Domingo, 16 Junio 2024
Buscar
Nubes dispersas
6.9 °C
El tiempo HOY

Soria

TRIBUNA / Soria inundada y pidiendo lluvias y mayoría

Saturio Hernández de Marco repasa las opiniones publicadas en los últimos días sobre la nueva mayoría absoluta conseguida por el alcalde socialista Carlos Martínez e insiste en que si las otras opciones políticas quieren darle la vuelta al resultado, tienen que trabajar más, y todos los días del año, no sólo al final de legislatura.

TRIBUNA / Soria inundada y pidiendo lluvias y mayoría

El Mirón el 1.6.2023 publica una noticia de INODEJOS  hace rogativas para que llueva y publica los incidentes de la lluvia de 31-5-23 en ciudad de Soria.

Y Soria Noticias publica una foto expresiva de Soria, ciudad, se inunda o digo yo inundada.

Pues, bien, inundada Soria, con incidentes de la lluvia, la mayoría absoluta de nuestro ínclito Alcalde, entre otras cosas, el del pergeñamiento o pliegue del Cerro, el de las permuta, o compras de inmuebles, el de admisión de concesiones de bienes de dominio público, quizá, aplicados a bloques para el tenedor de coche que tenga plaza de garaje, el de la demolición -entre muchas comillas- de la quinta planta de los Pajaritos II, el del adoquinamiento salvaje, el de los fondos de saco en el inexistente fluido tráfico de la cortada ciudad, y alguna Tribuna y Carta al director ha publicado el Mirón, pero esto que no ha tenido influencia lleva a que la inapelable y merecida mayoría absoluta esté vida y efectiva, y como diría F. García, no pasa nada, el Alcalde y el promotor, Cerro de los moros, no se van a molestar.

El hecho de la votación de 28.5.2023 ha generado una cierta algarabía entre la población, y se ha considerado que es un error, no se sabe muy por qué, porque los hechos no se pueden retrotraer, y es por eso que se ha de estar en el futuro, y conocer por qué o el por qué de la mayoría absoluta; y eso no es incompatible con las generales, y a ver si hay suerte y se colocan a los elegibles bien: eh, alcalde. 

Mario González en el Mirón 30.5.2023 publica, a mi gusto, un comentario excesivamente cierto, pero agrio, y lúgubre, “Aislados”, pero entiendo que es por la inexistencia de alternativas de lo que hay, y eso con una mayoría inapelable, (tesis de A. Coronado), y merecida no por meritoria, sino porque se la ha ganado y nadie contrarresta la misma, por su falta de exposición de sus ideas, y con la acertada expresión de Mario González de un Soria “casi ya”, que se queda en “Soria, ni ya”.

Y ya veremos sus previsiones de dos diputados y tres senadores, según sus opiniones de partido que no admite o se duda que admitan partidarios, no sea que haya muchos y cambien la dirección.

Observemos, me parece, que, en estos tiempos, y digo en los últimos dos meses, nadie ha expresado ideas de futuro reales y ejecutables en lo cierto.

Decir que en el Cerro se permitirían 300 viviendas es una estulticia  dialéctica de tamaño sideral, porque eso ni en diez años lo conseguiría, porque primero tiene que obtener mayoría absoluta, y de 800 en 800 votos, puede llegar el éxito a los veinte años, bueno dejémoslos en 8 convocatorias, 32 años. Y además tiene que unir a su opinión el consenso de los promotores.

Mientras tanto el titular de la Navaja de Ockham, nacido recientemente, y no en 1287, como el maestro, va de parsimonia en parsimonia, pergeñando el futuro y obteniendo sus frutos: o no, Alcalde.

Angel Coronado, con su significada habilidad dialéctica, publica en el Mirón el 30.5.2023, “Merecido no se sabe. Inapelable sí”, y la aguda entradilla del Periódico, dice que precisa-puntualiza uno mío sobre la merecida mayoría, y A. Coronado dice que “merecida no se sabe, inapelable sí”.

Y tenemos que volver a decir y preguntar cuál es la razón de que no se atribuya merecimiento a la mayoría conseguida.

Hemos dicho, y reiteramos que con la reciente mayoría absoluta del 28-5-23 del Alcalde en Soria, se ha fruncido el ceño, se ha vuelto la cara, en definitiva se ha enfadadito -terminología cogida de Sergio García- algún personal por esa mayoría absoluta, que hay que decir que es merecida de manera considerable, intensa y extensa es inapelable.

Angel Coronado ya se olvida de quién es o quién no es demócrata, que es una adjetivación impertinente e inexacta, porque cualquiera puede ir a votar, no ir  votar, ir y no votar, votar en blanco, o votar nulo, (todos supuestos diferentes), porque no es exacto que la Ley olvide a los que no votan que son, o pueden ser un cincuenta por ciento, porque si se les tiene en cuenta, me puede parecer bien -y eso es una elucubración o condición no desarrollada-, qué alternativa se da para el funcionamiento general; caso de que haya, si la hay. Y tan demócrata es hacer algo, como no hacer nada.

Pues aquí el dilema no es ese, me parece; si se tiene que hacer los que no votan, pues qué razón se impone o se ha de imponer su opinión la de no votar, a los que quieren votar.

Y, ciertamente, si no se puede o no se debe imponer la opinión de los que no votan, tampoco, parece, se puede imponer la opinión de los que votan; y a esos efectos esos que votan, y que dividen su voto, entre las opciones, resulta que todavía con menos porcentaje del cincuenta por ciento, se impone esa decisión que se llama mayoritaria.

Y esa decisión mayoritaria, es la mayoría absoluta del Alcalde merecida y, además, inapelable, y eso es el reconocimiento objetivo de que se hace y se sirve.

No existe dimensión razonable de los artículos, de las Tribunas, lo razonable es lo que se puede escribir, más o menos largo: yo tengo un amigo que me dice que mis comentarios son muy largos, y en eso no estoy de acuerdo, pues la extensión es precisa y necesaria si se quiere expresar algo, lo que sea, porque no hay que hacer concreciones no explicativas; hay que explicar, razonar y motivar, y motivar en derecho las propuestas.

Y eso puede ser más largo o no, pero se ha de explicar con sentido de la realidad social del tiempo, y eso lleva a un reconocimiento y materialización de las propuestas que tienen que desgranarse y ver sus recovecos, normalmente muchos, que, si no se ponen en el aire, creo que no se hace nada.

No explica A. Coronado qué alternativa se ofrece a la posición del Alcalde, con mayoría absoluta, porque decir que no se le vote, qué, no es suficiente, y no ha resultado suficiente, y eso es lo que es merecido por el Alcalde, con su mayoría absoluta inapelable.

La mayoría absoluta no es porque voten los ciudadanos meritorios, que no hay, como no hay ciudadanos no meritorios; los méritos son del Alcalde que ha conseguido, con lo que ha hecho, esa merecida mayoría absoluta inapelable.

Porque qué han hecho las demás listas, además de nada, y eso es una opinión, pero lo que no es opinión, es que el no voto a los demás es por su inoperancia, por su falta de trabajo cotidiano, no sirve sólo el último mes.

Y entre unos de “Casí ya”, “ya ni casi”, Soria que ya veremos con sus costosos votos si el coste los conservan, y otros que son totalmente nuevos, algunos no, el segundo y el quinto, sólo repiten los que les han puesto como argumentario.

Pero ninguno ha hablado del adoquinado salvaje en terminología de Alfredo Hernández Presidente de una asociación afectada, nadie ha hablado de las permutas-“permutitas y similares”, nadie ha hablado de mejorar el agua -que mala es, a rabiar-, nadie ha hablado de la transparencia y a publicación en la Web para poderse obtener digitalmente, nadie ha señalado nada de las relaciones de puesto, nadie ha criticado las excusas de que no se podían cumplir los plazos de procedimiento, (Cerro de los Moros), por el mucho trabajo acumulado que dicen existen y en el bloque de los Pajaritos II. 

Si se defiende otra cosa, o se hacen artículos o Tribunas que reflejan, así se dice, el disgusto de la mayoría absoluta el día 28 de mayo obtenida, ¿o no Sr. Coronado?, se olvida que cualesquiera de las opciones es tan demócrata, como su contraria, o no déspotas de pacotilla de las casas o chalets aisladas para el zumo de la mañana, sin olores cercanos que molestan.

El ”aislado” de Mario González es extenso y muy relevante, pero el hecho de decir que Soria con esta mayoría absoluta se queda aislada, habría que preguntarse si con los otros y en años anteriores, no ha estado Soria más aislada que antes; si observamos  a los representantes que han vegetado, y todos, excepción puede haber, pero una aguja en un pajar, el aislamiento se ha ido incrementando, y nos preguntamos si eso sigue ahora, incluso con esa mayoría.

Pero es incontestable que hay más inversiones, en relación con la población, y como nadie se ha preocupado por asentar población y riqueza, -no digamos que ese convenio diluido del 2006 ha asentado algo, salvo una serie de problemas y potenciales reclamaciones de casi veinte años y, en la actualidad, sin resolver-, hoy día una mayoría absoluta, a lo mejor, no resuelve nada, pero con esa, es con la que se ha de vivir y convivir y si en el futuro se quiere cambiar, está claro que quien quiera cambiarla tiene que trabajar, todos los días, no dos meses, y no todos los días, en el último año de los cuatro de legislatura.

Y eso es impensable, que tenga resultados, así se ha producido

Aquí rige lo de ni un euro, ni un metro, ni una permuta, “y menos una permutita”, y eso es lo que se derivará de reclamaciones sin contenido más allá de mantener una zozobra en los que funcionan como poderes públicos.

Pero resuelve algo, nos preguntamos, los que, sin trabajar, en los dos últimos meses, han tratado de decir cosas sin sentido y a porrillo para ver si calara o puede calar, y claro no cala, no ha calado nada, así la mayoría absoluta.

Y hemos de referenciar la entrada, bastante fuerte, pero pequeña, Soria es pequeña, de VOX y habrá de preguntarse si van a trabajar todos los días, en todos los problemas, o sólo con paseos del Collado al Espolón creen que van a obtener algo: que evidentemente no lo obtendrán. O si creen como otros que diciendo que a los promotores se les ha de dar algo, “pobrecillos” que tienen que sufrir su propia indiligencia, y su actuación contraria a la norma, qué vamos a decir del cerramiento o encofrado de la quinta planta, a demoler, una vez declarada su no legalidad. Evidentemente la previsible sentencia ya dirá.

Y que no defiendan que los “promotores” tienen derecho a algo, porque nadie les ha vetado el desarrollo, por eso no tienen derecho a indemnización, ni un euro, ni un metro edificable, ni una permuta-permutita, vamos que no hay pago por malos negocios, eso del Cerro.

Pero aquí rige lo de F. García, que ni el Alcalde-ni el promotor se van a molestar. Y menos urbanizar.

Es por ello elogiable, caso menor, pero importante, la aprobación de una supergranja, que hemos leído, en Monteagudo de las Vicarías, 2400 cerdos autorizados, con las mejores calidades, (Heraldo de Soria 26.1.2023), y eso lo ha reflejado con todo acierto Félix Villalba en Heraldo de Soria, como hemos referenciado en anteriores Tribunas.

Y esto es un artículo largo, o muy largo, pero es lo que hay, no pasa nada, sólo faltaba, “aunque me riña mi amigo”.

 Fdo.: Saturio Hernández de Marco

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección: Soria

Id propio: 71577

Id del padre: 9

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia