Viernes, 07 de Agosto de 2020
Buscar
Despejado
19 °C
El tiempo HOY

Provincia

Fase final para restauración de la iglesia de San Martín

La Consejería de Cultura y Turismo concluirá en los próximos días, por un importe total de 36.225,86 euros, una serie de obras de rehabilitación en la iglesia románica de San Martín, en Rejas de San Esteban (San Esteban de Gormaz), con la finalidad esencial de evitar humedades.

Fase final para restauración de la iglesia de San Martín

La empresa encargada de realizar las obras, que cuentan con financiación de los fondos FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional), es Construcciones y Restauraciones Rafael Vega S.L.

La delegada territorial, Yolanda de Gregorio, que visitó hace unos días la iglesia acompañada de la alcaldesa de San Esteban de Gormaz, María Luisa Aguilera; la alcaldesa pedánea, Julia Alonso; el párroco, David Igualador; el jefe del Servicio Territorial de Cultura y Turismo, Carlos de la Casa; y técnicos de Patrimonio y de la empresa adjudicataria, destaca “la importancia de estas obras, tanto en el interior como en el exterior del templo, para garantizar que no se produzcan humedades que puedan afectar a esta magnífica iglesia de San Martín, que fue declarada Bien de Interés Cultural, como Monumento Histórico Artístico Nacional, el 8 de noviembre de 1980”.

San Martín es una iglesia románica del siglo XII, exenta de mampostería, con una sola nave y galería porticada de sillería con un ancho similar al de la nave; con acceso al este por puerta con jambas con imposta y escalinata exterior.

La arquería del pórtico se alza sobre un alto podio y consta de siete arcos sobre fustes dobles y cuádruples alternativamente, con pequeños capiteles decorados con motivos vegetales.

El ábside presenta una ventana al centro con arquivolta e imposta de bolas sobre columnillas y canecillos lisos o de rollos en su coronación.

La cubierta de la iglesia es de teja sobre estructura de madera en la nave y sobre la bóveda en su cabecera.

En este monumento, en el que ya se intervino en los últimos años del pasado siglo XX, se venían observando señales de humedad en el interior en su muro norte, que afectaban a sus revocos y enlucidos, así como otros daños menores en los sillares de la portada de entrada, que precisaban de una necesaria intervención de rehabilitación.

Actuaciones en el exterior e interior del templo

A la vista de esta situación, la Consejería de Cultura y Turismo adjudicó los trabajos de restauración de patologías del templo, que comprenden el saneado de los muros norte y este de la iglesia, con una actuación de drenaje exterior para la reconducción de las aguas del terreno en su cara norte, accediendo al drenaje ya existente en su cara oeste, que se encontraba parcialmente cegado por la presencia de lodos que se han limpiado para su correcto funcionamiento.

También se ha impermeabilizando la cara de la zanja más próxima a la iglesia, permitiendo la inspección visual del funcionamiento del drenaje, mediante arqueta con tapa de rejilla, reconduciendo las aguas recogidas al saneamiento municipal.

En la zona exterior del edificio, por último, se ha modificado la pendiente del terreno circundante hacia fuera de los paramentos de la iglesia.

En el interior del templo se han saneado las zonas de revestimientos de morteros de cemento más afectadas por humedades, en la parte inferior de los muros, que impedían una correcta transpirabilidad hacia el exterior, sustituyéndolos por morteros de cal de grano grueso que faciliten su aireación.

Se han restaurado varios sillares en la puerta de entrada de la iglesia que presentaban pérdidas de volumen, dentro del pórtico, mediante el uso de inyecciones de resinas epoxi y varilla de fibra de vidrio, moldeando in situ sobre la pieza original.

Tal y como contemplaba el proyecto, con la colocación de una lámina impermeable de plomo, que impide la absorción de agua por capilaridad, se ha aislado de la humedad del terreno la pila bautismal ubicada en el interior de la iglesia. Únicamente queda por ejecutar la limpieza y consolidación de esta pieza, que se hará en estos días por un especialista.

Conjunto Histórico

Yolanda de Gregorio ha recordado que la Junta de Castilla y León ya restauró el pasado año la iglesia vecina de San Ginés, también en Rejas de San Esteban, ejecutando obras de reparación de la cubierta y de restauración de elementos ornamentales del pórtico, con una inversión de 33.436,51 euros.

Románica de mediados del siglo XII, de la original iglesia de San Ginés perviven su pórtico de entrada y su portada. Fue reconstruida a finales del siglo XVIII y, junto con la de San Martín, son las dos iglesias medievales con las que cuenta Rejas de San Esteban, localidad declarada por la Junta de Castilla y León Bien de Interés Cultural, con categoría de Conjunto Histórico, en noviembre de 2007.

En su origen medieval, la villa surge como lugar fortificado para la repoblación y defensa de la línea del Duero y enclave complementario de la importante plaza de San Esteban de Gormaz. 

La relevancia de este conjunto no se centra únicamente en la existencia de inmuebles de valor excepcional como la Iglesia de San Martín, declarada Bien de Interés Cultural en 1980, y la Iglesia de San Ginés, magníficos ejemplares del románico soriano con galería porticada, sino además en la conservación de un conjunto de edificaciones de arquitectura popular características de la ribera Soriana del Duero, vinculadas a formas de vida tradicional.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: provincia

Subsección: provincia

Id propio: 40036

Id del padre: 10

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política