Viernes, 12 Julio 2024
Buscar
Nubes dispersas
14.3 °C
El tiempo HOY

Ayuntamiento

Vox Soria califica zona de bajas emisiones como “innecesaria y perjudicial para el centro”

El grupo Vox en el Ayuntamiento de Soria se ha manifestado en contra del establecimiento de la zona de bajas emisiones en el centro de Soria.

Su portavoz, Fernando Castillo ha calificado esta acción de “gasto innecesario” y ha afirmado que su futura puesta en marcha será perjudicial para los habitantes y comerciantes del centro de la ciudad.

Castillo, portavoz del Grupo Municipal Vox en el Ayuntamiento de Soria, se ha manifestado contrario a la reciente licitación por parte del equipo de gobierno socialista de un contrato para la futura implantación de una zona de bajas emisiones en el centro.

El contrato público, por importe de 548.493 euros, prevé la instalación de cámaras de vigilancia en hasta 32 puntos de la ciudad, acompañadas de señalización horizontal y vertical y de estaciones de medición de la calidad del aire.

Muchas de estas cámaras contarán con lectores de matrículas para poder sancionar a los vehículos que incumplan las restricciones.

El equipo socialista ha informado de que esta zona no será ‘ejecutiva’ por el momento, dado que según la normativa de este tipo de restricciones al tráfico sólo es obligatorio en ciudades de más de 50.000 habitantes y Soria cerró el 2023 con 40.096 ciudadanos empadronados.

Sin embargo, desde VOX Soria, dado el interés demostrado por el equipo de Carlos Martínez en reducir el tráfico rodado del centro, temen su puesta en funcionamiento en un corto periodo de tiempo, incluso sin que lo exija la normativa vigente.

“Aunque no se atrevan a decirlo, sospechamos que la van a hacer ejecutiva enseguida y utilizarán cualquier excusa para comenzar a multar: que nos llega la contaminación de Madrid, que superamos ciertos umbrales, que hay que ponerla en marcha ya para que no nos quiten los fondos europeos…”, ha manifestado el portavoz de Vox.

“No podemos decir que nos sorprenda esta medida −ha afirmado Castillo −, es algo que vienen anunciado desde hace tiempo y que obedece a su empeño constante de eliminar el automóvil. Al delimitar la zona de bajas emisiones han dejado claro que no quieren vehículos ni en el centro, ni en todos sus alrededores; desde San Pedro hasta el alto de la Dehesa”.

Para el portavoz de Vox: “esta medida perjudicará especialmente a los cada vez más escasos negocios del centro, ya que muchos sorianos seguirán acudiendo con su coche a espacios comerciales donde pueden aparcar gratis”.

El pliego de condiciones de este contrato afirma que la zona de bajas emisiones impactará directamente a las cerca de 5.157 personas que habitan dentro del perímetro de restricciones y que esto supone el 13 por ciento de la población del término municipal y el 19,3 por ciento de las viviendas de la ciudad.

El documento también establece que a estas personas habría que sumar las más de 10.000 personas que diariamente acuden a la zona por trabajo, estudio u ocio, es decir, prácticamente al 38 por ciento de la población de la ciudad.

El portavoz de Vox ha señalado que “es una medida totalmente innecesaria y encima aquí en Soria tenemos que sumar la obsesión de Carlos Martínez Mínguez por los adoquines, añadiendo el ruido a la ecuación. Se añade además la actual división del centro que obliga a circunvalar en coche media Soria para poder cruzarla del norte al sur. Habremos sacado humos del centro, pero los hemos multiplicado por 3 en las calles del anillo que lo rodea…”

Castillo ha señalado que “no compartimos el interés del equipo de socialista por gastar dinero público en cámaras para vigilar a los sorianos por el mero hecho de circular en su vehículo. Para nosotros, ese dinero estaría mucho mejor empleado en cámaras de vigilancia que pudieran ayudar a la policía a mejorar la seguridad en algunas calles de Soria donde está creciendo la conflictividad, como Rota de Calatañazor y sus aledañas”.

Vox Soria se ha manifestado en contra de la zona de bajas emisiones desde el inicio de la legislatura.

Para los ediles de VOX el modelo de ciudad que está generando el equipo socialista en el Ayuntamiento de Soria es un modelo incoherente con la climatología y demografía de la ciudad.

“En Soria tenemos mucha población de edad avanzada que necesita moverse en su vehículo incluso para trayectos cortos. No es una ciudad llana, ni con buen clima, pero el PSOE insiste en carriles bici que apenas se utilizan para eliminar plazas de aparcamientos gratuitos a pie de calle y así poder llenar los parkings de pago que están construyendo”, ha afirmado Castillo.

“La implantación de estas Zonas de Bajas Emisiones es otra de las medidas de la Agenda 2030 que cada vez rechaza más gente en toda Europa. Forma parte de una ideología de fanatismo climático que en VOX venimos denunciando desde hace tiempo. Las pasadas elecciones europeas demostraron que hay mucha gente harta de ese ideario ecologista ultra que nos quieren imponer desde las élites europeas y ahora las elecciones francesas lo han vuelto a corroborar. Si la zona de bajas emisiones se implanta finalmente en Soria, nuestro partido se reserva el derecho de tomar medidas judiciales contra ella”, ha concluido el edil de Vox.

 

 

 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección: Ayuntamiento

Id propio: 81713

Id del padre: 83

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia