Sábado, 24 de Febrero de 2018
Buscar
Despejado
-3 °C
El tiempo en Soria

Junta de Castilla y León

El Día Internacional del Alzheimer pretende sensibilizar a la sociedad sobre esta enfermedad

La Junta resalta la importancia y la labor de las familias y de los cuidadores

El 21 de septiembre se conmemorará a nivel mundial el Día del Alzheimer, este año bajo el lema ‘Con C de cuidador’. Los consejeros de Sanidad, Antonio María Sáez, y de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, han participado en la presentación de este Día Mundial del Alzheimer por parte de la Federación Regional de Asociaciones de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Castilla y León, Afacayle, a través de su presidenta, Milagros Carvajal.

Ambos consejeros han trasladado su reconocimiento a la labor que realizan las asociaciones de familiares de Alzheimer, que desarrollan desde hace años un esfuerzo y trabajo continuado y que suponen un gran apoyo tanto a los enfermos como a sus familiares, a quienes informan, apoyan y atienden desde los primeros momento en los que hace su aparición la enfermedad.

Al mismo tiempo, han destacado, como dice el lema elegido este año, la importancia de los cuidadores como coprotagonistas de una enfermedad que afecta a unas 60.000 personas en Castilla y León.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades ha asegurado que, a la C de cuidadores, podría añadirse la C de compromiso con esta enfermedad, un compromiso que parte tanto de las familias y de las asociaciones de familiares como de la Junta de Castilla y León.

El compromiso de la Junta de Castilla y León con la atención a las personas que sufren esta enfermedad se concreta en un conjunto de actuaciones que constituyen una política integral, a la que en 2015 se han destinado 133,2 millones de euros y que abarca desde la prevención a la atención especializada en los centros de atención a las personas mayores.

García ha defendido que este compromiso que se asienta en un apoyo constante al amplio movimiento asociativo, en el trabajo por la prevención como elemento fundamental, en la implantación en los centros de un nuevo modelo de atención basado en la persona a través de las unidades de convivencia, en el refuerzo de los servicios destinados a las personas mayores dependientes para que puedan seguir en su domicilio y en la importancia de haber integrado la atención a la dependencia en el ámbito de los servicios sociales.

Compromiso 

En este sentido, García ha destacado que el apoyo al movimiento asociativo se tradujo en 2015 en tres millones de euros para contribuir a financiar las 800 plazas de estancias diurnas en los 22 centros de día que el movimiento asociativo mantiene para la atención a las personas con Alzheimer y la prevención como elemento fundamental en la atención a la enfermedad de Alzheimer que antes de finales de año tendrá otro hito importante con la aprobación de una estrategia regional que aborde la prevención de la dependencia y la promoción del envejecimiento activo, en la que se está trabajando en la actualidad y que tendrá en consideración especial a las personas afectadas por la Enfermedad de Alzheimer. 

La consejera se ha referido también a que otros de los aspectos significativos son la implantación de un nuevo modelo de atención en los centros, basado en las unidades de convivencia, que ha demostrado ser beneficioso para las personas mayores y los enfermos de Alzheimer, para los familiares y los trabajadores; o el refuerzo de los servicios destinados a las personas mayores dependientes para que puedan continuar en su propio domicilio, a través de los centros multiservicios y de la atención socio-sanitaria.

Precisamente, dentro del Acuerdo Marco de Cofinanciación de los Servicios Sociales se financian dos servicios a las corporaciones locales que suponen un apoyo para los cuidadores de personas dependientes que viven en su domicilio: por un lado el Servicio de Apoyo Familiar y Técnico a Personas en situación de Dependencia y/o Discapacidad (EPAP), que desarrolla programas de intervención social en el domicilio y el ámbito comunitario, con personas en situación de dependencia y/o discapacidad, así como con sus cuidadores y, por otro lado, el Servicio de formación de personas cuidadoras no profesionales, de personas con dependencia, dirigido a los cuidadores y cuidadoras no profesionales de personas dependientes.

Por último, García ha destacado la importancia de haber integrado la atención a la dependencia en el ámbito de los servicios sociales para que las personas puedan ser atendidas de la manera más adecuada y de la forma en la que lo deseen. Castilla y León ha llegado a una incorporación del 98,16 por ciento de las personas dependientes Grado I, lo que es de gran significación para las personas con Alzheimer por la importancia y efectos de actuar en los primeros estadios de la enfermedad; se han flexibilizado y existe la compatibilidad de las prestaciones para que la persona pueda recibir de manera simultánea  diferentes servicios como ayuda a domicilio, promoción de la autonomía personal, centro de día o de noche o asistencia personal, y también que la persona pueda recibir la prestación de cuidados en el entorno de manera compatible con otras ayudas para adquirir un servicio profesional.

Referente en investigación

Por su parte, el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, ha recordado que Castilla y León es un referente en la investigación de enfermedades neurodegenerativas.

El Instituto de Neurociencias de Castilla y León (INCYL), con sede en Salamanca, es un centro de investigación específico del sistema nervioso y aglutina la mayor parte de la investigación que se realiza en esta área en Castilla y León, formando parte de la red nacional de centros dedicados a la investigación de enfermedades neurodegenerativas, y, particularmente de la enfermedad de Alzheimer.

El banco de tejidos neurológicos, situado en el INCYL, respaldado activamente desde sus inicios tanto por la Consejería de Sanidad, facilitando equipamiento y dotación, como por las Universidad de Salamanca, favoreciendo la investigación en enfermedades neurodegenerativas, especialmente la enfermedad de Alzheimer, con el fin de mejorar su prevención.

En el Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL), siete grupos destinan su investigación al Área de Neurociencias, siendo la neurorreparación en la enfermedad del Alzheimer una de ellas.

Además, en el periodo comprendido entre los años 2009-2015, la Consejería de Sanidad ha financiado 16 proyectos de investigación relacionados directamente con el diagnóstico, prevención y tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, lo que ha supuesto un importe de 269.836 euros.

Además, Sáez ha destacado cómo desde la inclusión en 2008 en la Cartera de Servicios de Atención Primara la atención a las personas con demencia se han fortalecido las actividades asistenciales y ya se realiza desde este nivel el diagnóstico precoz de las demencias, la derivación al especialista para la confirmación diagnóstica y tratamiento, el seguimiento a largo plazo en coordinación con neurólogos, geriatras y psiquiatras así como la elaboración del plan de cuidados y la valoración del riesgo social. También se incluye el servicio de atención al cuidador familiar, en el que en 2015 estaban registrados 10.347 cuidadores.

Asimismo, se dispone de la Guía de Atención al Paciente con Demencia en Atención Primaria, que constituye un documento científico-técnico elaborado desde una perspectiva integral teniendo en cuenta la totalidad del proceso de atención.

Por otra parte, en 2011, se diseñó el Proceso compartido entre Atención Primaria y Atención Especializada para el abordaje de la demencia, y se ha adaptado en todas las áreas de salud el Programa de atención gerontopsiquiátrica, que pretende coordinar esfuerzos en torno al abordaje de las demencias y la depresión en las personas mayores.

Últimas fotogalerías

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política