Martes, 11 de Mayo de 2021
Buscar
Muy nuboso
12 °C
El tiempo HOY

politica

TRIBUNA/ Las elecciones en Madrid

Amalio de Marichalar incide en este artículo de opinión en la responsabilidad de las elecciones de Madrid para ser la vía de recuperación de la libertad, la verdad y la democracia y donde es necesario que el partido que sustenta el Gobierno recupere sus valores hoy cercenados por su jefe de filas, como bien destacan sus líderes más prestigiosos.

TRIBUNA/ Las elecciones en Madrid

TRIBUNA / Las elecciones en Madrid

Hay elecciones que a veces se convierten en algo trascendental en democracia, y dejan atrás la rutina de otras, aún  conformando todas uno de los elementos esenciales de la propia democracia.

Pero formando todas ellas el rito más importante del sistema que nos hemos dado, amparado por nuestro ejemplar pacto constitucional, aquel que logró una transición ejemplar, una reconciliación y perdón únicos y una sólida construcción de un sistema democrático y todos los beneficios de bienestar social, reconocimiento internacional y recuperación del sitio que nos corresponde en la historia y en el mundo, guiado ejemplarmente todo ello, y como legado único para todos, hoy y en el futuro, por el Rey Juan Carlos; pero formando también todo ello, como digo, junto a nuestro deber de permanente agradecimiento, algo trascendental para todos, es momento de recapacitar seriamente.

Una democracia se practica todos los días y no sólo el día de las elecciones, y una democracia ha de estar rodeada permanentemente de acciones y ritos que respondan a los fundamentos básicos que la sostienen y donde los principios y valores son trascendentales como esencia de sus fundamentos, y por supuesto, como marco de actuación de la sociedad.

Las eleccines en Madrid bien pueden ser una muestra del ejercicio de la democracia, como cualquier otra elección, pero sin embargo adquieren en esta ocasión un valor especial. ¿Pero porqué es esto así, cuando deberían ser solo unas elecciones más?. Pues porque la situación democrática en España está adquiriendo tintes muy preocupantes, y de pérdida de esos valores fundamentales, que son su esencia. Esto por desgracia es un hecho irrefutable. La lista de las pruebas es ya desbordante y además diaria. La mentira es la base del Gobierno y lo fue desde la promesa mancillada a los electores. Inasumible. La antidemocracia.

Solo el hecho de que en Europa se haya puesto el foco en la inconcebible acción para quebrar la independencia judicial y que se haya avisado contundentemente a España, aparte de ser una vergüenza para todos los españoles que no tenemos que asumir de ninguna manera, ni merecemos, es una demostración de la enorme preocupación de Europa con la situación de nuestra democracia. Esto es algo gravísimo que nunca había ocurrido en cuarenta años de democracia, y repito, la Unión Europea esta muy  seríamente preocupada.

Cuando se ataca al Rey, que es el Jefe del Estado, desde el mismísimo Gobierno, y al que se le ha prometido lealtad, pero abjurando de ella, se ataca la libertad de educación, de opinión, la libertad de los medios de comunicación no afines y se les señala, cuando se miente constantemente ante el origen de la trágica pandemia, y por tanto sus gravísimas consecuencias en contagios y muertes, pudiendo haber sido evitables evidentemente en alto porcentaje y se sigue haciendo en la evolución de la misma, cuando en España es donde más muertos tenemos del mundo e inmoralmente se oculta, cuando Madrid ha marcado la iniciativa con la compra de equipos de protección, acción decidida con test, uso y reparto urgente de mascarillas, hospitales especializados modelicos, petición reiterada del cierre y después control eficaz de Barajas, por ser vía principal y constante de contagio y todo ello no lo ha hecho el gobierno - recordemos que las mascarillas no eran necesarias.... o el engaño con el iva de las mismas-, y arrastrado después ha tenido que hacerlo, pero cerrando Madrid en represalia, y además en contraposición a la magnífica imagen internacional y de liderazgo que se reconoce por todos a Madrid y a su presidenta en Europa, y el gobierno contesta desde África que Madrid engaña en los datos..., cuando ocurre todo esto, y el propio gobierno menosprecia desde el extranjero la imagen y seriedad de Madrid y de España, repito, siendo Europa entera la que ensalza a Madrid, y a la presidenta de la Comunidad, pues entonces es que el presidente del Gobierno, tiene un verdadero problema además de estar deslegitimado internacionalmente, y ser inconcebible, además de traicion  de estado, atacar a una parte de la nación que gobierna, y  desde un país extranjero en África. No existe calificativo! .

Cuando en campaña llama al cordón sanitario, o justifica desde el parlamento las pedradas pues la culpa es de quien "provoca" por legítimamente dar un mitin, y desde su puesto institucional - inaudito en democracia-, contra partidos plenamente constitucionales y democráticos, animando al choque y frentismo en unas elecciones, desde su puesto de tanta responsabilidad, cuestión que es inadmisible en democracia, y además dicho por  quien pacta con socios de gobierno desleales a España y con quienes atacan la constitución todos los días, xenófobos, filoterroristas y golpistas, es que la situación es esquizofrénica.

