Sábado, 03 de Diciembre de 2022
Buscar
Cubierto con nevada
1 °C
El tiempo HOY

Pinares

Flamencos, en la Cuerda del Pozo

Cuatro flamencos, uno de los animales más exóticos que hay en el mundo, concentran estos días la atención en el pantano de la Cuerda del Pozo.

Flamencos, en la Cuerda del Pozo

Fotografías: Valentín Guisande

El ornitólogo de la SEO Bird Life, Juan Luis Hernández, ha señalado que los flamencos no son una especie común en esta zona, aunque ya se avistaron hace seis años en el embalse de Monteagudo.

Hernández ha estimado que, aunque las condiciones del embalse soriano no son las más propicias para la cría de los flamencos, el cambio climático y la sequía que está sufriendo la península este año han podido ser la causa de su desplazamiento hasta tierras sorianas.

Los flamencos han elegido una cala del pantano, en el término municipal de Abejar, en la desembocadura del río Bajero, cerca del camping Urbión, en una zona tranquila –no es de baño ni de paseo-. Además el río aporta sedimentos y fangos, lo que habilita una zona buena para la cría de las aves.

Hernández ha señalado que su presencia en el pantano es, en cualquier caso, “anecdótica”: han llegado y se irán.

Los ejemplares jóvenes pueden deambular y este año, al existir sequía en la Península, en lugares donde se pueden ver de zona normal, como algunas lagunas del centro peninsular –Gallocanta, en Zaragoza, por ejemplo-.

“En la Cuerda del Pozo, que a mí me conste, no había habido ninguna presencia de flamencos”, ha resaltado.

Hernández ha asegurado que los flamencos estarán unos días y se irán.

Flamencos, en la Cuerda del Pozo

El fotógrafo Valentín Guisande ha captado este fin de semana imágenes de los cuatro flamencos en el embalse de la Cuerda del Pozo, tanto de primeros planos como integradas en el paisaje.

“Son muy escasas las citas de esta especie en la provincia de Soria. Da gusto verlos removiendo el barro del fondo para filtrar los pequeños invertebrados y las algas, en ocasiones con la cabeza y su pico curvado dentro del agua. Una vez saciado el apetito se les puede ver andando por la tierra firme de la orilla, alejándose de otras especies como los ánades reales y las limícolas de paso que se pueden observar estos días”, ha señalado en su perfil en las redes sociales.

Los flamencos, uno de los animales más exóticos que hay en el mundo, llaman la atención por la longitud de sus piernas y su llamativo color.

Estas aves, con una altura media de 110-150 centímetros y un peso de entre dos a cuatro kilos, habitan en llanuras, lagos y lagunas y en colonias que pueden ser desde 50 hasta 20.000 flamencos.

El hábitat natural de los flamencos son humedales de aguas salinas, ya sean costeros o del interior. Y precisamente de estos lagos o lagunas es de donde adquieren su peculiar color rosa.

Cuando nacen, los flamencos son blancos. Van cambiando al alimentarse de la artemia salina, un crustáceo muy pequeño que habita en estas aguas y que, a su vez, se alimenta de las algas microscópicas del agua.

Para adaptarse a la salinidad, las algas adquieren unos pigmentos que son rojos, rosas o púrpuras y que acaban destiñendo tanto a la artemia salina como, en consecuencia, a los flamencos.

Ccolonias importantes de flamencos hay en el litoral mediterráneo y en puntos del este y sur de la Península.

La principal colonia de cría en España está en la Reserva Natural de la Laguna de Fuente de Piedra, en Málaga.

También crían en el Parque Nacional de Doñana. Hay otras colonias también en libertad en el Parque Natural del Delta del Ebro y en las Salinas de Santa Pola, en Alicante. También se han intentado introducir la especie en Cabo de Gata, Odiel y la Bahía de Cádiz.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: provincia

Subsección: pinares

Id propio: 63972

Id del padre: 10

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia