Martes, 28 Mayo 2024
Buscar
Nubes dispersas
24.1 °C
El tiempo HOY

Soria

TRIBUNA / El Cerro de los Moros 2010-2022 y...: edificar, sí

Saturio Hernández de Marco, abogado y secretario de primera categoría de Administración local, argumenta en este artículo de opinión por qué se va a terminar construyendo en el Cerro de los Moros, si no median alegaciones razonadas o la actuación del propio Ayuntamiento de Soria.

TRIBUNA / El Cerro de los Moros 2010-2022 y...: edificar, sí  

Pero, con lo que está pasando, se puede volver a hablar y escribir sobre el Cerro, o sobre otros cualesquiera temas de lo concreto del día a día. Parece que sí o así debería de ser.

En esa línea, Angel Coronado el 20-3-2022 del “Cerro de los Moros al Cerro del Castillo”, en el Mirón.

Y sí cabe seguir hablando, pues el tiempo pasa, pero los plazos no se interrumpen, y cada vez, por ello, está más cerca la posibilidad de edificación en el Cerro de los Moros, aunque falten, y así ocurre, que se presenten o noi los instrumentos de planeamiento de detalle, lo que exige la Ley autonómica, aunque está la gran espada -y quizá espalda- de que hay que urbanizar; y gastarse dinero; eso de gastarse dinero es, ya, un conjunto de problemas mayores y transcendentes.

Por ello, edificar sí, y a eso es a lo que conduce todo lo que está haciendo el Ayuntamiento, no moviendo, aparentemente, nada, pues la apariencia de no mover es irreal, y se está favoreciendo que avancen los trámites.

Inclusive con la peculiar actuación de asociaciones que, parece ser, que dicen que van a presentar alegaciones si el Ayuntamiento no les hace caso, y no se conocen las mismas, que puede haberlas, y será curioso si en las mismas, en las alegaciones, el firmante con nombre y apellidos, o por Asociaciones con acuerdo específico autorizando la presentación de las mismas,  han solicitado la supresión de edificabilidad, ius variandi, por supuesto sin indemnización, a la cual no hay derecho, ni siquiera por el gasto del papel de la documentación de la modificación.

Pues si las alegaciones fueran favorables a la edificación, la que sea, o a la indemnización, evidentemente, serían partidarias de lo que son, o parece, favorables y muy favorables, por mucho que digan que no, a la edificación.

El Ayuntamiento puede decir que eso no va con él, pues lo impone la Ley, pero eso es aparente, ya que, lo que el Ayuntamiento vaya a decir si la Comunidad Autónoma le requiera que informe sobre alegaciones, es impredecible.

Y eso, lo que sea o lo hace por Pleno, o no dice nada, y eso es lo previsible.

El acuerdo de la sesión Plenaria ordinaria de 10.6.2010 del Ayuntamiento de Soria aprobó inicialmente una modificación puntual del Plan General del Cerro de los Moros, con los votos favorables de 20 concejales y una abstención; entre ellos el voto del Sr. Alcalde favorable y de otros concejales, hoy, también, concejales.

Y la publicidad se hizo por iniciativa del Ayuntamiento como luego veremos.

En el Ayuntamiento de Soria por lo sucedido está vigente el más radical ultraliberalismo por no hacer nada con la publicidad en relación al Cerro de los Moros de la modificación puntual de la aprobación inicial de la misma, publicidad privada que ha promovido el grupo promotor.

Dejar hacer, dejar pasar es una expresión famosa de Pierre Samuel du Pont de Nemours y antes Vicent de Gournay que implica que dejar hacer, dejar pasar que el mundo va solo, como la publicidad a iniciativa privada de la modificación puntual del Plan del Cerro de los Moros.

Y el MARISCAL de mano de hierro pide tranquilidad y habla de pecado original, que no encuentra en sí mismo su justificación al ser prisionero de sus propias decisiones y de sus actuaciones sucesivas, consolidando como líder “eximio” del más rancio y amplio liberalismo una modificación de la que ya trató y de ella habló y por ella a favor votó el propio Alcalde y su 1er. Teniente de Alcalde el 10.6.2010, en sesión plenaria ordinaria y otros concejales en activo en el 2010, alguno también en el 2006, y en el 2022.

Y así:

 -En el acta del Pleno ordinario de 10.6-2010 se recoge en el folio 41 lo que se decía en esa época por quien sigue como Concejal …”a partir de ahí volver a dar las gracias al equipo redactor, porque creo que ha hecho un trabajo muy digno que mejora la situación de la ciudad, incluso los dotacionales del ayuntamiento en ese diseño ya de Plan Parcial posterior quedan ubicados en una zona yo creo que muy aceptable para el uso dotacional desde el punto de vista del paisaje o la ubicación y la propia vista que van a tener los dotaciones, con lo cual creo que el trabajo ha sido muy serio y las explicaciones muchas, por eso creo que procede, aunque a algunos nos cueste, procede dicha aprobación…”.

Y en el folio 42 del Acta del Pleno se recogía la votación de 21 concejales/as con el resultado de 20 votos favorables, PSOE, PP e IDES y 1 abstención, I.U., y para precisión en el acta se recoge lo que, ahora, se transcribe:

“Suficientemente debatido el asunto el Ayuntamiento Pleno con 20 votos a favor (PP, PSOE e I.DE.S.) y 1 abstención (I.U.-LOS VERDES),

acuerda: 1.- Aprobar inicialmente la modificación puntual nº 5 del P.G.O.U. 2.006 2.- Someter a información pública el documento aprobado durante el plazo de 2 meses, a partir del día siguiente al de la publicación del último de los anuncios preceptivos, de conformidad con lo dispuesto en el art. 155 del Reglamento de Urbanismo de Castilla y León”.

Y como era el 2010, era el Ayuntamiento el mismo de ahora, y era el Alcalde actual, también Alcalde en 2010, y el que dirigía y publicaba por el Ayuntamiento, el acuerdo del Pleno de 10.6.2010, aprobando inicialmente la modificación puntual del Cerro de los Moros. 

Pues en esa situación, nos encontramos que se publica en el 2010, Boletín Oficial de Castilla y León Núm. 123 Martes, 29 de junio de 2010 Pág. 52066 http://bocyl.jcyl.es D.L.: BU 10-1979 - ISSN 1989-8959 III. ADMINISTRACIÓN LOCAL D. ANUNCIOS D.3. Otros Anuncios Oficiales

 -AYUNTAMIENTO DE SORIA INFORMACIÓN pública

 -relativa a la Modificación Puntual n.º 5 del PGOU. SUR-D 4 «Cerro de los Moros», de Soria.

-Adoptado acuerdo por el pleno municipal en sesión ordinaria de fecha 10 de junio de 2010 de aprobación inicial de la Modificación Puntual n.º 5 del PGOU. SUR-D 4 «Cerro de los Moros»; de conformidad con lo dispuesto en el Art. 52.1 de la Ley 5/1999 de Urbanismo de Castilla y León y Art. 155 del Decreto 22/2004 de 29 de enero (RUCyL) se somete a información pública el documento aprobado inicialmente durante el plazo de 2 meses a partir del día siguiente al de la publicación del último de los anuncios preceptivos. Soria, 16 de junio de 2010. El Alcalde, Fdo.: Carlos Martínez Mínguez”.

Para que todos nos entendamos.

Ese anuncio alarga el tiempo, por no haber instrumentos de planeamiento de desarrollo y, eso, aunque los propietarios no tengan intención de edificar, porque hay que gastarse dinero en urbanizar sin que se pueda en el entretanto vender viviendas.

Y alarga el tiempo, y, ciertamente, el Ayuntamiento no pierde su incuestionable derecho al ejercicio del ius variandi sobre el Cerro de los Moros, que aunque se piense que no debe tener edificabilidad, sin justificación el Ayuntamiento mantiene al promotor una posibilidad que puede reproducir y reproducir cada veinte años, como ahora, porque se dice que existe obligación de indemnizar, cuando no existe título de responsabilidad, pues se están con unas hipotéticas expectativas que no dan derecho a nada, ni un euro, ni un metro, ni un metro, ni un euro y tampoco tienen derecho a otros terrenos para edificar, vamos que no hay derecho a permuta.

Y además lo alarga por no ejercitar el Ayuntamiento el derecho a su competencia del ius variandi que es incoercible, y no sujeto a indemnización, por no haber derecho de ningún tipo, de ninguna naturaleza, consolidado.

Y no hay que ser inocente en la transcendencia de esta decisión, y se prueba la inescindible unión de los concejales, 21 de 21, pues el que se abstuvo entra en la conformidad por no haberse opuesto a nada, ya que la abstención no le da legitimación para recurrir nada, pues tenía que haber votado que no, lo que no hizo.

En el Ayuntamiento de Soria, por ello, hoy, reiteramos, está vigente el más radical ultraliberalismo con la publicidad en relación al Cerro de los Moros de la modificación puntal de la aprobación inicial de la misma, con la publicidad privada que ha promovido el particular.

Dejar hacer, dejar pasar es una expresión famosa de Pierre Samuel du Pont de Nemours y antes Vicent de Gournay que implica que dejar hacer, dejar pasar que el mundo va solo, como la publicidad a iniciativa privada de la modificación puntual del Plan del Cerro.

Esto parece hacerse hoy, 2022, pero en el 2010, era el Ayuntamiento, y el Alcalde actual, también Alcalde el que dirigía, determinaba y ordenaba la publicación por el Ayuntamiento, el acuerdo del Pleno de 10.6.2010, aprobando inicialmente la modificación puntual del Cerro de los Moros.  

En el acta, el punto de referencia sobre la aprobación inicial de la Modificación se votó a favor por PSOE, PP, IDES y la abstención de I.U.

Esas verborreas y esas pamplinas de la protección del Cerro de edificabilidad “lo justito”, de la sostenibilidad, la economía verde y el rollo ecológico, y la protección de la parte del Cerro, tan manoseada por todas las administraciones hipócritas y esas variopintas personas y asociaciones de todo pelaje que no se definen -están diciendo que van a presentar alegaciones,  pero es de esperar que ninguna va a pedir y motivar, (eso es trabajar), la desaparición de los metros a edificar), y que nos cuentan, lastimeramente, no se sabe qué, pues de defender eso en Tribunales nada de nada, y menos poner un euro, (ejemplo es el “embudo”), y a eso se añade el evitarse -dicen- unas indemnizaciones a exigir judicialmente que no van a llegar a puerto, y no se van a producir nunca -afirmación tajante-, y se plasma con un cierto empresariado oportunista y queda en evidencia, una vez más, en el proyecto de Noviercas, o el del Cerro y otros similares, y por eso suscita tan cerrada y activa indignación: un rechazo que va adquiriendo las formas y el estilo de las grandes protestas reivindicativas, y exitosas, que va conocemos en España y también en  otros supuestos y sitios.

Se publica en el 2010, a instancia del Ayuntamiento, que aprueba inicialmente la modificación el 10.6.2010, y 12 años después, sin variar edificabilidad se sigue en la misma edificabilidad, con otra configuración, parece ser, pero en la misma situación.

En esos tiempos del 2010, se dice que caducó el expediente, pero salvo real error no existe acuerdo de caducidad y de incumplimiento de obligaciones, la Ley sólo habla de eso con los instrumentos de desarrollo, no con el plan general o sus modificaciones, o revisiones.

La subsistencia del derecho al planeamiento, a la tramitación de lo que se presente, no el derecho a aprobar o a que se le apruebe lo que en cada momento presente, no tiene la parte  a la edificabilidad persiste  y sigue latente y vigente.

Se atisba, ahora 2022, que el plan es: avanzar un poco en la aprobación, dejarla parada -problema de urbanizar, y gastarse dinero sin todavía vender viviendas, previa constitución de Junta y otros trámites, como aprobación de instrumentos de desarrollo, -expuestos en anterior comentario-, y dejada parada la tramitación, como no se prevé por la propiedad real que el Ayuntamiento vaya a adoptar acuerdo declarando incumplimiento o ejerciendo el ius variandi, y como eso ocurrirá, los ultraliberales poderes públicos del Ayuntamiento de Soria, el mundo va solo, y la construcción más,, se sigue manteniendo el derecho. Que no caduca.

Y el 1.2.2022, el Consejo de Ministros aprueba la Ley de vivienda, que, por lógica, impondrá para cumplir el Ayuntamiento.

Y por eso se puede prever, se puede pensar, y sería para motivar y justificar que se edifique, almirante de mano de hierro, que los pisos y viviendas vayan a costar 60000€ y los alquileres estén en 400€, y por esa posibilidad. potencial e irreal- se podría llegar a la edificación y a viabilizar la misma, y no se cuantos años después decir que se cierra la ciudad: no se sabe para qué en lo concreto.

Y eso con el apoyo del Alcalde del 2010 y actualmente del Alcalde de 2022, se observa que se sigue pensando lo mismo 12 años después, aunque ahora se sigue un procedimiento complejo de dudosos resultados, pues el Ayuntamiento va a tener en algún momento que pronunciarse.

Ir contra sus propios actos no es de recibo.

Y aquí sigue vigente, ni un euro, ni un metro, si se edifica va a edificarse más de 31 bloques; los bloques van a ser por lo menos de 6 plantas; si alguien dice que serán de cuatro plantas, los bloques pueden ser más de 50 para todas las viviendas previstas.

Y el que señale que los promotores han previsto 31 bloques, para hacer algo y no sólo cartitas de la nada, paseítos con buen sol, y más futbol con un “éxito apoteósico de 250 personas, otros dicen 500”, pero no poner un duro para que eso no se produzca, tienen que contarnos y no lo saben el número de pisos-viviendas que salen con ese número; si no lo dicen es por la falta de trabajo de alternativas.

Ya desaparecido el subterfugio “que pena”, de que si no se da y reconoce la edificabilidad habrá reclamación millonaria, eso sí, sin base, pero vale la aparente excusa como motivo de tener una excusa para no acordar la desaparición de la edificabilidad del Cerro, ya aprobada por el mismo Alcalde y Corporación del 2010; y no se me diga que algunos no estaban, porque son sucesores de los anteriores, que no impugnaron nada.

Y luego el pecado original, qué cosas, cuando el pleito contencioso de 2.500.000€ de reclamación parece se ha generado en los doce años de la misma Corporación.

Pleito que, por cierto, esta, la Corporación, va a ganar, y esperamos que nos den cuenta de la sentencia. Y bueno sería saber en qué trámite está.

Pero los demás se están entreteniendo en la poesía, el paisaje, el aire y la distancia, y el haber sido la zona cantada o recitada o en cartitas, o informitos, o cartas a cargos, o paseítos con futbol y los poderes públicos no van a hacer caso a nadie de la sociedad.

Bueno quizá un poco, ya se han olvidado lo de la indemnización supermillonaria, que en anteriores comentarios ya hemos acreditado que no es algo realizable, ni ejecutable, por mucho que se pida, y no se ha pedido, por lo que si el Ayuntamiento se llegara a escudar en eso no se cumpliría el interés público, y eso es por lo que en el 2010 se articuló la publicidad del acuerdo de aprobación inicial.

Y si ahora se deja pasar también sin seguir los trámites o no cumplir, parece no cumplido, el art. 155.3 del Decreto 22/04, (precepto que dice “3.- En toda la documentación sometida al trámite de información pública debe constar la diligencia del Secretario del Ayuntamiento, acreditativa de que la misma se corresponde con la que fue aprobada inicialmente”), y pasan los doce meses del artículo  de la Ley, y si no está la diligencia qué pasa, pues no existe acuerdo de aprobación inicial, pues el silencio que regula  ley como positivo es una ficción, no un acuerdo.

Y en ese aspecto las asociaciones de todo pelaje, que vaya uno a saber si van a impugnar la modificación. Y vaya uno a saber si van a alegar, “alegar algo” para aparentar, quizá, sin efecto.

Y ya será curioso que se explique cómo se ubican más de 1300 viviendas en la superficie del Cerro, que se explique y diga el coste de urbanización, las parcelas que se reciben por el Ayuntamiento como lucrativas y cuáles son los costes de urbanización que corresponda, si corresponde algo, al Ayuntamiento.

Y sobre todo si en el 2010 se era partidario de que ahí, en el Cerro de los Moros, se edificara, cómo se hace para estimar que no se quiere del todo, sólo un “poquito”, pero no se hace nada, pero sigue el trámite.

Y se olvida, quizá, el Alcalde que pidió la declaración de BIC, que tiene que ser tramitada, como dice el Tribunal Supremo.

Y hemos recogido esa obligación en anterior comentario.

Y por otra parte el mismo Pleno del 2010, que votaron a favor todos, y digo todos por no haber recurrido nada, y el mismo Pleno en el 2022 va a decir que sí a edificar, también el Almirante con mano de hierro y todos los demás, y, eso, aunque no haya pleno de decisión, pues la inactividad genera el derecho positivo de sí a la edificación.

Y eso, Alcalde, ni es bueno, ni es malo, es la realidad de los hechos y de las normas, que no dejan de existir y de producir efectos de conformidad con la edificación, porque alguien crea o haya informado, seguro que sin firma, que por no hacer nada genera ninguna intervención, y a esos efectos lo hecho en el 2010 se alarga en sus consecuencias al 2022 actual.

Y el pecado original del 2006, exista o no exista -yo creo que no porque el convenio es no vinculante, está alterado por los propios promotores que piden la edificabilidad de otra forma.

Y, además, era, fue y es un convenio sin contenido, evanescente y sin eficacia, sujeto a lo que no se ha hecho presentar instrumentos de planeamiento de desarrollo-se comunica a los siguientes titulares de la conformidad en la edificación del 2022, porque ello da a los promotores otros largo número de años para presentar instrumentos de desarrollo.

Y el Ayuntamiento pudiendo, no ejerce el derecho, su derecho del ius variandi, que no da derecho al particular a ningún tipo de indemnización, pues el particular los promotores del Cerro de los Moros no han cumplido su obligación de presentar instrumentos de planeamiento de desarrollo.

Pero eso tampoco lo van a hacer, [tampoco van a presentar alegaciones ejerciendo el derecho del ius variandi a la supresión de edificabilidad], las asociaciones de todo pelaje que mucha alegación, mucha alegación, pero nada, por ahora, de una alegación motivada y razonada de que el ius variandi del planeamiento lleva y ha de llevar a la no edificabilidad en el Sector y eso no genera, ni generaría tipo alguno de indemnización para nadie.

Por ello, pasado el tiempo desde el 2010, (2006), al 2022, años que han transcurrido, parece, en balde con el mismo resultado, edificar, no han variado casi nada el nombre de concejales/as que están de acuerdo 2010-2022 en edificar, cuánto, lo que diga la promotora, cuándo el día de mañana y no parece que eso sea en este momento, y en todo caso el cuándo se empezará a hablar, es después de las municipales del 2023.

Y a partir de ahí quedan muchos trámites.

Ya se verá si se hacen.

Fdo.: Saturio Hernández de Marco

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección: Soria

Id propio: 59475

Id del padre: 9

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia