Lunes, 26 Febrero 2024
Buscar
Cubierto con nevadas
2.4 °C
El tiempo HOY

reportajes

Lucha desigual

Image

El reparto de medios pone en evidencia la necesidad de llegar a acuerdos de colaboración entre las administraciones

Los temporales de nieve ponen de relieve que la comunicación no está garantizada por igual en todos los municipios. Las administraciones tienen medios muy dispares para retirar la nieve de sus carreteras. Se echa en falta mayor colaboración.

Gobierno de España
511 kilómetros + 5 quitanieves
Junta de Castilla y león
920 kilómetros + 7 quitanieves
Diputación provincial
1.888 kilómetros +  quitanieves

Image 

Los inviernos sorianos siguen siendo duros y aunque el operativo anti-nieve de las diferentes administraciones ha suavizado las consecuencias de los temporales en la vida de muchos pueblos, todavía sigue existiendo diferencias y hay mucho camino para la mejora del bienestar de todos los residentes de la geografía provincial. La disparidad de medios a la hora de combatir la nieve es evidente: de las 55 quitanieves de la Subdelegación del Gobierno para 511 kilómetros de carreteras del Estado -una quitanieves por cada diez kilómetros- a las 9 quitanieves de la Diputación provincial para 1.888 kilómetros de la red provincial de carreteras.

Pueblos aislados
Con este reparto, no es de extrañar que la Diputación provincial reciba llamadas de vecinos de pueblos donde la nieve dificulta, cuando no impide, su vida cotidiana. El presidente de la corporación provincial, Antonio Pardo, entiende que los habitantes del medio rural tienen los mismos derechos que un ciudadano que viva en la capital provincial. Y reivindica por ello, que por encima de la colaboración extraordinaria en casos de urgencias -que se produce-, se dé un paso más para arbitrar ayudas más estables para abrir el camino a los vecinos de los pueblos. A su juicio, a quien le compete coordinar estos servicios es a la Administración General del Estado.
“Es lo más normal y corriente, y lo que pide el ciudadano de a pie, cuando ve las máquinas del Estado paradas porque ya han limpiado sus carreteras, cuando otras administraciones siguen agobiadas”, apunta. “El padre de familia -en alusión al Gobierno de España- es el que tiene que poner de acuerdo a los hijos”, resalta.
El subdelegado del Gobierno en la provincia, Vicente Ripa, entiende la preocupación de las otras dos administraciones -Junta y Diputación, con más kilómetros de carreteras y menos medios- pero asegura que la competencia es del Ministerio de Fomento, que tendría que arbitrar conciertos a nivel nacional. “En nuestras carreteras nacionales, mucho nos tiene que nevar para que no las tengamos abiertas”, destaca.

Colaboración de urgencia
El delegado territorial de la Junta en Soria, Carlos de la Casa, apunta que desde tiempo inmemorial -antes del Gobierno de Felipe González-, el Estado renuncia a firmar convenios con el Gobierno regional, aunque sí que facilita colaboración ante una urgencia. “Cada uno tiene su responsabilidad en sus carreteras, y en un caso de una necesidad perentoria, todo el mundo se vuelca”, dice.  Para el Gobierno regional, la prioridad la marca la densidad de tráfico de su red autonómica y la población de los municipios situados en su recorrido.  La 101, que comunica Ágreda con Almazán, y la 117, entre Vinuesa y Covaleda, son las primeras en atención.  Pardo insiste en que el ciudadano quiere ver que todos los recursos están coordinados. “Lo más normal es que hubiera algún tipo de acuerdo”, resume.
En algunos pueblos no esperan a que lleguen las quitanieves, entre otras cosas porque la ganadería no entiende de temporales y prioridades:  come todos los días. Y sus propietarios tienen que acudir a las naves para echarles el sustento. Por ello, más de un ganadero tiene palas para adaptar a sus tractores y abrirse camino. O los propios ayuntamientos y mancomunidades han comprado una cuña para el mismo fin. La lucha contra la nieve en la provincia es un objetivo común. Sólo falta coordinar mejor los recursos que son, ciertamente, de todos.

 

la nieve no es un juego

EN CASO DE NEVADAS, lo primero que tiene que valorar un automovilista es si es necesario el desplazamiento. Si hay que hacerlo, es recomendable evitar la conducción durante la noche. Conviene informarse sobre las predicciones meteorológicas, el estado de las carreteras y posibles lugares de refugio. También es imprescindible revisar el mantenimiento del vehículo (neumáticos, anticongelante, frenos, alumbrado). Hay que llenar el depósito de combustible y llevar abrigos, comida, agua y teléfono móvil.
LAS CADENAS O UN dispositivo similar  es imprescindible en el vehículo. Tanto como saber utilizarlas. También es fundamental conducir con precaución. Hay que prestar especial atención a las placas de hielo. Si el vehículo queda atrapado en la nieve, debe llamar al 112 y explicar la situación.
SI ESTÁ BLOQUEADO debe permanecer en el interior del vehículo, manteniendo el motor encendido y la calefacción puesta. Hay que renovar cada cierto tiempo el aire y valorar la cantidad de combustible en el depósito. Es muy importante evitar quedarse dormido.
 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: reportaje

Subsección: Reportaje

Id propio: 687

Id del padre: 45

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia