Lunes, 26 Febrero 2024
Buscar
Cubierto con nevadas
2.4 °C
El tiempo HOY

reportajes

En todo su esplendor

Reconstrucción pictórico-infográfica Félix González (Flas)

Berlanga de Duero dedicará un centro de interpretación a un templo excepcional, único: la ermita de San Baudelio, de Casillas de Berlanga. Enriquecer su conocimiento y ser un reclamo turístico, sus objetivos.

El Plan de Convergencia Interior de Dinamización de Turismo Rural, financiado por la Junta de Castilla y León y el Gobierno de España, permitirá abrir las puertas a un conocimiento más profundo de uno de los monumentos más significativos del patrimonio histórico de Soria: la ermita de San Baudelio.
Berlanga de Duero aprovechará el antiguo matadero del municipio para instalar un centro de interpretación de la ermita mozárabe, enclavada en Casillas de Berlanga -adscrita a Caltojar-, a apenas nueve kilómetros.

Mil años de historia
Jesús Herrero, alcalde de Berlanga de Duero, entiende que este proyecto servirá para explicar no sólo la arquitectura de la ermita y sus famosas pinturas, sino también “mil años de historia”.  Y además permitirá que, con una explicación a la vez rigurosa y divulgativa, se convierta en un atractivo más para que los turistas visiten la zona y pernocten. “La visión de San Baudelio será totalmente diferente”, resalta.
El proyecto de ejecución firmado por el arquitecto Francisco Javier Ceña apunta como premisa fundamental la construcción de una maqueta, “a escala natural”, de la ermita de San Baudelio. El espacio no ocupado por la réplica de la ermita en el antiguo matadero permitirá en planta baja albergar las funciones expositivas, escaleras y servicios, todo ello rodeado de un gran vacío perimetral que rescata la estructura original. Además se completa con un altillo donde se desarrollará un despacho-investigación vinculado con la historia de la ermita.

Un proyecto interesante
Elías Terés, director del Museo Numantino -al que está adscrita la ermita de San Baudelio-, considera que la recreación del monumento es positiva siempre que se haga de una forma rigurosa y científica. “Tenemos mucha documentación, desde finales del siglo XI hasta hoy, para mostrar las diferentes fases por las que ha pasado el edificio”, apunta. Con ello, a su juicio, se ayudaría a entender mejor San Baudelio. “La historia hay que contarla rigurosamente; la gente quiere saber la historia real, no que le cuenten batallitas”, asegura Herrero.

Gestión futura
La corporación berlanguesa, como está establecido en el convenio firmado por la Junta con la Diputación provincial -que se encarga de la licitación de las obras- se encargará de la futura gestión de la dotación cultural. Para ello tiene previsto utilizar las nuevas tecnologías, desde el control de entradas hasta las proyecciones en las paredes o la vigilancia. la nueva dotación, resalta Herrero, servirá de complemento a la ermita original. El Ayuntamiento de Berlanga de Duero tiene claro que cobrará una entrada para acceder al centro de interpretación. “Cuando las cosas tienen un precio, se valoran más”, resalta.

colores vivos

LA ERMITA DE San Baudelio, toda pintada en su interior, ofrecía una “imagen espectacular”, según Terés. Los colores vivos de las pinturas ayudaban a iluminar el interior junto con alguna luz de vela.

LA ERMITA tiene unas características arquitectónicas, con una nave rectangular de reducidas dimensiones, que la hacen única. Se construyó en el último tercio del siglo XI, para afianzar la reconquista en la zona.

EL TEMPLO tenía una función  de culto pero también, dada su ubicación, de vigilancia del valle. Setenta o cien años después de su construcción, la ermita fue decorada con las pinturas.

TODO UN programa iconográfico recubre las paredes y la bóveda, con escenas cotidianas y profanas y otras religiosas. La parte superior representa el mundo celestial.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: reportaje

Subsección: Reportaje

Id propio: 876

Id del padre: 45

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia