Viernes, 15 de Octubre de 2021
Buscar
Parcialmente nuboso
13 °C
El tiempo HOY

Soria

TRIBUNA / Cerro de los Moros, ¿tocomocho?

Fernando García incide en este artículo de opinión en el Cerro de los Moros y la operación urbanística interesada más en cobrar indemnizaciones por no construir viviendas, que la construcción de las mismas. Una ficción interesa al que el alcalde de la ciudad ya debería haber dado respuesta. 

TRIBUNA / Cerro de los Moros, ¿tocomocho?

TRIBUNA / Cerro de los Moros, ¿tocomocho?

El tocomocho es una estafa tradicional que consiste en vender o intentarlo un billete de lotería falso o aparentemente premiado a precio inferior al premio. Suele realizarse en lugares de tránsito público y para darle mayor credibilidad,  irrumpen segundos y terceros actores según la conveniencia o estrategia.

Si aceptamos esta definición, aunque por supuesto no estamos hablando  de una estafa, se está describiendo, pero si se habla dé un premio cuyo enigma es por qué no se cobra- o sea se urbaniza y construye- y parece  se pretende vender o hacer trueque, ignorando el por qué.

Y si aceptamos también que el billete de lotería premiado son los terrenos del Cerro de los Moros, tal vez  encontraríamos mejor solución a un aparente problema o ficción, ya veremos, que ha derramado mucha tinta, recogida de  firmas y exhibiciones ciudadanas y de asociaciones,  pero tal vez queriéndolo o  sin querer incrementando el precio del premio que ya veremos si es tanto y por qué.

Además la inmensa mayoría de los sorianos desconoce la ubicación de las futuras edificaciones ya sean, chalet, unifamiliares o pisos, en grandes bloques o no, ya veremos, así como el impacto visual desde San Saturio. Aunque si aprecian y pueden observar el que causa el Parador o la Universidad.

Todo empezó con un tripartito que tuvo a bien nombrar concejal de urbanismo o joya de la corona a un abogado-funcionario municipal que también pretendió saltar el Duero.

Aunque fue el primer concejal del ramo que a su titulación universitaria superior, añadía algún curso de urbanismo,  también fue permeable a otras sensibilidades. El plan, su plan,  se aprobó con el PP y habrá, habría si fuera útil, que comprobar las modificaciones, si las hubo y en qué años.

Sin poder saltar el Duero que pretendió, sí sentó las bases del Cerro de los Moros que en silencio se fue intoxicando, alcalde a alcalde,  legislatura a legislatura y plazo tras plazo.

Y llegamos al otoño de 2020 cuando, desde fuera de Soria, se empieza alertar del peligro inminente que se cierne por la construcción de viviendas en El Cerro de los Moros.

Y otoño de 2020,  casualidad o causalidad (¿), es la fecha en la que el Ayuntamiento debería haber dado respuesta -habían pasado más de 6 meses- a la modificación puntual MP 27, sobre la que más tarde volveré.

La cosa iba bien, para el premio claro,  hasta que Ricardo Mínguez prendió la mecha que culminó Saturio Hernández de Marco y dijo y escribió que no había lugar a indemnización, ni compensación, “ni un euro ni un metro”, documentándolo legislativamente y con jurisprudencia que nadie ha contradicho ni rebatido.

 Y con Ángel Coronado formaron los tres tenores que semana a semana caldearon el tema.

Se animó Maite Clavo, que en un valiente artículo denunció con pelos y señales,  como se ha llegado hasta aquí. Pero, en mi opinión, excediéndose en la petición de un informe externo, al que más tarde se suma Ángel Coronado. Pero los informes externos cuestan dinero- y dado que el Ayuntamiento no lo va a solicitar ya veríamos si cada firma recogida está dispuesta a soltar 10 euros. Porque en una sociedad en la que todo se puede comprar……. ¿ Que pasaría estimada Maite y Ángel, si además de ser capaces de financiar ese informe de unos 60 mil euros, ese informe externo fuera favorable a la propiedad o al menos dejara la puerta abierta a otras compensaciones?.

También se anima otra mujer, Leonor del Rio, muy certera al apuntar al alcalde como máximo responsable de derivas urbanísticas y sociales de importante transcendencia para el futuro de Soria. Pero admirada Leonor, el alcalde no va a contestar a nadie, ni a nada. Insensible a los problemas que por su cargo debe resolver y no tanto a los de otros  tenores, pero de la construcción, ya  está pendiente de 2023 y por eso le preocupa Soria ¡Ya!.

Y es que esta formación, que tiene la alcaldía al alcance de la mano (ya  lo dije y propuse públicamente que se presentara a las elecciones anteriores aquí en El Mirón el 26 de enero de 2019)  ya debería estar preparando los comicios municipales y resto. De modo que con  güevos o sin huevos la cuestión es de ley y votos.

Ley como corresponde a un estado de derecho para que tanto la propiedad como el resto puedan ejercer lo que en derecho corresponde y votos para echar de la alcaldía y demás concejalías a quien no defienda los intereses de Soria y sus ciudadanos y que visto lo visto solo puede hacerlo Soria ¡Ya!.

Naturalmente, con convicción y valentía, si la tiene, y con la participación de todos los ciudadanos que lo deseen y  si ¡ya! se pone a trabajar, elaborando conjuntamente un proyecto ilusionante y esperanzador junto a sus candidatos,  y con la decencia y la ética de servicio de la que carecen la mayoría de los políticos,  de no vivir de la política. Es naturalmente otro tema, de esfuerzo, trabajo e ilusión que posible y deseablemente debe sustituir a El Cerro de los Moros como debate más interesante para nuestro futuro.

Lástima que el escritor Fernando Sánchez Dragó que fue el único que recuerdo  se posicionó en contra del mamotreto del Parador Antonio Machado nos haga tiritar con frases como, “bastaría con desembolsar cuarenta millones de euros”. No hay que desembolsar nada pues eso sería incrementar el premio sin necesidad y  para esos 40 millones hay otras prioridades que no voy a señalar y que todos conocemos. Además el mismo escritor reconoce que el problema es “meramente judicial”, como varia veces ha señalado Saturio Hernández.

Pero la cuestión es por qué se ha generado tanto interés y ha corrido tanta tinta por algo que no existe y que solo es una ficción. Sabido es que las ficciones nos gustan a los  humanos.

Pues  el Cerro de Los Moros, solo existe como tal, que muchísimos desconocían. Y la sola presentación de la MP 27 no implica una sola posibilidad de construir, (nadie puede comprarse una parcela para hacerse una casa en El Cerro de los Moros), es decir urbanísticamente no hay por qué preocuparse, pues como se ha escrito, legislativamente incluso podrían ser terrenos rústicos.

Y si nos retrotraemos a los tiempos de UCD que cita el escritor cuando se pretendía construir la variante sur, era sobre planos, sobre una realidad tangible que amenazaba la curva de ballesta. Sobre El Cerro de los Moros no hay nada y todo es una ficción interesada.

Una ficción a la que el alcalde hubiera de haber dado respuesta o al menos aclaración pues el que calla otorga.

Pero la realidad es que no parece que la propiedad, al menos por el momento, tenga ninguna intención de construir- algo que muy bien le vendría a la economía soriana- pues con los plazos en regla,  tiempo y forma como los tiene, no ha presentado el proyecto de urbanización y parcelación etc. Ni el al parecer imprescindible, así se ha escrito en estos últimos meses, plan parcial.

Otras ficciones se crearon hace ya más de 30 años, como la urbanización de la falda de Mirón que permanece baldía y otras han corrido mejor suerte como el Palacio de los Alcántara que la leyenda urbana anunciaba que se empezaba a construir hace años y que el Ayuntamiento ha comprado recientemente, sin justificación o aclaración alguna, incluso con carga de bicho dentro como se dice desagradablemente en el argot correspondiente.

Otras ficciones hasta que se hicieron realidad incluso viajaron, como la Universidad, del mismo Valonsadero -donde hoy se ubica la cárcel sin ninguna protesta- a los Royales y mas tarde Camaretas, para aterrizar finamente en los pajaritos como se puede ver desde San Saturio.

Y como de exagerar se trataba se han presentado gráficos en los que se presentan grandes bloques en El Cerro de los Moros, cuando inicialmente se trataba de casas de alto stánding, dicen que posteriormente rebajadas a unifamiliares y de grandes  bloques nada pues además en Soria ya sabemos que  no han tenido un final feliz.

Vamos a ver si en los próximos meses o años alguien compra este boleto y porque precio,  pero mientras llega ese día, si llega, nos tomarnos un descanso.

Entre tanto esperamos que la propiedad presente algo que haga pensar que allí se pretende construir- pues la MP 27 es solo un movimiento astuto- y si lo hace que bienvenido sea, por urbanizar una parte de la ciudad algo desatendida y que lo haga con racionalidad y orden de la que carecen otras zonas. También por defender sus derechos, si los tiene, y de paso abaratar el precio de la vivienda pues sabido es que a mayor oferta (1.361 viviendas) el precio bajaría para alegría de muchos jóvenes y menos jóvenes.

Entonces, será el momento de tomar las decisiones correspondientes y que el alcalde tendrá que defender con uñas y dientes, so pena de perder su puesto ya que el Ayuntamiento no puede indemnizar, ni permutar, sin acuerdo del pleno del Ayuntamiento que además necesita del informe favorable de la Junta de Castilla y León. Y simultáneamente no nos descuidamos estando más alertas a temas más inminentes y peligrosos, amén de la despoblación como riqueza principal de los pueblos que quieren sobrevivir, como la macro vaquería. Y nos manifestarnos a tiempo por cuestiones relevantes y despilfarradoras que proporcionalmente nada de lo que Soria necesita han aportado, como  la ciudad del medio ambiente, el rescatado polígono de Valcorva, la cárcel o el mercado municipal. Por ejemplo.

Y si como dice la leyenda, “en ocasiones el lugar más oscuro esta debajo de la lámpara”, en El cerro de los Moros la cosa esta clara.

  1. Con la presentación de la MP 27 el 19 de diciembre de 2019 y a la que extrañamente el Ayuntamiento no ha respondido y nos acercamos a los dos años de su presentación, se plantean estas o algunas mas (¿) posibilidades y sus consecuencias. Nos las podrían aclarar, si quieren, los tres tenores, juntos o por separado pues han demostrado conocimientos sobrados para ello.
  • El Ayuntamiento contesta NO A LA MODIFICACIÓN.
  • El Ayuntamiento contesta SI A LA MODIFICACIÓN
  • El Ayuntamiento contesta SI o NO A LA MODIFICACIÓN pero con condiciones.
  • El Ayuntamiento NO CONTESTA.

Postdata: Y como el día de San Saturio no se ha producido la mínima manifestación en contra del Cerro de los Moros, a partir de ahora debemos centrarnos en estas posibilidades y sus consecuencias.

Es pues tiempo de no repartir culpas sobre el pasado, de si fue mas de unos que de otros, ni de herencias envenenadas. Y sí de acertar en la solución para salir rápidamente de la ficción a la realidad.

Fdo: Fernando García

 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección: soria

Id propio: 54518

Id del padre: 8

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política