Sábado, 25 Marzo 2023
Buscar
Muy nuboso
17 °C
El tiempo HOY

Soria

OPINIÓN/ En honor a los muertos de España

Amalio de Marichalar honra en este artículo a tantos miles de muertos y a sus familias en esta hora trágica de España y donde todos tenemos que tener la máxima humanidad y fuerza espiritual para entender, apoyar y acompañar a miles y miles de personas y sus familias en esta tragedia humana sin precedentes.

OPINIÓN/ En Honor a los muertos de España ( II )

Hemos asistido al primer gran funeral, por todas las miles de personas que están muriendo por la pandemia, presidido por el Excmo. Sr. Obispo de Alcalá, Monseñor Reig Pla.

Todos los católicos en España nos hemos visto reconfortados espiritualmente por haber podido rezar juntos por miles de muertos en estos últimos tres meses y estoy seguro que también los no creyentes habrán podido comprobar y sumarse al abrazo de cariño que hemos podido seguir por las televisiones.

España es una nación católica, y Europa entera es sede del cristianismo, siendo sus raíces históricas y culturales cristianas tan profundas, las que han construido nuestra civilización.

Haber podido seguir muchos creyentes y seguro que también muchos que no lo son este solemne funeral, ha sido un profundo alivio en medio de tanta tragedia que estamos sufriendo.

Tantos miles de muertos en España no han estado solos y tampoco sus familias. Todos hemos podido rezar por ellos el domingo, y lo vamos a seguir haciendo todos los días. Agradecemos muchísimo a Monseñor Reig Pla, sus profundas palabras de consuelo en medio de la honda tristeza que padecemos los españoles. Su llamada a Nuestro Pastor Cristo, el Señor, que nos acompaña a todos a la hora de la muerte y no nos deja solos... regalándonos la victoria de la resurrección; así como llamándonos en España a la verdadera libertad que enriquece los bienes fundamentales de la persona, y el respeto de la dignidad de toda vida humana; han sido un firme baluarte para creer en lo único importante, que es nuestra fe en Cristo Resucitado y el ánimo necesario e imprescindible para una sociedad que tiene un profundo dolor y desasosiego, y que tiene su corazón hondamente compungido.

Está siendo una tragedia tan severa y tan continuada que no estamos preparados para asumirla, si no es por la respuesta en la fe que nos quiere abrazar a todos, y en la fuerza espiritual tan grande que nos da.

Cada día hemos de perseverar en nuestras firmes creencias y también ofrecer a todos una respuesta segura para que todos los españoles sepamos sobreponernos y podamos ayudar a quienes más lo están necesitando.

Todos debemos desde el conjunto de la sociedad mostrar nuestra más respetuosa solidaridad, afecto y cariño a tantos que están sufriendo por la muerte de las personas queridas de miles de familias.

Los españoles debemos honrar a todos los que están dando sus vidas y recordarles solemnemente todos los días. Debemos mostrarles un respeto permanente y la máxima dignidad que merecen, pues su sacrificio extremo es un ejemplo que emocionadamente nos están dando día a día, por lo que debemos saber comprometernos a honrar siempre su memoria.

Es muy de reconocer la sensibilidad mostrada por algunas instituciones autonómicas y locales que aisladamente muestran, como debe ser, el dolor nacional y las iniciativas en pequeños municipios todos los días, que emocionan a quienes podemos conocerlas a través de distintos medios y redes sociales. Es la unión del conjunto de la sociedad, que así mismo en los balcones está comprometida en el homenaje diario a todos los españoles que están muriendo, mostrándoles su emocionado respeto y también su oración. Esto es lo más importante que podemos hacer entre todos, y hacerlo todos los días, sin esperar a nada, respondiendo a lo mejor de nuestro corazón, a lo mejor de nuestros sentimientos y a lo mejor de las personas de toda condición.

En esta tristísima tragedia de España, merecen muchas personas nuestra máxima gratitud por salvar muchísimas vidas, pero tristemente hemos de rendir el más alto honor y recuerdo permanente a la memoria de quien todos los días está entregando su vida, con enorme sacrificio y en condiciones extremos, las más de las veces en soledad y sin poder despedirse ni poder hacer las imprescindibles honras fúnebres, que deben siempre acompañar a quien muere, como lo más profundo de los nobles y legítimos sentimientos que han de presidir a las personas.

En esta hora trágica de España, los españoles de bien, solo respondiendo a los dictados de nuestra alma, sabemos llevar la bandera de nuestra patria a media asta, solo pensando en tantos miles y miles de compatriotas que han entregado su vida, y los que siguen dándola todos los días, solo pensando en actuar con rectitud, como exige la dignidad y la decencia y solo pensando en su entrega , en su dolor inmenso, en su sacrificio, así como en el de todas sus familias.

Elevo mi oración a Dios, como tantos millones de españoles, todos los días, hoy y siempre, en memoria de miles de españoles a los que siempre nos obligará su admirable sacrificio y su magno ejemplo.

Fdo: Amalio de Marichalar, Conde de Ripalda

 

 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección: Soria

Id propio: 38689

Id del padre: 9

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia