Sábado, 03 de Diciembre de 2022
Buscar
Cubierto con nevada
1 °C
El tiempo HOY

sociedad

Reivindicación urgente de 200.000 personas ostomizadas

200.000 personas ostomizadas y sus familias han reclamado que se incluyan los baños adaptados a ostomizados en el Código Técnico de Edificación. Sin estos baños los ostomizados no pueden normalizar sus vidas.

Reivindicación urgente de 200.000 personas ostomizadas

Que las ostomías dejen de ser un tabú, y poder estacionar de forma urgente sin riesgo de ser multados, para poder vaciar o cambiar una bolsa de ostomía con urgencia, son otras de sus reivindicaciones principales.

Como todos los años, el primer sábado del mes de octubre se conmemora el día mundial del paciente ostomizado. Un día en el que las personas que viven con una bolsa adosada al abdomen para recolectar los desechos corporales (heces y/u orina) pretenden dar visibilidad, romper tabúes y, explicar a la sociedad cuáles son sus necesidades imprescindibles para normalizar sus vidas.

La ostomía no es una enfermedad, es la consecuencia de padecerla o haberla padecido, como distintos tipos de cánceres; colon, vejiga, recto, o enfermedad inflamatoria intestinal; Crohn, Colitis Ulcerosa, o poliposis múltiple, entre una larga lista de hasta 21 enfermedades. También se practican ostomías tras accidentes, por traumatismos anales y abdominales.

La Federación de Asociaciones de Personas Ostomizadas de España, la FAPOE, es una entidad sin ánimo de lucro que aglutina a 22 asociaciones de todo el territorio español y, que representa a un colectivo de 200.000 personas de manera directa y de más de un millón de manera indirecta teniendo en cuenta el entorno familiar.
En contra de lo que se pueda pensar, las ostomías no solo afectan a personas mayores, hay ostomizados de todas las edades, desde bebés hasta ancianos, encontrándose el mayor número de ostomizados entre los 45 y los 55 años.

En España la cifra de ostomizados aumenta un 5 por ciento anualmente.


En el día mundial del paciente ostomizado, la FAPOE ha lanzado un mensaje muy claro: “necesitamos cuartos de baños adaptados a ostomizados, para poder normalizar nuestras vidas. Es urgente que los baños adaptados se incluyan en el código técnico de edificación”.

De momento, apenas hay cincuenta aseos repartidos por todo el país, y se han hecho gracias al trabajo de las asociaciones de pacientes.

Son tan pocos que los ostomizados no pueden ir a una playa salvo si lo hacen en una de Tenerife, ni a un camping salvo que lo hagan en Asturias.

No pueden ir al teatro, a museos a la universidad, a la escuela de idiomas, a un tanatorio a velar a sus muerto, ni a hoteles, ni restaurantes, a prácticamente a ningún lugar porque la mayoría de los baños que existen ahora mismo están en hospitales.

Esta es una realidad que también viven las madres ostomizadas, se imaginan tener un hijo de 5 años y no poder llevarle a la playa, al cine, a un parque de atracciones, a un zoo, a un parque a enseñarle a montar en bicicleta, a un circo, etc?

Pues esto en España está ocurriendo porque las mamás ostomizadas no tienen baños adaptados en casi ningún lugar y si ellas no pueden ir, sus hijos mientras sean pequeños tampoco.
Pero no solo eso, tampoco pueden acudir al colegio de sus hijos a las actuaciones de fin de curso o navidad.

Ir al baño forma parte del proceso natural de la vida, y los ostomizados no pueden hacerlo en lugares públicos de manera higiénica, digna y en la intimidad.

Los baños adaptados a personas ostomizadas siguen sin estar incluidos en el ley de edificación pública Y mientras esto siga siendo así, “los ostomizados seguiremos encerrados en jaulas de oro, nuestros hogares, porque salir a la calle sin tener baños es toda una odisea, la necesidad de tener baños es tan fácil de entender como que, donde tú tienes un baño, los ostomizados también lo necesitamos. No son un capricho, son una necesidad. Nos salvan la vida con una bolsa al precio de vivir encerrados. ¿Saldríais de casa todo un día sabiendo que en ningún lugar vas a poder acudir al baño en caso de necesidad? Posiblemente la respuesta sea que no”.

Únicamente las personas ostomizadas saben lo complicado que resulta vaciar o cambiar una bolsa de ostomía en un baño no adaptado.

Para realizarlo en los inodoros convencionales, algunos se agachan, o se ponen de rodillas frente al retrete, otros se sientan (de frente, de lado...) y muchos otros por edad o por movilidad no pueden permitirse ninguna de las opciones anteriores.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: espana

Subsección: sociedad

Id propio: 64533

Id del padre: 148

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia