COAG Castilla y León ha mostrado su satisfacción por la resolución de la Confederación Hidrográfica del Duero, comunicada hoy a las partes, por la que deniega el permiso de investigación de aguas subterráneas solicitado por Valle de Odieta, sociedad promotora de la macrovaquería de Noviercas.

La CHD deniega sondeo de agua a Valle de Odieta

El organismo responsable de la gestión del agua de la cuenca ha emitido una contundente resolución que hace tambalear el proyecto pues explica que las reservas de agua en la unidad de demanda agraria son nulas y que el volumen solicitado es incompatible con el plan hidrológico.

La disponibilidad de agua es un requisito completamente indispensable para acometer una instalación como la proyectada por Valle de Odieta, que alojaría 23.520 vacas, por lo que esta denegación es sin duda, según ha subrayado COAG en un comunicado, un durísimo revés para las intenciones de la empresa y puede hacer tambalearse todo el proyecto.

La resolución de la Confederación Hidrográfica del Duero es tajante al afirmar que “…el aprovechamiento solicitado debe integrarse en la Unidad de Demanda Agraria (UDA) 2000152 -Bombeo de Araviana, cuyas reservas hídricas anuales previstas en el Plan Hidrológico ascienden a 1hm3. No obstante, y a raíz de la emisión de compatibilidad (…), las reservas en dicha UDA a fecha actual son nulas.”

Y añade: “el aprovechamiento de hasta 24,57 l/s de caudal medio equivalente en el mes de máximo consumo, con un volumen anual de 775.329 m3 para el fin solicitado es incompatible con el Plan Hidrológico (…) a la vista de la inexistencia de reservas de agua en la unidad de demanda agraria 2000152 -Bombeo de Araviana.”

COAG Castilla y León, que empieza a recoger los frutos del intenso trabajo sindical desarrollado desde 2017 y que ha encabezado la oposición a la macrogranja de Noviercas, ha confíado en que Valle de Odieta, en vez de embarcarse en una maraña de recursos legales, asuma la imposibilidad de llevar adelante su disparatado proyecto y lo abandone definitivamente.

Igualmente, COAG ha emplazado al ministro de agricultura, Luis Planas, a que promulgue con urgencia su anunciada norma legal para limitar el tamaño de las granjas de vacuno.

"Y confiamos en que la Junta de Castilla y León retire su apoyo al proyecto por su manifiesta insostenibilidad social y medioambiental", ha apuntando.

El crecimiento sin límite no puede ser la respuesta, según Coag, para un sector productor de leche que está aquejado de profundos males, como muestra el hecho de que en seis años (abril-2015/abril 2021) haya perdido un 30 por ciento de explotaciones, más de 5.000, pasando de 17.000 a 12.008 explotaciones (fuente: FEGA).