Cuando todo esto ocurre, y además se ocultan los informes del Consejo de Estado que denuncian que el gobierno incumple requisitos fundamentales para la utilización y control de los fondos europeos, se ayuda  a empresas de otro país - señalado por la ONU como criminal-  sin derecho a recibirlas, no se explica a los españoles el plan de llegada de fondos europeos, y en cambio no se ayuda a miles y miles de autónomos y pequeñas empresas, para evitar el paro y la quiebra, o se negocian gobiernos como el de Cataluña en la carcel con delincuentes, y no se vacuna xenofobamente a la guardia civil ni a la policia nacional en Cataluña, pero también se le dice a la Benemérita que dejará en breve Navarra por acuerdos indignos, con herederos de terroristas, o se destituye ilegalmente y perversamente a un alto mando, por cumplir, el si, la ley, y además cercenar la investigación de una juez con motivo de las evidentes, dolosas y  graves responsabilidades del gobierno negando la pandemia.

Cuando un Gobierno basa su supervivencia en quienes quieren destruir España, como sus propios socios presumen de querer hacer todos los días, quiere buscar indultos para los golpistas -si bien provisionalmente contenido por no cargar más de ilegitimidad e incongruencia su imagen de cara a las elecciones de Madrid-, o aplaza mesas de negociación indignas y antidemocraticas, por lo mismo, o cuando también desde el gobierno se inspiran algaradas en Barcelona o Madrid, o admite miles de entradas ilegales en Canarias menospreciando a los canarios y resto de españoles, mientras Marruecos nos marca la agenda y aún no nos recibe, cuestión esencial, que debiera haberse hecho en febrero y no se dan explicaciones a todos los españoles... , cuando todo eso ocurre y tantas miles de cosas más, es que un problema muy serio ocurre en España y en nuestra democracia.

Por todo ello la fiesta democrática que en efecto supone una elección y en este caso la de Madrid, en esta ocasión adquiere valor esencial tanto para Madrid como para el conjunto de España.

Esto es así, y prueba  de ello es que votantes de todas las ideologías, excepcionalmente, pero preocupadisimos, desde la izquierda a la derecha saben de la trascendencia de Madrid para recuperar los valores de la democracia en España, y ya han anunciado muchas figuras representativas de entre todos ellos y en especial desde el pensamiento de izquierda, la importancia de tener que votar la coherencia, la sensatez, la prudencia, la rectitud, aunque sea de forma excepcional, pero ante una situación también excepcional, a quien ofrece la máxima garantía de todo ello, y que incluso por encima de siglas de partido ofrece la confianza, la honestidad y la verdad, para poder tornar con máxima garantía a los principios y valores esenciales de la democracia.

Hoy Madrid, ante la situación creada en España en estos casi tres últimos años, se convierte en el baluarte de la defensa de la Constitución, de la división de poderes, del Estado de derecho, de la libertad y de la democracia, por encima de partidos, pues los votantes van a expresar a través de las opciones que elijan en un altísimo porcentaje, no tanto su preferencia política de un partido u otro  -que también -, como buscar la vía por la cual el desafuero democrático tan peligroso que estamos viviendo, pueda virar de manera que muestre el clamor de la sociedad que a gritos pide volver al ejercicio democrático limpio y creíble, que se nos está arrebatando.

El propio presidente del Gobierno, voluntariamente, ha ido minando los valores de su propio partido, tan necesario en un correcto equilibrio en España, cuyas principales figuras y las más prestigiosas, hoy, gracias al cesarismo de quien no actúa democráticamente, no se reconocen en el, y esto es un enorme problema también para el sano ejercicio de la democracia y para el normal desenvolvimiento de todos los engranajes democráticos que han de ser compatibles con partidos que lógicamente vuelvan a la senda de los plenos valores democráticos, como así señalan todos los días sus principales figuras, y como es lógico, para ello, ser liderados por quienes si asumen plenas convicciones y ejercicio democrático.

Por tanto Madrid, se convierte en el camino seguro para recrear una ilusión colectiva que una distintas visiones ideológicas que comparten el objetivo común de la constitución, de la división de poderes, del Estado de derecho, de la libertad y de la democracia y que reabre un nuevo y legítimo impulso pensando en una España unida con nuevos objetivos irrenunciables y comprometidos entre todos de regeneración y de sano y sabio presente y futuro, en el pleno respeto a las diferencias  de cada uno, pero definitivamente en el irrenunciable compromiso en bien de España y de todos los españoles.

Todo ello, con Madrid al frente, es recuperar la senda de la democracia, volver a ser creíbles en Europa, trabajar por una democracia moderna y europea, y salvarla del totalitarismo rampante que en autonomías o en el Gobierno estamos sufriendo todos los españoles, de forma muy injusta pero también con derivas imposibles de admitir, como bien nos avisan ya de forma muy seria y muy preocupada en la Unión Europea.

Madrid es sano optimismo, ilusión y alegría. Madrid es también trabajo duro, seriedad, rigor, tenacidad y responsabilidad. Madrid es puerta de España, de Europa y del mundo. Madrid es la vuelta de España a la libertad, a la democracia y a la verdad, y ejemplo preclaro de una legítima aspiración de todos unidos, cualquier  idea, para perseguir siempre, solo, el supremo bien de todos los españoles.

Fdo: Amalio de Marichalar. Conde de Ripalda

 

 

 

 

 

 

 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: espana

Subsección: politica

Id propio: 49744

Id del padre: 148

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política