Lunes, 26 Febrero 2024
Buscar
Cubierto con nevadas
2.4 °C
El tiempo HOY

reportajes

Dos joyas con luz propia

Image

El valor destacado de sus pinturas murales invitan a una visita reposada y documentada a las subsedes de la exposición paisaje interior

 

Image

Image

Paisaje Interior permitirá sacar a la luz el destacado legado de dos pequeñas ermitas que conservan auténticas joyas murales en sus paredes. San Baudelio, en Casillas de Berlanga, y San Miguel, en Gormaz -a los pies de la fortaleza califal-, están preparadas para sorprender a los visitantes. Elías Terés, director del Museo Numantino -al que está adscrito el primer monumento-, resalta la importancia de las pinturas medievales encontradas en estos templos.  Son visitas, dice, no sólo recomendables para especialistas. Aconseja, eso sí, ir con una información previa, lo que complementado con el servicio de guías durante Las Edades, hará la comprensión mucho más intensa. La experiencia, asegura, es que los visitantes se suelen ir encantados de San Baudelio. “Todo el mundo dice: cómo puede haber esto aquí”, apunta.
Soria y Turismo, apunta su directora Alejandra Vitoria, ofrecerá paquetes turísticos durante Las Edades para visitar los sábados estas joyas del románico, que merecen, sin duda, una reposada escapada.

 

San Baudelio

ImageConstruida a finales del siglo XI, bajo la advocación de San Baudelio, la ermita se ejecutó en estilo mozárabe. Por R.O. de 24 de agosto de 1917 fue declarada Monumento Nacional. Ha sido definida por el escritor José Jiménez Lózano como la “capilla sixtina” castellana de la pintura mozárabe.  Las pinturas, según confirma Terés, tienen un valor enorme. Son de un taller del que se desconoce su autor, aunque tiene bastantes concomitancias con San Miguel de Gormaz y la iglesia segoviana de Maderuelo.  La iconografía medieval es fantástica, con todo un muestrario de santos, de peinados, de túnicas, así como de animales. La propia arquitectura de la ermita, con su columna-palmera, es  digna de admiración.

 

San Miguel de Gormaz

ImageLa ermita de San Miguel, declarada BIC con categoría de monumento en 1996, alberga en su interior un legado documental de primera magnitud, en forma de pinturas murales al temple.  Es, según los especialistas, una sencilla pero magnífica joya románica. “Sus pinturas tienen mucha importancia”, ratifica el director del Museo Numantino.  Su decoración interior, en el ábside y en la nave, aconseja su visita. En el ábside hay una serie de imágenes con escenas del Apocalipsis y una mandorla presidiendo el conjunto. En la nave se encuentran escenas seriadas de la vida de Cristo y apocalípticas: el juicio final y el infierno. Sin duda, una manifestación artística de obligada contemplación.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: reportaje

Subsección: Reportaje

Id propio: 395

Id del padre: 45

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia