Lunes, 17 Junio 2024
Buscar
Nubes dispersas
13.9 °C
El tiempo HOY

politica

TRIBUNA / La fe y las montañas

Juana Largo defiende en este artículo de opinión la continuidad de Pedro Sánchez al frente del Gobierno de España, tras las cinco jornadas de reflexión que ha abierto. La fe, asegura, mueve montañas.

TRIBUNA / La fe y las montañas

Son las 22 horas pasadas del domingo 28 de abril. Los acontecimientos se siguen desarrollando en Madrid, Valencia y otros puntos de España, aparte de las declaraciones tanto de miembros del Gobierno como de implicados en los puestos del PSOE y de los militantes socialistas. España está en plena acción. Esto no significa que no se siga pensando por parte de todos los participantes en las funestas consecuencias de la salida de Pedro Sánchez. La gente de bien le dice: “No te rindas”. Me parece que esa es la mejor cosa que, ahora, de momento, se puede decir, la de dar ánimos contra la adversidad. ¡No van a tener razón todos los poderes reaccionarios del país!...

La razón no está de la parte de la derecha. Ya han mostrado numerosas y algunas cruentas veces cómo funciona su racionalidad en la vida de España. Ay, aquellos mismos que a Julián Sanz del Río expulsaron del Parlamento a finales del siglo XIX. Esos son los que mandaban, y los que quieren seguir mandando. Y quieren que las lecciones de Sanz del Río no se aplican y que España sea un país de fe.

Bueno, esto de la fe…, pues sí, es un elemento importante en la vida. Desde luego que se puede tener fe no solo en un dios monolítico y duro y cruel que castiga a sus seguidores y no seguidores, un dios tremendo que mete la culpabilidad ya en las personas en las edades infantiles, haciéndolos pasto de las llamas de los poderes violentos del Estado.

Existe otro tipo de fe. Y sabemos que este tipo de fe puede mover montañas. Por ejemplo, la fe que, ante tal adversidad desatada contra Sánchez, mueve a los miles de personas que se han manifestado en este fin de semana sobre todo en Madrid. Es lo único que tiene esa gente, es lo único que tenemos, la fe en la resistencia del presidente. Es lo que más le piden y, si se lo piden, es porque lo necesitamos, necesitamos un presidente que no se tambalee aun frente a fogonazos terribles de las fuerzas de la oposición. Esa fe es la que puede mover montañas, puede hacer que Sánchez opte por una u otra razón. Con lo que ello implica de seguir al frente del Gobierno y de hacer una política con la que ya había empezado tanto él como los gobiernos socialistas anteriores:

Es posible que España se transforme y no sea tan cerril y oscura, proveniente de las tinieblas en las que se guarecían los Gestas de todos los tiempos, y lo decimos esto aunque ahora no estemos en Semana Santa, que es tiempo de fe. Y si los españoles son capaces de mantener la Semana Santa y sus Vírgenes y sus tradiciones o lo que toman por tradiciones amparándose en no se sabe qué profunda conciencia de la España Profunda, también otros españoles pueden tener fe en que España cambie, que España se vea transformada en un país próspero y plural  y con un futuro o con un atisbo de futuro como es el que no debería negarse a esa juventud que se ve manipulada por las derechas y que no sabe bien lo que quiere y que, para pensar, se ata a la tradición de sus mayores como si la Historia de España hubiera empezado con el anterior Jefe del Estado… En primer lugar que no es cierto eso que decían antes algunos caciques de que “lo que no es tradición, es plagio”.  Mejor aún.

España está por inventarse una y otra vez, pero siempre mirando al respeto democrático y sobre todo a los derechos que no deben ser solo privilegios de unos pocos. Lo de señoritos y criados me parece que ha pasado a la historia nacional de la infamia.

Por eso que, solo con esa fe que mueve a tantas personas a manifestarse estos días, sin saber lo que va a hacer  mañana (hoy, lunes 29 de abril cuando sale la edición de este periódico) Pedro Sánchez, con la total ceguera sobre el destino de todos esas españolas y esos españoles, solamente como envueltos en la niebla de la Historia, solo con eso, con esa tremenda fe en la cual se cree en el progreso, merece la pena decir que el país puede ser posible y que Sánchez sabrá (sabe hoy, ya, lunes, 29 de abril) lo que hace.

Fdo: Juana Largo

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: espana

Subsección: politica

Id propio: 79984

Id del padre: 149

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia