esculturas sedentes, los fustes y las basas de las columnas que enmarcan el rosetón.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Se cerrará en segundos

Sección: reportaje

Subsección: reportaje

Id propio: 4442

Id del padre: 44

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política