Miércoles, 28 de Septiembre de 2022
Buscar
Parcialmente nuboso
7 °C
El tiempo HOY

politica

Plan para impacto económico de invasión de Ucrania

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha afirmado en el Congreso que la agresión rusa es un ataque a la unidad y los valores de Europa y ha abogado por reforzar la autonomía de la UE. Además ha anunciado un Plan Nacional para responder al impacto económico y social de la invasión de Ucrania.

Plan para impacto económico de invasión de Ucrania

Además, ha avanzado que España entregará material militar ofensivo a la resistencia ucraniana y que el Gobierno adoptará medidas para proteger del impacto de la guerra a las familias y los sectores más vulnerables.

Pedro Sánchez ha expresado el "dolor del pueblo español" por la pérdida de vidas humanas en la invasión de Ucrania decretada por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, una acción que ha calificado de "violación flagrante de la legalidad internacional".

El presidente ha manifestado, igualmente, su solidaridad con el pueblo ruso, "que va a sufrir el coste de la guerra por el imperialismo de su presidente", y ha instado al Ejecutivo de Rusia a liberar de inmediato a todas las personas detenidas arbitrariamente por expresar su oposición a una guerra "injusta e injustificada".

La invasión de Ucrania -ha argumentado Sánchez- constituye un "intento brutal" por parte de Putin de frenar la construcción del espacio político europeo, "cimentado en la defensa de unos valores radicalmente opuestos al autoritarismo que él representa", como son la libertad, la paz, los derechos humanos y la solidaridad.

Ante esta "crisis definitoria", la Unión Europea debe contestar con unidad y contundencia: "Por eso, apoyamos la activación del Fondo Europeo para la Paz para la entrega de armamento defensivo y ofensivo por parte de la UE a Ucrania".

El presidente ha recordado que España es el cuarto donante a ese Fondo y ha anunciado que "entregará a la resistencia ucraniana material militar ofensivo". También ha subrayado que "España es un país amante de la paz" y que "hoy el 'No a la guerra de Irak' es el 'No a la guerra de Putin'".

El jefe del Ejecutivo también ha defendido la respuesta unitaria frente a la invasión desde la Alianza Atlántica: "Putin nos ha recordado que la OTAN, como alianza de estados para su seguridad, es más necesaria que nunca".

Ni la OTAN ni España van a enviar tropas a Ucrania, pero sí están reforzando el flanco oriental para asegurar la defensa de todos los aliados.

Pedro Sánchez ha afirmado que el compromiso de España es "efectivo y real", como demuestra el despliegue en Letonia, Bulgaria, Turquía y, próximamente, en Estonia. Además, ha apuntado que España va a incrementar con 150 efectivos el contingente en la misión aliada en Letonia, que hasta ahora contaba con 350 militares.

Además de las acciones conjuntas en el marco de la UE y de la OTAN, España ha enviado 20 toneladas de ayuda humanitaria y dos aviones de la Fuerza Aérea con equipos personales y material defensivo, así como equipamiento médico. "Tengo el firme propósito de proporcionar a Ucrania toda la ayuda y apoyo que sea posible, conforme a nuestras capacidades", ha expuesto ante el Pleno del Congreso.

Garantía del suministro energético

La posición de España -ha señalado el jefe del Ejecutivo- es firme y decidida, pero es necesario ser igualmente claro sobre las consecuencias de las medidas adoptadas: "Tendrán un coste y exigirán sacrificios".

El impacto, según ha explicado Sánchez, no se reflejará solo en el crecimiento, los Presupuestos del Estado y las empresas, sino también sobre la economía de las familias y los productos básicos.

"Toda esa tensión inflacionista y sus derivadas, la incertidumbre económica y el sensible incremento en los precios y servicios más inmediatos a cualquier necesidad, tendrán una causa: la injustificable guerra contra Ucrania; y un culpable: el presidente Putin", ha asegurado.

El presidente ha indicado que las repercusiones más importantes afectarán a los mercados energéticos, pero ha destacado que la dependencia española del gas y del petróleo rusos es menor que la de otros países europeos, por lo que la "seguridad del suministro está garantizada".

Más integración europea y atención de los refugiados

Para reducir las consecuencias de la guerra, el jefe del Ejecutivo ha propuesto trabajar en dos frentes: el europeo y el nacional.

En el primero, ha abogado por reducir las vulnerabilidades de la UE, avanzando especialmente en la integración de la política exterior y de seguridad común y en la seguridad energética.

España -ha dicho- seguirá liderando iniciativas ambiciosas en la transformación del sistema energético, como las que buscan abordar la especulación del mercado de emisiones de CO2 y evitar que la subida extraordinaria del precio mayorista del gas marque el precio de toda la electricidad.

En su intervención, también ha apoyado responder a la emergencia humanitaria de los refugiados ucranianos de manera coordinada y responsable y, por otro lado, adaptar las reglas fiscales de manera que pueda afianzarse la recuperación y atenderse a necesidades de inversión en la lucha contra el cambio climático, la transición digital y el refuerzo de la seguridad común.

Plan Nacional de Respuesta al Impacto de la Guerra

En el ámbito de la política nacional, el presidente ha avanzado que el Gobierno ya está trabajando en un "Plan Nacional de Respuesta al Impacto de la Guerra", abierto a las aportaciones de los grupos, los gobiernos locales y autonómicos y los agentes sociales.

Ese Plan Nacional incluirá el impulso de un pacto de rentas que proporcione estabilidad desde la perspectiva de los costes salariales y los beneficios empresariales; la protección de las familias más vulnerables y de los sectores más afectados, como el turístico y el agrícola, y medidas para profundizar en la transición energética.

Además, el Ejecutivo va a acelerar la aprobación y puesta en marcha del mecanismo RED de flexibilidad y estabilización el empleo; este instrumento, incluido en la reforma laboral recientemente aprobada, posibilita a las empresas sometidas a crisis temporales o estructurales adoptar medidas de reducción de jornada y suspensión temporal de contratos de trabajo, vinculados siempre a programas de recualificación y transición profesional.

Sánchez también ha llamado a eliminar de la confrontación partidista los fondos europeos para la recuperación y a avanzar en la autonomía estratégica de España, con inversiones en sectores como el de los semiconductores, las baterías, la inteligencia artificial, la ciberseguridad y la producción de medicamentos esenciales.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: espana

Subsección: politica

Id propio: 58695

Id del padre: 148

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia