Lunes, 26 Febrero 2024
Buscar
Cubierto con nevadas
2.4 °C
El tiempo HOY

Soria

Mucho que enseñar

La concatedral de San Pedro, eterna desconocida para los sorianos, guarda tesoros que merecen ser conocidos

Image

La concatedral de San Pedro será foco de atención durante este año por Las Edades. Pero conserva notables tesoros como para conocerla ya.

Image

Image

La concatedral de San Pedro está de fiesta este año. Acoge la exposición Las Edades del Hombre, un sello cultural y religioso que ha garantizado en su trayectoria el conocimiento de sus sedes.
No es la catedral de Burgos ni la de León, pero la concatedral de San Pedro también tiene tesoros de los que presumir.  Así lo asegura el abad de la concatedral soriana, Carmelo Enciso, quien considera que los sorianos, por lo general, conocen poco este edificio religioso y desea que Las Edades sirvan como pretexto para acercarse a conocer un legado patrimonial de indudable valor.
“Creo que Las Edades darán un impulso turístico a Soria y entonces vendrán más visitantes y verán más la concatedral, su museo y su claustro”, asegura Enciso, quien está convencido de que la concatedral tiene mucha riqueza que enseñar. “Tenemos suficiente para hacer una visita y quedar gratamente sorprendidos de lo que hay y que no se conoce”, reitera.

Image
La concatedral se ha puesto de gala para recibir a sus visitantes durante Las Edades del Hombre. Seis meses en los que pasarán por sus naves y capillas cuatrocientas mil personas, según las últimas estimaciones oficiales. La Junta de Castilla y León, según el delegado territorial Carlos de la Casa, ha invertido más de 2,7 millones de euros en acondicionar el interior del templo y el entorno de la concatedral.
El 12 de mayo es la fecha elegida para la puesta de largo, con la presencia de la reina Doña Sofía. Será una ocasión única para sacar a la luz no sólo el valor de las piezas procedentes de otras diócesis, sino resaltar los tesoros de la propia concatedral.
Entre ellos, Enciso estima que una parada obligada es el claustro románico, que pertenece a la primitiva iglesia románica que se hundió o desmoronó en el siglo XVI al retirar un pilar para construir la capilla de San Saturio. El actual templo gótico-flamenco abrió sus puertas en 1577, aunque la portada, de estilo plateresco, es anterior.
Pero además, en su interior, hay muchas joyas artísticas, desconocidas, según Enciso, para un buen número de sorianos. Cita como ejemplos tres retablos (mayor, San Nicolás y santos arcángeles) y las obras conservadas en el museo, entre ellas un tríptico flamenco, tapices, , cantorales, imágenes flamencas y renacentistas... Mucha riqueza, que sólo necesita interés por conocerla.

 

 

RETABLOS

Mayor, San Nicolás y San Miguel

La concatedral de San Pedro puede presumir de una notable colección de retablos.

mayor
Todo el frente del ábside está cubierto por el retablo mayor, construido en tiempos del obispo Tello. El visitante podrá contemplar sus armas en la base del retablo, de estilo romanista de la escuela castellana en la que se aprecian influencias de Juan de Juni y Gaspar Becerra. Es obra de Francisco del Río y fue realizado en el siglo XVI. El primer cuerpo es de orden jónico, conteniendo en el centro la imagen de San Pedro, sentado, flanqueado por San Pablo y San Agustín, relieves del martirio de San Pedro, la crucifixión con la cruz invertida a la izquierda y su liberación de la cárcel a la derecha.

san nicolás
Otro retablo que hay que observar con detenimiento es el que está situado frente a la nave de la Epístola, plateresco de mediados del siglo XVI, procedente de la iglesia de Santa Clara, desalojada en el año 1834, para uso militar. El retablo de San Nicolás, dorado y policromado, con veinte tallas exentas y seis altorrelieves, es de gran riqueza.  Se desconoce quien fue su autor, aunque la influencia de la Escuela de Valladolid y de Felipe Vigarny está constatada.

san miguel
En la cabecera de la nave del Evangelio, esta capilla fue realizada bajo el patronazgo de los Salcedos. El retablo barroco, de estilo rococó granadino, fue construido en madera de pino sin dorar y pintado de blanco azulado hacia el año 1861. La restauración realizada el año pasado le devolvió su color original. En la calle central se puede ver la imagen de San Miguel y en las laterales la de los arcángeles San Gabriel y San Rafael. En el ático, hay una imagen de la Virgen María que representa a la Inmaculada.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección: Soria

Id propio: 394

Id del padre: 9

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia