Miércoles, 05 de Agosto de 2020
Buscar
Despejado
27 °C
El tiempo HOY

Junta de Castilla y León

Grupo de trabajo para diseñar nuevo modelo en residencias

 La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León, Isabel Blanco, ha anunciado este martes que su departamento impulsará una ley de atención residencial que, entre otras cuestiones, incluirá una mayor exigencia de formación y preparación del personal directivo de las residencias de mayores.

Grupo de trabajo para diseñar nuevo modelo en residencias

Además ha dejado "en suspenso" el decreto que regula el modelo residencial "En mi casa", actualmente en el Consejo Consultivo.

Durante el turno de dúplica de su comparecencia ante la Comisión de Familia de las Cortes de Castilla y León, Blanco ha reconocido que "por supuesto" que hay que "repensar" el modelo a raíz de lo ocurrido en las residencias durante la crisis del coronavirus, donde han fallecido ya 1.228 con la enfermedad confirmada y otras 1.070 con síntomas compatibles, lo que suma 2.298.

En este sentido, ha anunciado la creación de un grupo de trabajo para trazar los principios de la que ha denominado como "ley de atención residencial" que, además de las mayores exigencias a la formación de los directores de residencia, implicará un acopio mínimo de equipos de protección en función del tamaño de la residencia y el perfil de sus usuarios.

Blanco ha hecho un llamamiento para que esta futura ley sea un "proyecto de todos", pero ha anticipado una serie de reflexiones que en su opinión se deben realizar para acometer estos cambios, como la posibilidad de que la asistencia sanitaria sea responsabilidad de las residencias privadas, mientras que la de las públicas sí podría ser prestada por los recursos de la sanidad pública.

La consejera ha pedido que estos debates sean abordados "tranquilamente y con expertos", además escuchando "al sector", aunque ha insistido en que "hay que apostar por el modelo 'A gusto en mi casa'", ya que mejora la atención personalizada a los mayores y permite que sigan más tiempo en un entorno más favorable para su bienestar.

Tras las apelaciones del Grupo Socialista y de Podemos para que su departamento apueste por reforzar la red pública de residencias, la consejera ha defendido que las personas que han fallecido no lo han hecho por estar en un centro residencial público o privado, sino porque el virus ha entrado en la residencia, sea de la titularidad que sea.

"El modelo funcionaba hasta el 14 de marzo, no funciona ahora con 2.000 personas fallecidas, y tras un mes sin test y sin equipos de protección", ha resumido la consejera, entre críticas del representante de Podemos, que le ha insistido en que los problemas del modelo son estructurales y no puede ser que hasta esa fecha todo fuera "maravilloso" y ahora digan que hay que cambiar el modelo y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, dijera ayer que "ha hecho aguas".

Ante estas palabras, la consejera le ha replicado que aunque el coronavirus "no entiende" de clases sociales ni de residencias públicas y privadas, "sí entiende de demagogia", por lo que ha llamado a los grupos a partir de cero en el debate y analizar los problemas y las "fortalezas" del sistema "sin prejuicios", y "a la mayor brevedad posible".

Sobre los efectos del coronavirus en las residencias de mayores, Blanco ha asegurado que "ha afectado de igual manera" y, aunque ha insistido en que hay que "repensar" el modelo, ha añadido que los Servicios Sociales de Castilla y León "siguen siendo los mejores".

En este sentido, uno de los datos que ha repetido durante toda la comparecencia ha sido que el 73 por ciento de los centros residenciales están "limpios" de coronavirus, al no haber registrado casos de contagios, a la vez que ha destacado que 692 residentes siguen ingresados en hospitales y más de un millar (1.006) han superado la enfermedad.

Propuestas socialistas

La portavoz de Familia del Grupo Parlamentario Socialista, Isabel Gonzalo, ha ofrecido las propuestas elaboradas por el PSOE para abordar un nuevo modelo de residencias de la tercera edad que se ha demostrado “fracasado” en la actual crisis sanitaria por el Covid-19.

“No queremos confrontar, ni acusar, porque no es el momento, ni se lo merecen los ciudadanos. Se merecen que trabajemos juntos y así lo hemos hecho cuando les hemos enviado nuestras propuestas”, ha recordado Gonzalo en su turno de intervención en la Comisión de Familia.

Gonzalo, que ha lamentado el fallecimiento de 2.000 personas mayores en la Comunidad por esta enfermedad, ha recordado que el PSOE envió a la Junta un documento de propuestas para incrementar la inspección en la red de residencias, reabrir 500 plazas cerradas en centros públicos, así como un sistema de información más transparente, entre otros.

Según explicó la portavoz socialista, Castilla y León ha vivido décadas de privatizaciones de servicios sociales y en centros residenciales algo que “siempre” ha denunciado el PSOE y la Junta no ha escuchado.

Así, tras recordar que las residencias privadas son “un negocio en sí mismo”, ha sostenido que en la Comunidad se ha pasado de “la autosatisfacción” de la Comunidad con sobresaliente en dependencia a ser una de las comunidades con más fallecidos en centros residenciales.

“¿Cómo es posible que cuando surge un problema se tambalee todo el modelo?”, se ha preguntado.

 

 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: cyl

Subsección: junta-de-castilla-y-leon

Id propio: 38417

Id del padre: 96

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política