Lunes, 26 Febrero 2024
Buscar
Cubierto con nevadas
2.4 °C
El tiempo HOY

reportajes

Historias sumergidas

El bajo nivel del embalse de La Cuerda del Pozo resalta su valor estratégico en la cuenca del Duero

El bajo nivel del embalse de la Cuerda del Pozo saca a la luz su importancia estratégica en la regulación de la cuenca del Duero. Sin el pantano de La Muedra, el río sería este año un arroyo.

El año 2012 ha sido el año hidrológico más seco en la cuenca del Duero desde que existen embalses, según reconoce la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD).  Las reservas se encuentran al 20 por ciento de media en su capacidad, por la sequía, a la espera de las lluvias de otoño e invierno que alejen definitivamente la preocupación.
El embalse de la Cuerda del Pozo, que abastece de agua potable a Soria y parcialmente a Valladolid y sirve para regar 26.000 hectáreas hasta la confluencia del Duero con el Pisuerga, ha vivido épocas peores. El mínimo histórico embalsado (27,25 hectómetros cúbicos) se remonta a la tercera semana de octubre de 2002. Hoy tiene casi tres veces más.

Abastecimiento garantizado
Con este agua embalsada, según resalta el presidente de la CHD, José Valín, está garantizado el abastecimiento durante 49 semanas, casi un año. “Estamos soltando 3 metros cúbicos por segundo y está entrando 0,8 metros cúbicos por segundo. Si el río no tuviera embalse, en estos momentos estaría llevando la cuarta parte de lo que se está soltando”, apunta.
Valín reconoce que la situación es preocupante en la cuenca del Duero, aunque hasta diciembre hay margen para no entrar en estado de alarma, sobre todo para las perspectivas de regadío para la próxima campaña.
La cuenca del Duero es la de más aportación de recursos hídricos de la Península. El problema, apunta Valín, es que la capacidad del embalse es pequeña. Actualmente está al 20 por ciento de su volumen embalsado, con 560 hectómetros cúbicos.
La alternativa pasa por construir nuevos embalses o recrecer algunos, además de reducir el consumo de agua en regadío, con su modernización. Valín señala que el mundo conservacionista no se da cuenta de lo que significa en el mundo actual tener las reservas de agua tan bajas. “Si ahora mismo el Duero no tuviera el embalse de la Cuerda del Pozo, el caudal del río sería el de un arroyo miserable”, resalta.
El cambio climático tampoco juega a favor de la cuenca, con precipitaciones irregulares. El efecto invernadero incentiva el riesgo de episodios extremos (sequía o inundaciones). Y para protegerse la única medida es tener mayor capacidad de reserva.

alt=

patrimonio anegado

EL DESCENSO del nivel del agua embalsada en el pantano de la Cuerda del Pozo ha sacado de nuevo a la luz patrimonio sumergido desde la construcción de esta infraestructura, como el puente romano o la antigua ferrería de La Muedra.

LA CONSTRUCCIÓN del embalse  sepultó para siempre las calles y casas de La Muedra, cuyos vecinos -en número de una treintena- tuvieron que emigrar, fundamentalmente a la vecina Vinuesa, situada a cinco kilómetros.

POR LA MUEDRA pasó el poeta Antonio  Machado en 1910 cuando realizó el viaje a las fuentes del Duero, donde recogió la leyenda de la Tierra de Alvargonzález.

DESDE PRINCIPIOS del siglo XX existía la idea de realizar un embalse en la cabecera del Duero para ampliar las zonas de regadío, no sólo de Soria. En 1922 el Gobierno dispuso en un decreto su construcción. Un año después, se aprobó el expediente con un presupuesto de más de 7.000 pesetas para su estudio.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: reportaje

Subsección: Reportaje

Id propio: 942

Id del padre: 45

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia