Lunes, 26 Febrero 2024
Buscar
Cubierto con nevadas
2.4 °C
El tiempo HOY

reportajes

Centenario de la Pompeya española

Image

Un ramillete de arqueólogos han destapado en el último siglo la historia de la ciudad celtíbera y romana de Tiermes, en el sur de la provincia.

Tiermes, bautizada por Blas Taracena como la Pompeya española, tiene a sus espaldas un siglo de excavaciones, con nombres y apellidos, que abrieron paso al futuro de este yacimiento arqueológico.

Image

Hace unas fechas, la Junta de Castilla y León, y los responsables del proyecto hacían balance de las cuatro últimos años de actuaciones realizadas por “Tiermes. Laboratorio Cultural”, que, con una inversión de 1,5 millones de euros, ha permitido realizar las últimas intervenciones arqueológicas, entre ellas la puesta en valor del foro romano, el establecimiento de nuevos itinerarios para el recorrido del conjunto, la mejora de la señalización y la difusión del yacimiento.
Fue el historiador soriano Nicolás Rabal, en 1888, el primero que realizó investigaciones sobre el sitio celtíbero y romano de Tiermes. Pero hasta la primera década del siglo XX no se realizaron las primeras excavaciones con base científica.

1911
El Conde Romanones y Narciso Sentenach
Álvaro de Figueroa y Torres, Conde de Romanones, patrocinó en el verano de 1909 los primeros trabajos de exploración del yacimiento y publicó un folleto en el que identifica el área del foro. Narciso Sentenanch (1910 y 1911) localizó la planta de la antigua basílica y una serie de pavimentos con mosaico. Ignacio Calvo (1912 y 1913) tomó el testigo de estos trabajos, aunque con discrepancias en las interpretaciones de su antecesor. Los materiales de estas excavaciones fueron a parar, en parte, al Museo Arqueológico Nacional.

1930-1940
Más base científica con Blas Taracena
Blas Taracena, director del Museo Numantino, imprimió una mayor base científica, propiamente arqueológica, a las excavaciones e inició un estudio sistemático del yacimiento. Extrajo nuevas conclusiones sobre las fases evolutivas de la ciudad, su distribución urbanística y las características de los principales edificios y, sobre todo, apuntó por primera vez las peculiaridades de la técnica rupestre utilizada en el diseño y ejecución de numerosas construcciones celtibéricas y romanas. Además se interesó por el territorio de la que calificó como la “Pompeya española”, como elemento clave para comprender su desarrollo histórico.

1960
Primera guía del yacimiento con Teógenes Ortego
El arqueólogo soriano Teógenes Ortego amplió el conocimiento de Tiermes. Fue el primer autor que publicó una guía del yacimiento. Desde 1940 a 1970, otros autores como D´Ors, Nieto o García y Bellido se interesaron por elementos peculiares de Tiermes y proyectaron el yacimiento en la investigación arqueológica nacional.

1975-1998
Un proyecto sistemático de la mano de José Luis Argente
A partir de la década de los 70, las intervenciones en Tiermes estuvieron marcadas por una metodología arqueológica sistemática, de la mano de José Luis Argente, director del Museo Numantino, que abrió el conocimiento de las intervenciones al gran público. Gran parte de las estructuras arqueológicas que hoy son visibles tienen la impronta de Argente, desde el acueducto hasta las murallas  y el conjunto rupestre del sur. En los años 70 y 80, junto a Argente trabajó el arqueólogo Carlos de la Casa, quien abrió Tiermes a la bibliografía arqueológica medieval española.

2004-2006
Santiago Martínez y el proyecto Life Tiermes
El equipo de Santiago Martínez, con el proyecto Life Tiermes, es el penúltimo escalón en la investigación arqueológica del yacimiento que, de acuerdo con las directrices de la Junta, se centró en la clarificación de aspectos arqueológicos e históricos del foro romano y la revisión de conclusiones sobre el desarrollo histórico de la ciudad.

 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: reportaje

Subsección: Reportaje

Id propio: 794

Id del padre: 45

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia