Miércoles, 17 de Enero de 2018
Buscar
Despejado
1 °C
El tiempo en Soria

Soria

Cuida tus oídos: oír bien es vivir mejor

Los oídos son la ventana hacia una vida llena de sonidos y sensaciones. Por ello conviene prestarles atención. Realizarse una prueba para prevenir posibles problemas auditivos es un consejo que nunca terminará de agradecer. Monreal le facilita la supervisión.

Cuida tus oídos: oír bien es vivir mejor

Hay una realidad que se puede comprobar: los problemas auditivos comienzan cada vez más pronto. Y tiene su explicación. Los nuevos hábitos de la sociedad están multiplicando los riesgos, aunque las personas no sean en muchas ocasiones conscientes de ellos. El audioprotesista de Microaudio en Multiópticas Monreal, Juan Ignacio Osuna, conoce más de un caso. Por eso, recomienda proteger y cuidar un órgano vital como es el oído.

Osuna resalta que es necesario concienciar a la sociedad de la importancia de cuidarse bien el oído y prevenir posibles problemas. España siempre ha estado un poco estigmatizado colocarse audífonos, pero el concepto hay que empezar a cambiarlo, subraya, porque cada vez los problemas auditivos están apareciendo en personas más jóvenes, debido a los hábitos de la sociedad del siglo XXI.

Además existen otros factores que influyen en el deterioro de la capacidad auditiva, como la propia genética, con antecedentes familiares de problemas auditivos, o  por haber sufrido problemas de otitis que terminan dejando huella.

Cuida tus oídos: oír bien es vivir mejor

Paciente

El primero que nota que tiene problemas auditivos es la propia persona afectada. Hay síntomas que le deben movilizar para realizarse una prueba de audiometria. Si usted es una de esas personas que ha percibido que desde hace unos días escucha de forma deficiente una conversación en una reunión, o no entiende claramente lo que se dice, o necesita poner el audio de la televisión más alta.... Monreal, con amplia experiencia en este campo, se lo pone fácil. Y si no quiere esperas, sólo tiene que pedir cita y acudir a la hora concertada.

Monreal realiza una audiometría tonal y vocal y valora la pérdida auditiva del paciente. Si es una leve hipoacusia y no necesita audífono, el paciente sólo necesitará realizarse revisiones periódicas para confirmar que todo sigue dentro de los parámetros normales.

En otras ocasiones, los problemas auditivos vienen de la mano de un exceso de cerumen en el oído. El cuerpo humano está preparado para reabsorber en el oído una cierta parte de cera, pero cuando el organismo crea mucha cera o la persona intenta limpiársela, lo único que consigue en ocasiones en crear un tapón dentro.

Cuida tus oídos: oír bien es vivir mejor

El tapón quita poca audición -apenas cinco decibelios- pero puede provocar sufrir más dolores de cabeza, mala sensación en los cambios de presión atmosférica e incluso más ronquidos durante el sueño, porque tienden a abrir más la boca.

En la consulta de audiometria de Monreal, si encuentran un tapón en el paciente, le derivan a la consulta del médico de cabecera o la enfermera y con unas gotas suele ser suficiente.

Las pruebas de audiometría son simples y sin riesgos. Y cuanto antes se detecte la pérdida, mejor será el pronóstico y la posible solución.

Cuida tus oídos: oír bien es vivir mejor

Tecnología digital

Además, si el paciente precisara un audífono, que ahora es programable con tecnología digital, puede probarlo durante un mes sin ningún compromiso por su parte y sin realizar ninguna entrega a cuenta hasta estar seguro de que le funciona bien y le resuelve su problema.

Una vez realizada la prueba, el paciente se lleva el audífono ya personalizado para él. El paciente sólo tendrá que cumplir con una serie de visitas para supervisar y ajustar que el rendimiento del audífono es el adecuado y finalmente decidirá si se queda con él.

"Hoy en día cuesta poco adaptarse a los audífonos, lo que pasa que hay tipos de pérdida auditiva en los que el sonido puede extrañar en principio o incomodar, porque el paciente tiene que acostumbrarse a una manera nueva de oír", apunta Osuna.

Por lo general, las personas tienen pérdida de oído en la percepción de los agudos, que se amplifican con los audífonos.

Los agudos son metálicos y las personas han olvidado estos sonidos. Por eso se programa el audífono de menor a mayor para que el paciente se vaya adaptando.

"Hay que personalizar la audición, para que la persona vaya cómoda, confortable y le ayude en su vida diaria", resalta

Osuna recuerda que Monreal deja siempre libertad al paciente para que, una vez realizada las pruebas de audición, decida colocarse o no el audífono. "El paciente que vaya libremente donde quiera ponerse los audífonos, que no se deje dirigir por nadie", resalta. El paciente tiene que ser soberano para decidir. Monreal ofrece atención, precios y soluciones.  

Últimas fotogalerías

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política