Sábado, 02 Marzo 2024
Buscar
Cubierto con probabilidad de nevadas
1 °C
El tiempo HOY

Soria

Joaquín Alcalde: "No hay otra solución que no sea un pacto de Estado"

Joaquín Alcalde, director de El Hueco, considera que el reto demográfico ha perdido peso en la agenda política en el último año. Apunta en esta entrevista las claves de su necesario impulso y las posibilidades que tiene Soria para atraer población de grandes ciudades como Madrid.

El Hueco, con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid, organizará del 18 al 20 de octubre en el Palacio de Cristal de Arganzuela la octava edición de Presura, su feria nacional para la repoblación de la España rural, en la que pretende incidir especialmente en el necesario diálogo entre el medio urbano y rural. Su director, Joaquín Alcalde, avanza la agenda en la que Soria se juega mucho y hace balance del último año.

- ¿Ha perdido peso la repoblación en la agenda política?

- El año pasado ha sido una atonía. Creemos que es porque la debacle de los partidos provincialistas en las elecciones ha dejado muy tranquilo a los grandes partidos (PP y PSOE). Ya no los ven como una amenaza. Sobre todo lo hemos notado en los medios de comunicación. Antes, quince días antes de la feria, nos llamaban todos los medios. Ahora pasa desapercibido. Soria ha perdido una oportunidad de desmarcarse en estos años y liderar y ahora estamos metidos en la misma bolsa de la despoblación.

- ¿Cosas buenas que ha habido? Hay que reconocer el esfuerzo que se ha hecho desde el Reto Demográfico, del Gobierno central, por articular políticas para luchar contra la despoblación, hay que reconocerlo. Ha servido todo de detonante para que todas las administraciones, en cascada, estén por la labor. Se han generado el caldo de cultivo, pero si no damos un paso más allá esto no avanzará.

- ¿ Y cuál es el paso más allá?

- El pacto de Estado. En la primera Presura ya pedimos el pacto de Estado. Lo hemos dicho muchas veces, se lo hemos dicho al presidente del Gobierno, a la reina Leticia, que estamos convencidos de que no hay otra solución que no sea un pacto de Estado. Creo que estuvimos muy cerca en 2021, cuando vino a Soria el presidente del Gobierno, a la feria. Había bastante acercamiento y sensibilización por parte de todas las fuerzas políticas y de hecho creo que vinieran políticos de todas las tendencias respondía a eso.

Aquello se estropeo porque en aquellos momentos se estaba hablando del indulto en Cataluña y todo se fue diluyendo y perdimos una ventana. Ahora lo veo muy complicado, porque estamos polarizados, dependiendo del nacionalismo, al que le interesa muy poco la despoblación rural. Una de las cosas más potentes que he oído en Presura es cuando vino el portavoz en el Congreso del PNV, Aitor Esteban, en mayo de 2021, y dijo alto y claro a los que estaban en foro que dejarán de llorar e invirtiesen en su tierra.

- ¿Cómo valora el resultado electoral de la España vaciada?

- Ha sido una equivocación que las plataformas ciudadanas se convirtiesen en partidos políticos. Creo que hay que volver al enfoque de movimiento social, más que de partido político. Y seguir trabajando y esperar a que vuelva a aparecer una oportunidad.

- La despoblación es cuestión de presupuestos?

- Hay una cuestión muy importante es que el problema de la despoblación rural no es de dinero, porque nunca ha habido tanto dinero para desarrollo rural como en estos últimos cuarenta años. Y ahora está llegando dinero pero se está quedando en las fotovoltaicas, las eólicas, en las grandes infraestructuras…. ¿Eso fija población? No. Hay que conseguir el dinero para modernizar el país pero el dinero tiene llegar al que vive en el medio rural. Hay que ruralizar las leyes y modernizarlas las políticas, las estrategias, los reglamentos… Y vamos a adaptarnos a la realidad. Mucho me temo que todo ese dinero que está llegando no lo hace al individuo.

- ¿La batalla de las infraestructuras, en la que seguimos tantos años, hay que seguir dándola?

- La batalla de las infraestructuras la perdimos hace muchos años. Ahora la pelea no está en si tenemos mejor o peor tren a Madrid sino en la gestión de los datos, el big data, la inteligencia artificial. ¿Va a mejorar el futuro de Soria que lleguemos en dos horas en lugar de dos horas y media? Tengo mis dudas.

- ¿Y cómo son de optimistas sobre el futuro?

- A la larga, somos muy optimistas. Hace diez años no habla nadie del problema de la despoblación, salvo los de Soria y los de Teruel. Y hemos conseguido diez años después que la despoblación sea un problema de primer nivel en la agenda política. Creo que El Hueco, a través de la feria, ha hecho mucho para que la clase política sea sensible a este tema. Había varios motores que estamos trabajando en este asunto. Nosotros en nuestra línea; la SSPA, el alcalde y Soria Ya. Pero ahora dos motores por lo menos están parados. Sería deseable que la SSPA volviera a recuperar su músculo y que Soria Ya pasará la travesía del desierto y volviera otra vez a tener fuerza; el alcalde que también se ha apuntado algún tanto y nosotros. Entre todos volver a colocar la despoblación en primera línea. Hay que hacer una labor casi de marketing.

- ¿Qué oportunidades se presentan?

- La que hay que aprovechar es la carestía de la vida en Madrid y las grandes ciudades, para ofrecer una calidad de vida en los pueblos a estos habitantes. Nos enfrentamos con el problema de la vivienda, no solo en las zonas urbanas. No hay, son caras… No puedes ganar 1.200 euros y tener que gastarte en una vivienda, 700 euros. Es una vergüenza. Las administraciones deberían trabajar de manera conjunta. Si consiguiéramos un parque de vivienda accesible, económica, en los pueblos, estoy seguro que habría mucha gente que vendría a vivir en los pueblos.

Vivo en Tera, nunca ha habido mucha disposición de vivienda. Y lo poco que había, en la pandemia, se vendió o alquilo y no hay una casa libre en El Valle.

- ¿Qué claves hay para el futuro?

- Tenemos un problema de relato. Tenemos que conseguir que nuestros políticos lideren ese cambio de relato y se empiece a ver una Soria en positivo, sana, donde se vive bien… Y para eso no hay que ir sólo a Fitur sino realizar una estrategia de muchos años, de gastarse bien el dinero para mejorar la imagen de la provincia. Llevamos muchas décadas con una imagen muy mala. ¿De qué han servido veinte años de lamentaciones de Soria Ya? De nada. Se han destruido ellos y la situación no ha cambiado sustancialmente. Hay que refundar el movimiento social y girando 180 grados, luchando por lo mismo pero con una visión optimista de las cosas. Y decir vengase a vivir a Soria, que vivirá bien, que le costará la casa 350 euros, y sus hijos tendrán la mejor escuela de España…

En Soria pensamos que somos el ombligo del mundo pero hay muchos territorios que están en peores situaciones en España.

- ¿También hay problemas en este relato?

- Si. Ninguno de los grandes partidos está haciendo pensamiento político sobre la ruralidad. Los de derechas se agarran a la agricultura, la ganadería y la caza, y los del PSOE, a nada. Hay que ponerse a pensar, los politólogos, los sociólogos, qué modelo de Estado queremos en el siglo XXI basado en el Estado del Bienestar.

- ¿Y antes de PRESURA que hará El Hueco?

- Este verano queremos hacer una programación de diálogos improbables, entre personas que difícilmente podrían coincidir si no es porque provocamos este encuentro. Y queremos hacer de estos diálogos en lugares singulares, como la antigua estación de tren de Canfranc, por ejemplo. Sobre todo lo que tratamos de provocar es enriquecer el relato con las opiniones y puntos de vista de personas que formalmente no están dentro del día a día de este relato. Si queremos que la repoblación salga adelante hay que buscar soluciones innovadoras y disyuntivas. No podemos seguir haciendo lo mismo, porque ya sabemos lo que va a pasar.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección: Soria

Id propio: 77133

Id del padre: 9

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia