Jueves, 25 Julio 2024
Buscar
Parcialmente nuboso
26.6 °C
El tiempo HOY

politica

TRIBUNA / ¡Usted no es cubano!

Mario González incide en este artículo de opinión en el caso de Ferrovial, dispuesta a cambiar de sede para impulsar su modelo de negocio internacional, ante un Gobierno más dispuesto a repartir carnets de buen español que de mejorar las condiciones para la inversión empresarial.

TRIBUNA / ¡Usted no es cubano!

Una sola acción y todo el trampantojo de la propaganda del gobierno socialista se ha venido abajo. La decisión de FERROVIAL de trasladar su sede a Holanda en busca de una mejor plataforma jurídico-fiscal para desarrollar su modelo de negocio internacional, centrado en grandes infraestructuras y aeropuertos, ha dado al traste con esa propaganda gubernamental de crecimiento y de confianza de los inversores en una España que en realidad se desangra poco a poco por culpa de un sistema partitocrático especializado en sangrar al sector privado para dilapidar, después, recursos y favores a través del sector público, lo que se traduce en que somos el único país de Europa que no ha recuperado los niveles de PIB prepandemia.

FERROVIAL, con de 7.551 millones de euros de ventas anuales, otros 5.781 millones de euros de deuda neta consolidada y un beneficio neto de 186 millones de euros el pasado ejercicio, tiene la mayor parte de su negocio fuera de España (allí genera más del 80% de sus ingresos y más del 90% de su valor bursátil) y extranjeros son también la mayor parte de sus inversores institucionales (93%), por lo que ahora juega la carta de su definitiva internacionalización trasladando su sede a Holanda -por sus famosas BV- como mejor puente posible entre Europa y USA donde cree que estarán sus mejores oportunidades de futuro.

El hecho de que el Gobierno socialista decidiera el pasado año llevarse también un pellizco de las rentas generadas fuera de España de las multinacionales españolas (eliminando la exención para beneficios obtenidos en el extranjero para reducir su deducibilidad al 95%), creando un problema de doble imposición, habrá tenido también que ver porque esas cosas no suceden en unos Países Bajos que cumplen con toda la normativa europea –no son un paraíso fiscal- pero que evitan confiscar dividendos obtenidos allende sus fronteras.

La operación lanzada por el Consejo de Administración consiste en una fusión entre la Matriz y Ferrovial International, una sociedad anónima europea neerlandesa que ya es titular del 86 por ciento de los activos de la compañía, y tendrá que ser aprobada por sus accionistas en la próxima Junta a la que también se llevará la aprobación de un programa de dividendo flexible de 0,715€/acción (520 millones de euros distribuidos en dos pagos).

Su aprobación supondrá el traslado definitivo de su Sede a Holanda desde donde la compañía dirigirá y financiará sus operaciones, pasando a cotizar en esos tres mercados (España, Holanda y USA).

Esta situación no es nueva y cuando las cosas se hacen mal el dinero sale corriendo y no solo el dinero (estamos pagando muy caro la gracieta de ZP con los yanquis que ahora apoyan a Marruecos).

Cataluña está arruinada por el ‘procés’ que provocó la mayor estampida de compañías en Europa y que todavía sigue goteando a día de hoy. Hay otros, sin embargo, que no tienen ni tanta suerte ni tanta publicidad como son los 20.600 autónomos que han desaparecido en un año (y se esperan otras 25.000 bajas para este 2023).

Desde ATA se desgañitan pidiendo liberalizar la economía, suprimir la burocracia, bajar impuestos y cotizaciones como único camino para mantener el tejido empresarial autónomo en España, pero el gobierno está a otras cosas y el futuro de ese menguante colectivo le importa un carajo porque no quiere gente independiente ni emprendedora.

El Gobierno está más por la labor de repartir carnets de buen español para gente obediente y entregada y así se explican las reacciones al anuncio de FERROVIAL (“fuga inaceptable", "esto no es ser español", "la empresa le debe todo a España", “ha crecido al albur de enormes contratos con la Administración Pública”, “las empresas tienen que ser ejemplares y esto no puede ser", “tenemos que trabajar por una Europa que hable de esto, en la que los paraísos fiscales y el dumping fiscal no puede existir, para eso somos europeos" etc...) hasta el punto de que pronto veremos como a algunos les gritarán –ahora ya les señalan- ¡Usted no es cubano! Qué importa que usted no llegue fin de mes a pesar de matarse a trabajar.

Lo importante es el glorioso camino de progresismo que estamos recorriendo juntos (usted a pie y yo en limusina).

Todo tiene sus consecuencias y si no cambiamos nuestro modelo España estará cada vez más cerca de Cuba y más lejos de Holanda. El poder económico se ejerce a través de lo positivo, ofreciendo a los hombres una recompensa, un incentivo, un pago, un valor. Sin embargo, el poder político se ejerce a través de lo negativo, por la amenaza de castigo, daño, encarcelamiento y destrucción. Las herramientas del hombre de empresa son los valores, pero la herramienta del burócrata es el miedo. Esta diferencia entre lo económico y lo político -puesta de manifiesto por Ayn Rand el siglo pasado- es lo que nos toca ahora descubrir en España. O lo descubrimos o pereceremos.

Fdo: Mario González. Abogado. Mautiko Abogados.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: espana

Subsección: politica

Id propio: 69011

Id del padre: 149

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia